Audio Meditación Marzo 2019 : La Sanación a través del sonido y la música

Cada existencia habida en este Universo (ya sea átomo, partícula de luz, planta, piedra, hidrógeno o polvo estelar) se mueve en un campo vibracional. Como una música cósmica. Cada vibración atómica lo hace en consonancia con otras, creando una partitura conjunta, creando una melodía al vibrar juntas.
Así como la vibración de una persona entra en consonancia con la de otra, juntas forman una música, una melodía cósmica.


Compartir:

Convocatoria Marzo 2019: La sanación a través del sonido y la música

Imagen relacionada 

La sanación de nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones está en nosotros mismos pero la humanidad perdió la conciencia de su potencial y necesita de agentes energéticos externos para recordar y reencontrarse con su poder sanador.
Las fuentes energéticas de que dispone nuestra Madre Tierra son incalculables. Algunas almas vibran en consonancia más con unas fuentes que con otras.
Piedras, aceites, flores, hierbas, árboles, los 4 elementos, los 5 sentidos, seres ascendidos, reiki, lugares o personas concretas con un alto nivel energético,… y un sinfín más de herramientas que tenemos a nuestra disposición para sanarnos a nosotros mismos, a la Humanidad y a nuestra Madre.

Todas son buenas, todas son útiles, cualquiera de ellas puede resonar en nuestro campo vibracional y potenciar nuestra conciencia y poder sanador.
De entre todas ellas, hay una que forma parte intrínseca de la Energía Cósmica del Universo, de la energía de todas las partículas y atómos que forman parte de nuestra existencia.
Esta fuente es la vibración energética.
Cada existencia habida en este Universo (ya sea átomo, partícula de luz, planta, piedra, hidrógeno o polvo estelar) se mueve en un campo vibracional. Como una música cósmica. Cada vibración atómica lo hace en consonancia con otras, creando una partitura conjunta, creando una melodía al vibrar juntas.
Así como la vibración de una persona entra en consonancia con la de otra, juntas forman una música, una melodía cósmica.
En el Universo el sonido no existe, ya que las ondas o vibraciones sonoras necesitan de un medio para propagarse (agua, aire, gas.. moléculas en general) y en el espacio no hay tal medio.
Qué es lo que nos llega entonces?. Ondas electromagnéticas. Cuando las partículas vibran y hacen vibrar a otras se crea un campo eléctrico (2 partículas de la misma carga eléctrica se repelen y de distinta se atraen). Y este campo eléctrico a su vez crea un campo magnético. La unión de ambos campos crea el movimiento oscilatorio e infinito de una onda.
Los humanos hemos creado máquinas complejas que transforman esas ondas electromágneticas en ondas sonoras y así podemos oír, en nuestro muy limitado espectro audible, que sonidos provienen del Cosmos.
La NASA registra los sonidos que provienen de nuestro sistema solar, galaxias y demás fenómenos.
Mientras, aquí en la Tierra disponemos de ondas electromagnéticas y ondas sonoras.
Todo comienza con una pequeña vibración.
Nuestra Madre, la Naturaleza, el Cosmos, nuestros Guías… todo, absolutamente todo vibra en una frecuencia que emite una vibración, campo eléctrico, campo magnético y sonido, un ritmo de vida.
Cuando una existencia se une o acerca a otra existencia que vibra en consonancia se crea una música vibracional cósmica.
Algunas de estas vibraciones melódicas pueden percibirse sutilmente por el oido humano y así surgen las creaciones musicales humanas, que no son más que consonancias de algo que ha vibrado armónicamente y que el ser humano ha percibido. Entiendo por armónico tanto las partículas que se unen como las que se distancian, creando también una vibración distinta.
Todo tiene su música, su sonido, su frecuencia vibratoria, porque nada en este Universo vibra en soledad. Por muy lejanas que estén 2 partículas, su vibracion, tanto como su luz, viajaran las distancias que sean necesarias para consonar la una con la otra.
La unión de 2 existencias es la mínima expresión de la unión en el cosmos y la más escasa.
Es decir, hay pocas cosas, pocas existencias en el Universo que solo estén formadas por 2 elementos que consonen entre sí.
Casi siempre, hay muchos, muchos más elementos que consuenan con 1 de esos dos y éstos a su vez, con otros dos y así infinitamente, formando una gran red, una gran sintonía cósmica.
La música cósmica más sutil es la que une las consonancias vibracionales que existen entre un sistema de planetas, estrellas y demás elementos de ese sistema.
De las músicas cósmicas con más fuerza son las que surgen de los agujeros negros.
De las músicas cósmicas con más belleza e infinidad de ritmos y harmonías son las que surgen de planetas como la Tierra. Nuestra Madre emite una música tan bella y perfecta que al tomar conciencia de ella y sentirla como forma parte de ti, sanas todas tus partículas.
La música cósmica más sagrada es la que consona entre una madre y su hijo, sea de la especie que sea.
La música cósmica que emite la red vibracional de una familia hace ampliar las auras, los colores y el electromagnetismo que hay a su alrededor.
Cuando un planeta, una estrella o una especie desaparece para transformarse en otra cosa, materia o energía, la última música cósmica que emite lleva consigo la vibración de toda su historia desde sus inicios, creando un destello, una última sintonía que llega a todos los confines del Universo. Todas las existencias así, percibimos de una manera u otra, el final de un proceso con respeto y amor, para dar la bienvenida a otro nuevo.
Así mismo ocurre, a menos escala, cuando un ser querido abandona su existencia física en la Tierra. Oye su música y la de todos los que le precedieron. Se consona con todas ellas y desintegra su materia para integrar todas las vibraciones de cada una de sus partículas en la única existencia que permanecerá, su luz, su alma.

Oír desde nuestra humanidad la música cósmica que emite cualquier existencia es díficil pero no imposible. El no tener conciencia de esa música no implica que no esté o no llegue a nosotros. Quizá no oigamos con los oídos humanos, pero nuestras células y átomos sí oyen y perciben toda la música cósmica que les rodea y les llega.

Conseguiremos hacernos conscientes de esa música dejando que sea nuestro cuerpo energético y nuestro cuerpo físico el que capte y responda a esas frecuencias.

Para sanar podemos llegar a profundos estados meditativos y de retiro y captar esa música cósmica que nos rodea a través del aparente silencio.
O bien podemos ayudarnos con las herramientas que nos ofrece nuestra Madre, en este caso, con la música humana creada por humanos, que como decía al principio, no es más que el resultado de que el humano ha captado música cósmica y crea vibraciones con instrumentos que consonan con esa música cósmica.

Así toda la música humana es sanadora. Solo tenemos que vibrar con ella y dejar que se integre en nosotros. Unas nos resonarán más que otras. Algunas entraran en consonancia vibracional más que otras.
La mayoría de objetos y seres que tenemos en nuestras vidas y nos aportan felicidad, paz y harmonía son existencias que vibran en consonancia con nosotros, por tanto tienen un efecto sanador (una mascota, una canción, un lugar, el objeto de un ser querido…). Tienen la cualidad y el potencial de hacernos vibrar alto, de recuperar nuestro sonido.
Igualmente, nos rodean existencias que nos bajan la vibración.
Aunque todos tenemos una única e irrepetible manera de vibrar nuestras partículas, tambien y al mismo tiempo somos capaces de ir cambiando nuestra vibración en función del entorno. Es cómo decir que siempre soy yo, pero al mismo tiempo mi yo va cambiando y tengo muchos yoes en función de muchas variables. Mi alma permanece eterna y es mi humanidad la que cambia.
Mi vibración cósmica es eterna y es la vibración de mi humanidad la que va cambiando.
Así podemos tener momentos vitales de vibración baja y podemos sanarnos con las herramientas, objetos o existencias de vibración alta cerca nuestro.
O podemos estar en un estado de tranquilidad y que un objeto o existencia baje nuestra vibración.
Todo lo que consuena con nosotros tiene un lazo, una cuerda que nos une a esa existencia eternamente, solo que algunos lazos serán más fuertes, más perceptibles e inmutables en el tiempo, en el espacio, sin importar el plano, la existencia o el Universo donde nos encontremos.
El lazo vibracional y la consonancia que nos une a nuestras madres humanas, Madre Tierra y Madres Cósmicas nunca se rompe y permanece fuerte y perceptible por siempre. No importa en qué ni donde nos reencarnemos, en qué plano existamos o en qué Universo nos desplazemos, ese lazo nos une a ellas por siempre.
Otros lazos, como las personas, seres o existencias que pasan por nuestras vidas, nuestros diferentes propósitos de vida en todas nuestras vidas, permanecen ahí pero el lazo es más débil y solemos olvidarlos. Su frecuencia sigue en nosotros de manera sutil.

La Humanidad ha perdido la conciencia de todos los lazos vibraciones que le unen al resto de la gran red. Todo funciona, todo sigue fluyendo conectado a la gran red y a la Fuente, independientemente de si somos conscientes o no.
Algunos nunca recordaran, otros lo harán en algunas de sus múltiples vidas humanas, otros no recuerdan si no que la ven, la perciben y están en constante conexión con ella en conciencia y en vida humana.
Cuando una vida humana recuerda su unión y toma conciencia de toda la vibración que recibe y la que emite y cómo la gran red le lleva a la Fuente, su vibración cambia. Recupera su conciencia de libertad y reconoce a las demás como tales. Su vibración sube tanto que sin quererlo ayuda a otras a despertar. La gran red se fortalece y recibe de manera más fuerte y clara la energía de la Fuente.

Así, como humanos y en este instante, tomemos conciencia de nuestra vibración y la de los demás, que nos atrae y nos separa de otros. Con qué consonamos y desconsonamos. Qué nos acerca y qué nos aleja de la Fuente.
Y podemos ayudarnos con las herramientas vibraciones que son tangibles y perceptibles para nosotros. Las ondas sonoras, la música humana. A través de ella nos llegarán con más facilidad el resto de vibraciones.

Utilicemos ese recurso inagotable e infinito que nos ofrece nuestra Madre Tierra.
Adelante.


Meditación

Siéntate o tumbáte en una postura cómoda.
Cierra los ojos.
Respira profundamente 3 veces.

Conexión canalizada por lo Guías de Agartam:
“Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.

Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo observo los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”

Comenzamos.
A continuación leeréis o escucharéis la historia canalizada que el Aracángel Sandalfón nos envía sobre el Origen del Cosmos. Visualiza la historia que te voy a contar.

"Existía el vacío, en el preorigen de todo. No es origen porque no había espacio ni tiempo. Solo el vacío. Pero no el vacío como concepto de nada, sino el vacío porque no existía nada de lo que ha existido, existe o existirá.

Era un vacío contenedor del Ser Uno, de la Gran Conciencia.
Aunque el vacío no era un lugar ni un espacio por lo que no contenía nada. Ni a Él ni a Ella, ni a Ello.
Existía como potencial de existencia. Como un : puedo llegar a ser, soy la nada que contiene el todo lo posible, no puedo ser nada ni contener nada porque estaría limitando la futura creación. Debo partir de la nada.
En ese vacío, el Ser Uno, existía en ese vacío que llenaba Él mismo.
Desconozco lo que hubo antes del vacío y el Ser Uno y por qué decidió empezar a crear y si su Conciencia era consciente de lo que ocurriría después y en que se transformaría el Vacío.
Como vosotros, nuestra comprensión y nuestro conocimiento sobre el Cosmos tiene límites y el Creador a veces es incomprensible para nosotros.

Desconozco si el Vacío existía como entidad a la par que el Creador, o era una propiedad consecuente con su existencia.

Comenzó el instante.
La vibración de la primera partícula nació del movimiento creador que dio el Ser Uno, la Gran Conciencia. Esa partícula vibró y consonó perfectamente con su Creador, creando un lazo atemporal. La primera partícula fue la primera expresión de entidad dentro del vacío, convirtiéndose en una partícula con un potencial de existencia infinito. Y por eso partió de la expresión más simple y la composición más sutil que pudiera existir. Y así, comenzó el espacio, pues la partícula delimitaba su diferencia entre ella y lo demás.
La simpleza y lo sutil existiendo en el primer instante y en el primer espacio al mismo tiempo que su movimiento. Pues existencia y movimiento son inseparables.
Creador y partícula vibraron en el único movimiento energético posible y existente, el Amor. Y cada vibración con su campo eléctrico, magnético y sonoro, único e irrepetible.
Y la curiosidad hizo que creara más partículas. Y todas vibraban en consonancia con su Creador, pero no entre sí.
Se creó una gran red individual de partículas unidas a un centro pero inestables, pues su existencia vibracional dependía de su Creador.

Consciente de esta soledad cósmica, donde Él mismo estaba unido a un sinfín de partículas sin conciencia propia y por tanto sin conciencia de la que tenían a su lado, el Creador decidió dejar de crear y se dio cuenta de que tenía que cambiar su propia existencia, su frecuencia vibratoria para que esas partículas cambiaran.
Y cambió. Emitió una frecuencia que cada partícula detectó como el nacimiento de su propia existencia independiente y libre. El lazo continuaba existiendo pero vibraba en una frecuencia donde imposibilitaba la dependencia y la mirada única hacia su Creador.
Inmediatamente percibieron todo a su alrededor y la consonancia y desconsonancia que se produjo en aquel momento fue el Inicio del Todo. Y la unión de consonancias creó infinitas músicas cósmicas.
Millones y millones de partículas decidiendo por sí mismas en función de su frecuencia a que otras partículas se unían y de cuáles otras se separaban.
El destello de luz, la creación de la energía y la materia alcanzó los límites de su Creador y fue más allá.
La Creación se expandió de sí misma y el Origen dejó de existir porque la expansión creadora ya era el Origen en sí.
Infinita materia y energía que hizo de nuevo cambiar la frecuencia vibratoria de su Creador.
Algunas partículas recordaron por siempre su origen. Otras lo olvidaron, pero el lazo nunca se rompió.
El Creador no hizo nada más, mas que tomar conciencia de que el origen de esa creación había sido Él pero depués, la propia Creación había sobrepasado al Creador mismo. Por tanto, no le quedó mas que observar desde el amor y el respeto por una existencia que se había creado por sí misma al dotarla de libertad y al abandonar la dependencia hacia la Fuente.
La masa de energía y materia se fue expandiendo y creando por sí misma con la compañía y la luz de la Conciencia.
Una masa compuesta por infinitas partículas conscientes de sí mismas y de su alrededor.
Y la Conciencia dejó hacer, dejó existir, dejó decidir y dejó de crear, ya que no era necesario.
Cada música cósmica nueva llegaba al Creador y éste tomaba conciencia de cada nueva existencia. Y le enviaba luz y más vibración de libertad.
Algunas existencias cósmicas se crearon desde el azar y la aparente casualidad al consonar partículas que perdían la conciencia de estar creando. Otras existencias nacieron desde la conciencia de partículas.
Yo soy, yo consueno contigo y con la gran red. Yo soy libre. Yo soy una existencia creadora. Yo creo existencias desde mi conciencia y mi libertad para decidir.
Yo actúo desde mi unión a la fuente pero independientemente de ella. Y la acción me hace ser creadora.
Y así la Energía unida a la Materia en plena expansión era una unión perfecta ya que todas las frecuencias vibratorias que la componían provenían de la Fuente y de la Gran Energía, del Ser Uno, del Amor.
No existía la duda, ni la confusión de si una partícula debía ser otra o existir de otra manera diferente a cómo lo hacía. Todo era perfecto porque provenía de la Fuente y aunque las creaciones de las creaciones ya no provenían de la fuente directamente, eran igual de perfectas.
La belleza expansiva de la Creación maravillaba a su Creador y observaba como la libertad por el sendero del amor hacia al Infinito posible. Todo el potencial de la existencia, de la Creación y de su creador por un pequeño cambio vibratorio.
La libertad produjo diversidad.
La belleza del proceso nunca tuvo fin, ni nunca lo tendrá.
Cada nueva creación que se sigue produciendo (ya sea el nacimiento de un bebé o llevar a la acción una idea que mejore la vida de las personas) es más bella que la anterior. Y todas vibran en una frecuencia, en una música cósmica irrepetible y única.
Es como si el nacimiento de cada creación trajera consigo una partitura única y a lo largo de su existencia, esa partitura no perdiera su esencia pero fuera cambiando y mejorando la melodía.
Vibramos en sintonía al ver a nuestro hijo nacer, escuchamos su música cósmica.
Vibramos en sintonía con el trabajo que escogemos y bailamos su música.
Aunque por supuesto, siempre tenemos libertad de elección y muchas veces esa vibración se pierde o se altera.
Vibramos en sintonía con las personas que comparten nuestras vidas.
Vibramos en sintonía con nuestra misión de vida, porque todos, sin excepción la estamos cumpliendo, siendo conscientes o no.
Y todos creamos, contribuimos a la expansión que inició el Creador. Y al crear, componemos nuevas partituras y nuevas músicas cósmicas.
Al crear, unimos libremente partículas, consonamos vibraciones y nuevas músicas.
Muy poco nos diferenciamos del Creador. Apenas pequeños detalles nos hacen creer que Él en un ser supremo y superior a nosotros. Él es el Origen y la como Gran Conciencia, conoce de todas las creaciones. Nosotros somos sus hijos, independientes y libres y olvidamos nuestra Conciencia y la consciencia de donde venimos, quienes somos y cómo estamos conectados a una gran red creadora y expansiva. Olvidamos el potencial y el Ser Creador que somos.
El Gran Creador comprende que la humanidad nos "limita y nos autodestruye" es igual de perfecta que la parte más bella. La ama y respeta por igual. Pero vosotros no lo hacéis.

La frecuencia vibratoria, la música cósmica crece a la par que la creación o la evolución. No tiene fin. A cada nueva vibración, nuevas consonancias y nuevas creaciones, nuevas desconsonancias y transformaciones.
La música cósmica es el libro de la historia del Cosmos.
Siente cualquier creación tuya, porque tras de sí contiene toda la historia de la Existencia.
Siente la música cósmica de la Madre Tierra.
Siente la frecuencia vibratoria de tu madre, su sonido.
Tu consonancia con ellas, nunca se perderá.

Podéis sanar ese concepto de imperfectos que tenéis volviendo al Origen, a la vibración inicial. Recuperando las partituras de la música cósmica de vuestras creaciones.
Escucha y siente.
Escucha y siente."

Agudiza tus sentidos, observa con tu tercer ojo, siente las moléculas de aire que llegan a tu nariz y a tu boca, siente en tu aura las vibraciones que llegan y se desprenden de ti. Y escucha.
Escucha desde tu corazón y tu alma, no desde tu oido humano.
Escucha el vacío que te rodea y el vacío que contiene todo tu potencial.
El vacío no es la nada, sino lo que permite el potencial que tendrá tu creación y tu propia existencia.
Percibe ese vacío. Ese potencial. Te rodea por completo.
Aparentemente en silencio.
Escucha ese vacío sintiendo tu potencial, sintiendo que ese vacío es la infinidad de lo que podrías llegar a ser, de las infinitas creaciones que traerás a esta existencia.
Escucha el vacío.
Solo desde el silencio captaras las ondas de la música cósmica de tus creaciones.
Incluso la música de cuando tu fuiste creado. La partitura de tu nacimiento.
Deja que lleguen a ti su ondas.
..
Llegan a través del vacío.
Deja SER al Vacío y llegaran a ti.
Escucha y siente.
Está bien si sientes algo parecido a una música humana, o un ritmo, o solo vibraciones. O si estas viendo algo.
Tu mente esta utilizando metáforas y símbolos a algo que no comprende porque no ha experimentado conscientemente. Permítele.
Escucha, siente el silencio, el vacío y llegará a ti.
Llega a ti.
La música cósmica de cuando fuiste creado, la música cósmica de tus creaciones, llega con una vibración a todas las células de tu cuerpo que comienzan a vibrar en consonancia y a sanarse.
La música cósmica trae una vibración que viene directamente de la Fuente y por tanto su potencial sanador es rápido y efectivo.
Siente como la vibración de la música cósmica se acopla a tu vibración vital.
Ambas en consonancia.
Sanas.
Es posible que estés sanando diferentes partes de ti, pero la vibración llega, la sanación llega.
Siente como esa vibración, esa música pura que has creado y que está unida al Cosmos te rodea y eleva tu luz, energía blanca y brillante.
Oigo mi origen, oigo el origen de mis creaciones.
Siento la música del cosmos en mi.
Siento la música cósmica que mis padres crearon para mi.
La registro y la recuerdo.
Es sanadora para mi, porque mi origen es luz.
Porque el origen de todo lo que creo en realidad me lleva a mi origen, en realidad lleva la música de mi origen.
Gracias Madre, gracias Padre.
Gracias Cosmos.
Gracias Gran Padre y Gran Madre.
Mi música es perfecta, mi vibración es perfecta.
Respira…
Respira vibracion…
Respira las ondas, la frecuencia…
Respira los lazos que te unen al Cosmos…
Registra y recuerda.
El Arcángel Sandalfón y los Guías te ayudan.
Gracias.
Respira…
Toda esa vibración queda en ti y remueve todo tu ser.
Toda esa vibración está en tu consciencia y poco a poco vuelves a ella.
Al momento presente.
Y poco a poco tomas conciencia de la vibración que despierta tu piel.
Toca tus dedos, toca tus manos, toca tu cara…
A cada roce piel con piel aún más penetra la vibración de la música cósmica en ti.
Masajea tu cuerpo.
Tu cuerpo perfecto y tu vibración perfecta.
Respira y recupera movilidad.
Respira y recupera el presente.
Estás aquí.
Mensaje del Arcángel Sandalfón para ti:
Gracias ser maravilloso que eres.
Gracias por tu amor y tu entrega a esta humanidad y a este Cosmos.
Gracias por la luz que aportas cada día.
Te amamos desde el infinito y hasta el infinito y recibimos tu amor por igual.
Gracias por las semillas de evolución que nos regalas cada día.
Gracias por la música hermosa que creas cada día.
Gracias humano, gracias maravillosa semilla de luz.
Gracias.

Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Gracias, gracias, gracias.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 22 de marzo a las 18 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.

Contacto:
Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/







Compartir:

Audio Meditación Febrero del 2019 : Seres Creadores


En general, en nuestro día a día funcionamos creyendo que la realiad que está a nuestro alrededor es algo externo que funciona y cambia de manera independiente y nosotros nos vamos adaptando a ella. Paradójicamente esto debería darnos una sensación de que, como lo que cambia es lo de fuera, no tenemos el control de las cosas y por tanto dejamos que suceda. Pero ocurre todo lo contrario. Invertimos todos nuestros mayores esfuerzos en controlar algo que creemos que sucede independientemente a nosotros y cuando no podemos lograrlo, sentimos una gran insatisfacción y frustración.

Intentamos controlarlo todo, todo el día. Incluso a nosotros mismos.
Y con la creencia de que la realidad externa se crea por sí misma y nosotros lo que podemos hacer es intentar controlar, modificar, cambiar y eliminar esas creaciones a nuestro beneficio, nos creamos frustración e intentamos conseguir las cosas de manera indiviudal. Esto es una creencia y funcionamos dándole forma y razón.
Por supuesto, por mucho que queramos creer eso, solo lograremos actuar en función de nuestra creencia pero lo cierto es que, queramos o no, somos seres de luz, conectados a todo lo que nos rodea y que nuestra luz, nuestra energía,  es Creación, Universo y Colaboración sin excepción alguna.
Así que, como decía aquella película, vivimos en una Matrix, que no son más que nuestras propias creencias que nos limitan y nos encierran en realidades adaptadas y creadas para que esa creencia se convierta en un dogma.
¿Por qué entregamos a una creencia nuestro mayor tesoro?. Por qué entregamos a una creencia nuestro Poder Creador?. Solo hay una fuerza en el Universo capaz de cegarnos al verdadero dogma (éste es que la evolución nunca para, nunca deja de existir, nunca se detiene, siempre esta sucediendo, por mucho que creamos lo contrario). Y esa fuerza energética que nos ciega es el Miedo.


Compartir:

Convocatoria Febrero 2019: Seres Creadores


Imagen relacionada
En general, en nuestro día a día funcionamos creyendo que la realiad que está a nuestro alrededor es algo externo que funciona y cambia de manera independiente y nosotros nos vamos adaptando a ella. Paradójicamente esto debería darnos una sensación de que, como lo que cambia es lo de fuera, no tenemos el control de las cosas y por tanto dejamos que suceda. Pero ocurre todo lo contrario. Invertimos todos nuestros mayores esfuerzos en controlar algo que creemos que sucede independientemente a nosotros y cuando no podemos lograrlo, sentimos una gran insatisfacción y frustración.
Intentamos controlarlo todo, todo el día. Incluso a nosotros mismos.
Y con la creencia de que la realidad externa se crea por sí misma y nosotros lo que podemos hacer es intentar controlar, modificar, cambiar y eliminar esas creaciones a nuestro beneficio, nos creamos frustración e intentamos conseguir las cosas de manera indiviudal. Esto es una creencia y funcionamos dándole forma y razón.
Por supuesto, por mucho que queramos creer eso, solo lograremos actuar en función de nuestra creencia pero lo cierto es que, queramos o no, somos seres de luz, conectados a todo lo que nos rodea y que nuestra luz, nuestra energía,  es Creación, Universo y Colaboración sin excepción alguna.
Así que, como decía aquella película, vivimos en una Matrix, que no son más que nuestras propias creencias que nos limitan y nos encierran en realidades adaptadas y creadas para que esa creencia se convierta en un dogma.
¿Por qué entregamos a una creencia nuestro mayor tesoro?. Por qué entregamos a una creencia nuestro Poder Creador?. Solo hay una fuerza en el Universo capaz de cegarnos al verdadero dogma (éste es que la evolución nunca para, nunca deja de existir, nunca se detiene, siempre esta sucediendo, por mucho que creamos lo contrario). Y esa fuerza energética que nos ciega es el Miedo.
El Miedo no detiene, ni bloquea nada. Por muy grande que nos parezca, nunca detiene la evolución y la creación, pues incluso Él es el que contiene una gran llave, un acceso directo a escalones evolutivos infinitos y eternos.
A ojos humanos el Miedo, es una sensación, idea, emoción que surge en nosotros en consecuencia o por culpa de algo externo a nosotros.
El Miedo evolutivo ha sido una reacción química y emocional útil en la evolución del ser humano. Sin él, probablemente nos habríamos extinguido. Gracias al Miedo, el hombre ha aprendido qué sucesos debían enfrentarse y por consecuencia poner en práctica todas las técnicas y habilidades necesarias para superarlo y qué sucesos debían evitarse porque en esos momentos no había recursos, técnicas o habilidades para enfrentarlos.
El miedo involutivo, es el miedo que, tras pasar la amenaza (fuera real o no), sigue ahí en nuestra mente, cuerpo y frecuencia energética, condicionando nuestra vida en función de ese quiste implantado de manera perpetua.
A ojos cósmicos el miedo es una fuerza exclusivamente humana y crea un sorprendente suceso:  a partir de la densidad, surge o puede surgir la apertura de maravillosos portales y dimensiones llenas de luz.
En el Cosmos, el Miedo no existe. Nuestros hermanos y compañeros de Luz, que nos ayudan y nos observan no han experimentado el Miedo y lo observan de manera curiosa y atenta.
Nos dicen que el Miedo es una fuerza energética creadora sin límites. Otra cosa es que, a ojos humanos, hay creaciones que desde el miedo destruyen, otras bloquean…
En otras especies estelares, la simple reacción química espontánea que surge de una amenaza externa, es suficiente para valorar si enfrentarse o huir. Una vez pasada la amenaza, el organismo no necesita seguir malgastando recursos y la química de este proceso se detiene de inmediato.


¿Podríamos decir que somos mucho más creadores cuando partimos de un momento de densidad que cuando lo hacemos desde la estabilidad y la paz?.
Se trata de movimientos energéticos.
Cuando se moviliza una gran cantidad de energía y materia desde la densidad (por ejemplo, instaurar la idea-creencia que proviene del miedo, los procesos transformadores y cradores necesitaran mucha más energía para iniciarse pero el cambio será mucho mayor).
Llega un momento en que energía y materia densa colapsará en un punto crítico donde la evolución y la transformación se abren paso sin excepción y la densidad no puede sostenerse más. La luz se abre paso, la transformación se abre paso.
Así funciona el Cosmos y formamos parte de Él. Somos Él, por tanto las leyes son las mismas.
Observa el proceso de la vida de una estrella. Cuando alcanza el final de sus días como tal, se densifica de tal forma que llegado a un punto critico se colapsa y debe liberar toda esa materia y energía que se ha ido densificando durante muchos millones de años. Al liberarse se transforma en otra cosa.
Nosotros somos hermanos de esas estrellas y nuestra materia y nuestra energía funcionan exactamente igual, tanto de manera individual como de manera colectiva.

Por supuesto, desde la aparente estabilidad, ya que siempre estamos en constante cambio, y desde un equilibrio y una paz de existencia, también podemos crear, transformar y evolucionar realidades pero ese cambio será diferente. Implica menos movilización energética. El cambio será percibido a menor escala, y la transformación será más paulatina, mas silenciosa.
Sería algo así como comparar qué proceso transformador se produce durante y después de una guerra, por ejemplo. O bien, cuál es ese proceso cuando un humano de alta vibración, como por ejemplo Gandhi, esparce sus semillas de transformación desde la paz y el equilibrio.
Son 2 procesos que implican energías totalmente diferentes y por consecuencia el cambio tambien lo es.

¿Cual es el mejor?. Ninguno y ambos.
Probablemente estás inmerso en ambos. Te afectan los miedos que se instauran en esta sociedad e intentas cambiar ciertas cosas y por  otro lado vives tus propios procesos personales que al acercarte a la luz, compartes con los demás. Algunas personas resonarán contigo y se unirán a tu cambio energético. Otras no.
Desde luego que la frecuencia energética de la tranformación ya instaurada no será la misma si proviene de un conflicto como una guerra, o si proviene de un cambio ideológico o de paradigma, como el Renacimiento durante los siglos XV y XVI.

En realidad pocos sucesos ocurren de manera aislada. Todo esta ligado y relacionado y una tranformación producida por un momento de alta vibración siempre trae resquicios de otra transformación llegada dede la densidad. Y a la inversa. Ying y Yang.
Todo esta bien. Todo sucede por un motivo. Todo nos conduce a la luz. Todo contiene un potencial para nuestro aprendizaje. Todo se entrelaza.
¿Qué puedes hacer tú?.
Vívelos desde la conciencia. Eres un ser consciente de este momento presente. Ser consciente implica ser crítico y revisar creencias y patrones. Puede que consigas hacer algo efectivo por cambiar las cosas. Pero no te preocupes. Tu ser consciente ya provoca cambios.
La idea de que sin el cambio de conciencia no hay evolución humana no es posible. Todo contribuye a la evolución. Todo. Y por mucho que percibamos un retroceso o un estancamiento, es solo eso, una percepción. Solo son los ojos humanos que valoran un suceso como destructivo o creador de sufrimiento.
Así que, aunque te sentaras y no hicieras nada, seguirías evolucionando y la Humanidad también. Tu pasividad contribuiría al cambio, solo que no te darías cuenta.
Por supuesto, la pasividad no mueve demasiada energía, así que seguirías percibiendo de vuelta, exactamente lo mismo. Poca energía.
Cuando actúas, mueves y siempre hay un movimiento de ida y otro de vuelta. El universo siempre te informa de hacia donde se dirigen tus movimientos energéticos y qué sucede a la vuelta, qué recibes. Siempre hay señales e indicadores. Siempre.

 Mensaje Arcturiano:
"Hermanos, la mente humana es creación, e imaginación pura. De manera que es capaz de seguir manteniendo la química del Miedo activa por largos periodos de tiempo. La mente es capaz de crear una realidad, una creencia que siga forzando ese proceso bioquímico que, a su vez, refuerza la creencia y así sucesivamente.


No es comprensible a ojos del Universo, pero el poder creador del Hombre es tan similar al de Dios que todo es posible.


Nosotros admiramos como en un proceso tan denso donde el miedo es el mayor arma que creen utilizar algunos para detener la evolución humana, surgen hermanos humanos de luz dispuestos a derrumbar creencias, atravesar miedos o simplemente a mirarlos cara a cara.


La evolución no se detiene jamás y mientras más esfuerzos se invierten en crear un miedo mayor, más grande será la evolución al superarlo y mayor será la luz que emita al Universo.


Los humanos de baja vibración que utilizan el miedo como arma, en el fondo, desconocen que están abocando a la humanidad a un salto mayor en su escala evolutiva.


Por supuesto siempre habrán humanos que se sentirán seguros escuchando los argumentos de ese miedo y comportándose de manera que siga afirmándolo.


Pero no así, en los millones de humanos que están preparados y dispuestos a favorecer la evolución colectiva.


Un humano de alta vibración no esquivará esos miedos individuales o culturales para evolucionar porque sencillamente no lo conseguirá.


Un humano de alta vibración cuestionará todo lo que le rodea y desmoronará sus creencias y sus maneras de pensar y actuar. Para comprender los miedos enquistados en su sociedad, en su cultura, primero ha de estar dispuesto a revisar los suyos propios. Sólo comprender sus propios miedos le hará ver como están siguiendo patrones culturales y colectivos.


Así, como humano, puedes actuar pasivamente flotando en las ondas de la densidad de los miedos que crean algunos para que no te muevas de tu zona segura.


Pero también puedes detenerte, observarte y sentirte acompañado para revisar todas tus creencias y tus miedos. Abrirles paso, darles espacio y tiempo para sentirlos y comprender como tu humanidad integra esos miedos.


Luego, aunque creas que actúas de manera individual, al superarlos, vibras tan alto que ya estas ayudando al cambio. Si decides unirte a otros que han pasado lo mismo, creareis nuevas realidades colectivas que contribuirán al cambio.


Nosotros os damos luz, información cósmica para abrir nuevos portales, para como hacer crecer vuestra humanidad.


Por tanto, el Miedo esconde  una gran Fuerza Creativa y Transformadora.

La acción es el paso humano más creador y transformador. La mente crea la idea pero es la acción la que CREA.
Miles de ideas y proyectos en tu mente a lo largo de tu vida, descartados por tiempo, dedicación o simplemente por miedo a lo que pueda ocurrir al arriesgarse.
Las ideas, por sí solas, emiten frecuencias que captan otras personas que vibran en consonancia y se encuentran en el momento para llevarlas a la acción. Nada pasa desapercibido en este Universo. Nada.
Cuando una idea en tu mente, se acompaña de una fuerte emoción, el alma vibra, el alma habla y si aquietas y tomas conciencia de tu mente, puedes oírla. Te da los pasos para llevarla a la acción.
Ha llegado el momento de la creación.
Ha llegado el momento donde a partir de una reacciones neuroquímicas en tus neuronas, toman forma para materializarse en tu realidad y en la de muchas personas.
El proceso creativo puede ser más sencillo o más complejo, pero al estar escuchando tu alma, disfrutas. Vives. El fluir y la alegría se abren paso al crear algo que no existía. Cualquier creación es nueva en este Universo. Nada se repite. Nada es igual.
La frecuencia energética del momento creador es tan alta que la luz que emite puede verse desde muchos puntos del Universo.
No podéis comprender que vuestra energia creadora proviene del Ser Uno. Sois creaciones del Gran Creador, de la Gran  Creadora y eso os hace Dioses también.
Nosotros os acompañamos en todos los procesos, pero cuando estáis creando, siempre ofrecemos luz, siempre vibramos en la sintonía de ese momento. Acoplamos frecuencias.
Observa todo lo que te rodea, material o energético. Todo, son creaciones humanas tuyas y de otros. Gracias por toda esta maravilla Hermanos y Hermanas.
Nada desaparece, nada pasa desapercibido. Así que, aunque guardaras esa creación en un cajón y la olvidaras, su existencia ya ha cambiado realidades. Solo que quizá tú no percibas esos cambios o lleguen cuando tu ya no estés en la Tierra.
Crea y expande.
Crea y comparte. Desde el amor y respeto.
Respeta tu ego, siendo consciente de él, le permitirás ser y se disolverá en lo que realmente es, un sinsentido, otra creación más basada en una serie de creencias. Todo esta bien.
Respeta tus inseguridades, tus bloqueos, permítelos ser y se disolverán igualmente.
Respeta tu humanidad, de igual manera que tu densidad y tu alta vibracion. Todas son tú, todas son parte de tu existencia.
No tengas prisa. El tiempo es subjetivo y puede cambiarse. Durante un proceso creativo el tiempo se dilata. Nosotros os ayudamos.
Crea desde la conciencia.
Observa tus ideas.
Escucha tu alma.
Dale accion a tus manos.
Benditas manos, ojos, piel y demás partes del cuerpo creadoras de la acción.
Dar a luz, materializando tu propia energía en producciones que facilitan y mejoran la vida de muchas personas.
Gracias por ser los seres creadores más activos del Universo.
Gracias, gracias, gracias. "


Meditación
(necesitaremos tener a mano un bolígrafo y un papel)

 
Respira profundamente inhalandola misma cantidad de aire que exhalas.
Coges aire…. Exhalas la misma cantidad que entró en tus pulmones.
Sigue tu ritmo natural.
Estás tomando conciencia de tu respiración.
Conexión canalizada por lo Guías de Agartam:
“Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.

Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo observo los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”

Respira...
...
Ahora te voy a pedir que integres el ritmo de esta música y lo hagas tuyo, en tu cuerpo.
De manera que la respiración se acompase al ritmo según tú lo sientas.

Si quieres puedes utilizar este mantra "Sat Nam" que significa:  SAT Verdad y NAM= Nombre identidad.  Yo invoco a la Identidad de mi personalidad verdadera, en la vida cotidiana. Usarlo, te aclarara la mente y orientará tus acciones.
...
Sat… Nam..
...
Sat... Nam...
...
Sat... Nam...
...
Mientras integras la respiración al ritmo de la música, imagina que también lo hace tu corazón, tu tensión arterial, tus conexiones nerviosas…
También tu energia, tu aura se expande y se contrae al ritmo.
Sat…Nam...
Tienes libertad para imaginar y llevar tu mente donde quieras al ritmo de esta música.

...
Estés donde estés, imagina que tu cuerpo fusionado en materia y energia con el Sat Nam toma una forma material o energética y la utiliza para desplazarse a otro lugar.
Te conviertes en otro Ser, en otra existencia que tiene un movimiento diferente para desplazarse que al humano.
Obsérvate.
Vuela, repta, flota, ondea, resbala, camina, corre… tú decides.
Respeta la forma de tu cuerpo material o energético para desplazarte.
A cada minuto que pasa, más sientes ese nuevo cuerpo en ti. Olvidando tus limitaciones humanas.
Obsérvalo, tócalo, siéntelo.
...
Sat…Nam..
Comienzas a notar las sensaciones físicas y energéticas de tu nuevo Ser.
Sientes cómo percibe diferente. Ve, oye, huele, saborea y su tacto es diferente.
Experimenta cada uno de ellos en tu nueva existencia.
...
Quizá ya no tengas unas manos con las que coger objetos pero tengas patas o alas para correr largas distancias.
Quizá ya no veas los colores a tu alrededor, pero puedas ver la energía de cualquier ser vivo o inerte.
Quizá ya no puedas hablar, pero no te haga falta porque eres capaz de oir y emitir unas ondas que tu cerebro puede interpretar para comprender tu entorno.
Quizá ya no oigas mis palabras porque solo recibas el mensaje que la energía de nuestra Madre Tierra nos envía.
Quizá ya no te haga falta tocar nada porque percibes cada cambio energético en cada célula de tu nueva piel.
Disfruta de tu nueva existencia.
Has escogido libremente tu nueva existencia.
La has creado desde tu libertad de imaginar.
Tu nuevo ser se desplaza hacia su entorno, su ecosistema propio y se rodea de sus semejantes y de otras existencias que comparten el tiempo y el espacio.
Observa su existencia.
Observa la realidad que ha creado y han creado entre todos, diferente o parecida a la nuestra.
Todos los seres existentes en este Universo son inteligentes. Todos sin excepción. La inteligencia se define por la adpatación al medio.
Por tanto da igual que seas una existencia capaz de construir maquinas que viajan en el tiempo o una que tenga el mayor nivel de perfección en cavar túneles, construir nidos o predecir el futuro. Es indiferente. Todos son inteligentes y creadores de su propio entorno, de su propia realidad y en ocasiones incluso pueden dar el salto para otras realidades.
Por tanto, observa tu nueva existencia y realidad desde la visión del amor y el respeto y desde la verdad de que el Cosmos y la Gran Conciencia crea inteligencia desde la inteligencia.
..
Todo es perfecto entonces.
La existencia que estás siendo en estos momentos.
La existencia que serás cuando regreses.
Nunca será la misma, pues tú creas y transformas.
Ahora intégrate en tu nueva existencia y en su forma de vivir (su entorno, sus iguales, los que no lo son…).
Respira aire de aquí y lo sueltas allí.
..
Respira aire de tu nuevo hogar y lo sueltas aquí.
Y en tu integración, reconoces a alguien, otra existencia que te resulta familiar.
Contacta con él, ella o ellos. Háblale. Te habla. De la manera en que os comuniquéis.
Escucha e integra el mensaje que tiene para ti.
...
Escucha todo lo que tiene que decirte.

Ese mensaje proviene de tu propio Yo. Tu Yo manifestándose en otra forma.
Recuerda las palabras para después escribirlas.

Y ahora disfruta de tu hogar, tu existencia, tus iguales.
...
Vívelo plenamente.
...
Al integrar el mensaje que has recibido y esa nueva forma de existencia, cuando regreses traerás algo que podrás materializar en tu vida humana. Crearás algo de esa vida que has experimentado en esta meditación.
Crearás algo de otra vida, en esta vida. No importa de donde proviene esa vida. Ahora esta en tu mente y es una idea, un concepto, una metáfora de lo que en realidad eres. Una metáfora de tu potencial, de tus pensamientos y acciones bajo el prisma de la libertad para expresarlos, bajo el prisma de que fueses lo que fueses, eligieses lo que eligieses, seas los que seas ahora eres perfecto. Eres, fuiste y serás un ser creador de tu realidad.
Respeta al ser que imaginaste durante la meditación e intégralo como parte de ti.
Una acción por pequeña que sea, un gesto se manifestará en expresión de esa otra existencia.
...
Recuerdos de tu vida humana regresan a tu mente, a tu corazón, tu familia, esta maravillosa Tierra que tienes por Madre, ese maravilloso cuerpo humano que te hace disfrutar de ella, tu corazón y tu alma, perfectos y en sintonía con tu humanidad y con tus otras vidas. Todos ellos eres Tú.
...
Y con ese tirón hacia el presente, regresas a tu vida humana y vuelves a sentir tu cuerpo y tus sensaciones humanas. Tu mente y tu corazón humano. Maravillosos.
...
Siente su perfección y su regalo.
...
Siente por qué estás aquí.
...
Respira...
...
Obsérvate...
...
Gracias vida humana, gracias Madre Tierra, gracias Universo.
...
Respira...
...
Y poco a poco, empiezas a recueprar tu movilidad y aunque te sientas algo pesado, escribe o dibuja el mensaje, el viaje o lo que hayas sentido o vivido durante el viaje a tu otra existencia.
...
Su semilla quedó en ti para siempre y podrás materializar algo que tragiste de allí.
...
Respira y dale alas a tus manos.
...
Benditas manos...
...
Gracias, gracias, gracias.


Mensaje de mi hermana estelar Katyaann, ser de Orión:

"Vuestro lenguaje limita la expresión de mi mensaje. Limita la expresión de la belleza que tu alma es capaz de fundir con todas las existencias que ha albergado.
Busca tu diosa interior. Todos la tenemos. La creadora de vida, de materia y energía. La Madre, la gran Nebulosa que todo lo dilata y todo lo contrae con la única manera que hay de existir, que es siendo perfectos. No hay otra manera.
No importa que no recuerdes todas tus existencias, ellas te recuerdan a ti, están en ti y se manifiestan continuamente de una manera u otra, dejando huella, creando realidad en ésta que has elegido ahora.
Si fuiste delfin, insecto o un ser de frecuencia multidimensional es indiferente a ojos de la creación. Todos están en ti, con su fuerza creadora, con su contribución a la evolución.
Puedes integrarlos todos de manera consciente.
Puedes llamar al Gran Padre que toma tu mano para llevar a la acción el poder de la Diosa Creadora.
Madre y Padre. Creación y Acción en uno. Conciencia y Mente en equilibrio.
Yo soy tu Hermana Estelar, Hermana de Galaxia de todos.
Acompaño procesos creadores.
Cuando entras en un proceso creador aflora tu energía más pura del Cosmos, pues Él es esencialmente Creación.
Cuando transformas tu realidad creando algo nuevo brilla infinitamente tu conexión con el Ser. Uno, gran Creador, Gran Conciencia.
No importa que no creas o no seas consciente de los lazos que se crean y los que se fortalecen cuando potencias tu ser creador. Tu creación no solo cambia tu realidad, lo cambia todo, nos llega a todos. Desde un termita que contribuye a crear su gran montaña de arena, hasta el ser humano que confecciona recipientes para guardar objetos.
Todo importa, todo cuenta, todo se relaciona. Lo que es y lo que no es. Incluso la idea de una creación no llevada a cabo, cambia la realidad.
Todos son frecuencias, hermana. Vibraciones.
Las distancias no son el problema, el tiempo no es el problema.
Es espacio y el tiempo son parámetros que existen pero no condicionan la energia.
Cuando piensas en mi, tu vibracion llega a mi al mismo tiempo que lo emites. No se trata de espacios ni tiempos.
El presente no es un tiempo, es un estado de existencia y conciencia.
Nosotros no concebimos ni entendemos otro estado y nos cuesta comprender como sois capaces de vivir o creer vivir que estáis en otro tiempo. Vuestra mente es poderosa.
Y es espacio solo es elección libre. Tú eliges donde quieres estar.
Nuestro Universo infinito nos hace perder la perspectiva del movimiento continuo del Cosmos.
Y por eso fuimos creados con la capacidad de desplazarnos, todos y percibir la accion al instante. Al desplazarnos de la manera que sea, tenemos la libertad de decidir que punto dels cosmos queremos existir. Y al desplazarnos tenemos la prueba evidente de que estamos en el presente.
Todos los seres del Cosmos se desplazan con cierta rapidez en relación a la Creación.
Así el Cosmos nos cambia pero nosotros lo cambiamos a Él.
La libertad de existencia y la energia del amor son los 2 principios básicos que mueven la creación.
Cada instante que respiras es creación pura. Transformas oxigeno en dióxido de carbono.
Transformas el alimento en energía.
Transformas tus ideas en accion y materia.
El tipo de creaciones que tengas a lo largo de tu día son tu propia elección.
Eres libre aunque no lo creas.
Nada ni nadie puede quitarte algo que forma parte de tu energia, tu existencia.
Hermana, no se trata de saber la teoría y ponerla en practica.
No se trata de idealizar la teoría y dificultar la práctica.
¿No entiendes que son Uno?.
Cuando explicas o piensas una teoría ya estás cambiando y creando tu realidad. Aunque no seas consciente de esto.
La práctica no tiene otra vertiente que el ser el propio presente.
¿Y cómo inicias la practica de una idea, una teoría?.
¿El problema es empezar?.
?El problema es saber cuando dejar de observar tu mente para observar tus manos en tu proceso creador?.
¿No sabes cómo empezar ni qué empezar?.
¿Empezar el qué?.
Nada puede empezar porque todo ya esta iniciado. El inicio y el origen de todo está en manos del Ser Uno.
Si estás aquí, pensando cómo empezar y qué empezar, es que ya has empezado.
¿No sabes el qué?.
Lo sabras cuando tomes consciencia de lo que tienes en tus manos.
Está ahí dando vueltas, entre tus dedos.
Da igual si es un bolígrafo o la formula secreta una fármaco milagroso.
Todo es relativo, pero la relatividad no es quitar importancia a lo que es.
Lo relativo implica que todo esta conectado y todo es importante.
Lo relativo implica que cada visión y manera de pensar y hacer contribuye a la evolución.
Si crees que piensas demasiado y haces poco, vengo a decirte que todas tus creencias sobre ti en realidad son ideas enquistadas que pueden desaparecer como una mota de polvo pero que la creencia de que no vas a poder, consigue que la mota sea una roca de 200 kilos.
Vengo a decirte que no piensas demasiado y haces poco, sino que piensas y haces lo que que piensas y haces en este momento. Y si tienes la creencia de que llevas demasiado tiempo desde un tiempo pasado a este en que piensas demasiado y haces poco, es otra creencia.
Estas valorando y juzgando tu existencia. Y eso solo lo haces tú, creyéndote otra creencia: la de cómo deberías ser, como deberías existir según piensen, digan o se espere de ti.
Vengo a decirte que te desapegues de todo eso, hermana.
Si yo te amo tal y como eres, porque tú no.
Crea Hermana, crea desde la nada o desde algo.
Transforma, para eso viniste.
No dediques todo tu tiempo a crear para los demás y hazlo tambien para ti.
Cuando lo hagas, tu luz atraerá muchísimas fuerzas de luz que vendrán a frecuenciarse contigo y con tu proceso. Facilitadores de procesos.
Yo te acomopaño si así lo sientes.
Vengo de integrar millones de procesos creadores de otras partes del Universo. Cada ser llega a ese proceso o lo inicia de una manera diferente.
Conozco las vías, los obstáculos, guio en los portales dimensionales que se abren al iniciar un proceso creador, doy luz.
Guío manos, guio acciones y cuerpos materiales o energéticos para llevar a la acción procesos creadores.
Si cierras los ojos podrás ver mis manos en las tuyas, dando luz, sanando, conectando.
Tus propios guías tambien te acompañan en estos procesos.
No te canses de pedir ayuda y sentirlos cerca siempre que lo necesites.
Cuando no ves con claridad, ellos alumbran.
Te acomopaño hermana, adelante.


Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Gracias, gracias, gracias.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 15 de febrero a las 18 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.
 
Contacto:
Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/

Compartir:

Audio Meditación Enero del 2019 : La Fuerza del Avance


Tal como se hacía en las Meditaciones de Luna Llena y para el que no dispone de tiempo para leer el texto escrito y canalizado sobre el tema del mes, en el audio, durante los primeros minutos, explico de qué trata. Es un resumen del texto escrito. Seguidamente y en el mismo audio está la meditación.

La Fuerza del Avance que tenemos de manera intrínseca en nosotros pero que buscamos cuando creemos perderla,es la Fuerza Cósmica de la Transformación.
Somos Cosmos, somos Estrellas, somos Creación, materia y energía y ese avance es el cambio y la transformación constante que nos rodea y de la que formamos parte.
Nuestra existencia es cambio y transformación. Somos Ella.

 

 

Compartir:

Convocatoria para Enero del 2019: La Fuerza del Avance


Imagen relacionada

Todos sentimos en muchas ocasiones flaquear nuestras fuerzas para seguir adelante. Pueden ser momentos puntuales dentro de procesos vitales cortos o pueden ser épocas duraderas que afectan a sucesos importantes de nuestras vidas.
Toda luz y toda alma contiene la energía intrínseca del Universo y el Ser Uno. La energía de la creación y la de la transformación. Sin excepción. Y se trata de una energía infinita y eterna. Cuando creemos agotarla, se renueva y renace. Todos tenemos esa capacidad. Nuestros átomos son los mismos que los que contiene una estrella o una galaxia. Podemos.

Otro asunto es la maravillosa humanidad que rodea esa luz. Única en el universo y que ofrece a esa energía de la que hablábamos. la maravilla de la diversidad, la diferencia, la mezcla y la infinidad de resultados posibles. Es decir, nuestra energia Humanidad (cultura, evolución, genética, mente, cuerpo físico…) hace diferenciarnos unos de otros. Nuestra Energía Humanidad hace que nuestra luz sea única en el Universo. Nuestra Energía Humanidad hace que nuestra luz cósmica a veces brille más que cualquier estrella, a veces parezca apagarse en la aparente oscuridad o transformarse entre mares de densidad. Eso es bello.

Mensaje Arcturiano:

"A ojos de la creación del Universo, vuestra Humanidad es bella, es perfecta. Toda creación humana nace del potencial de vuestra luz cósmica y aunque no logréis entender con ojos humanos muchas creaciones o decisiones humanas, nosotros vemos la diversidad, la infinidad de realidades que sois capaces de abrir, las transformaciones que sois capaces de iniciar y la belleza de todo este proceso. Son bellas vuestras emociones, son bellas vuestras sensaciones, es bella vuestra predisposición genética, lo son vuestras creencias. Y realmente, es hermosa la capacidad humana para aúnar la fuerza cósmica de la transformación y de la superación. Y todo en un entorno repleto de luz y de densidad. Os admiramos.



De igual manera, es fascinante observar como un colectivo, raza o grupo, reúne esa fuerza cósmica, así como un individuo concreto. Vuestra luz es maravillosa, vuestra mente es única.



Cada uno, de manera individual posee y dispone de manera ilimitada y eterna de la luz cósmica para crear y transformar. Pero comprendemos que en ocasiones se nuble la claridad de este hecho.

Por supuesto, con la ayuda del amor y la luz cósmica de otros es mucho más fácil.

Lleváis demasiados siglos creyendo y funcionando en la individualidad, por eso, cuando uno

CREE perder esa Fuerza Cósmica, se adentra aún mas en la densidad. Vosotros mismos tenéis la fuerza para retornarla pero otros pueden echaros una mano. Pedir ayuda y dejarse ayudar abre nuevos portales. Infinitas posibilidades de realidad.

La esperanza y la fe es una energía de origen colectivo y para sentirla en su plenitud, uniros en el amor por vuestros hermanos es la vía más creadora y transformadora."

Así, cuando las fuerzas parecen agotarse, parecen desaparecer, pedir ayuda es un primer paso que nos acerca a la luz y nos saca un pie de la densidad. Siempre hay alguien.
Nuestros compañeros eternos, guías, arcángeles, seres de alta vibración, familiares en la luz siempre están dispuestos a alumbrarnos y acompañarnos en el camino. La soledad es una creencia, una ilusión que nos limita. Pero la ayuda de otros humanos es la que realmente abre realidades nuevas, es la que hace que la acción tome forma y la creación de algo nuevo ocurra en este maravilloso Universo.
Siempre hay alguien.
Pedir ayuda, recibirla y ofrecerla es la manifestación pura del Amor por la Humanidad, por nuestros Hermanos.

La emoción de rendirse, es una energía que bien enfocada lleva al desapego, a desprenderse de todo para iniciarse y renacer. Rendirse es dejar de resistirse a la realidad que es en ese momento. Soltar y aceptar sería la expresión más acertada.
Cuando crees rendirte y llevas a cabo alguna acción que te cambia la realidad radicalmente, como acabar con tu vida, es la maxima expresión de seguir luchando contra algo, seguir resistiéndose a lo que vives en el presente.
Algunas veces el sufrimiento y el dolor pueden percibirse como insoportables y solo la idea de desaparecer puede hacerte creer que todo acabará. Esa energía no puede desaparecer nunca. Solo hay una vía. Transformarla. La decisión de acabar con la propia vida no hace desaparecer nada, solo transforma la materia en otra cosa y la energía, si no hemos aceptado o transformado, es posible que siga existiendo con la misma densidad.

Así cuando llega la emoción, el pensamiento de: no hay nada más que hacer, esto no tiene solución, este dolor seguirá por siempre, desesperación… suelta y ríndete a lo que es. Ríndete a ese sufrimiento y atraviésalo. Deja de luchar contra él y acércate. Míralo, háblale y entra en su densa niebla.
Ese sufrimiento no es algo externo. Eres tú mismo interpretando una realidad.
Está bien sentirse así, es humano.
Esta bien tener miedo a sufrir, es humano.
Está bien detenerse y bloquearse ante el miedo y ante ti mismo, es humano.
Está bien cuando tu mente te hunde más en lugar de ayudarte, es humano.

Si no fuera por toda esta humanidad que te rodea en esos momentos, no existiría la evolución.
La idea es superar estructuras de funcionamiento antiguas, creencias, evolucionar.

Es posible que en tu rendición tengas que quedarte por tiempo. Quizá no se trate de un momento catártico y puntual. Quizá soltar te lleve tiempo.

Observa el maravilloso proceso en el que todas tus creencias sobre lo que eres y lo que te rodea se desmoronan. No hay nada más creador y transformador que no saber en que te convertirás después de esta caída.

Siempre te llevarás piedrecitas para recordar estos momentos.
Recordar de que fuiste capaz. No se trata de recordar para valorar y enjuiciar.
Todo suceso que nos provoca un dolor físico o emocional tiene un final, pero nosotros somos capaces de hacer ese dolor como una consecuencia eterna.

Todavía nos falta aprendizaje y tiempo para aliarnos con nuestra mente en un trabajo conjunto y equilibrado que beneficie nuestro cuerpo físico y nuestra conciencia.

No solo las fuerzas de luz se alian para ayudarnos si así lo pedimos en ese proceso de transformación y de cambio de densidad.
También, nuestra mente, es nuestra aliada.
Desconocemos muchas veces, aunque hemos oído hablar, los procesos cerebrales que intervienen en la creción de pensamientos y acciones de baja vibración, pero nos hemos convertido unos expertos en utilizarlos, darles fe ciega y convertirlos en creencias (depresión, ansiedad,fobias, estrés…). A la inversa, igualmente desconocemos aún más el proceso neurológico en la creación de pensamientos de alta vibración.
Es decir no conocemos qué esta ocurriendo en nuestras neuronas para que se genere un estado de tristeza o de alegría, por ejemplo.
Alíate a tu mente y conoce como funciona para tener las herramientas que te permitan transformar algunos procesos mentales.
Por ejemplo, conocer cual es proceso neuroquímico donde la serotonina juega un papel importante en la depresión, nos ayudaría a comprender y a sentirlo desde otra perspectiva. La serotonina es un neurotransmisor y en dosis bajas contribuye a tener emociones de tristeza. Así mismo los pensamientos y emociones depresivos hacen bajar los niveles de serotonina.

Igual de fascinante e interesante es el mundo de la Inmunología. Está comprobado que enfermos que visualizan cómo trabaja su sistema inmunológico contra una enfermedad, ayuda a estimularlo y a mejorar. El sistema inmunológico tiene una influencia directa con nuestro cerebro emocional. Por lo tanto, si estamos sintiendo emociones y pensamientos de tristeza o preocupación nuestro sistema inmunológico no trabaja eficazmente y enfermamos con más facilidad.

Conociendo como funcionan tus neuronas y tomando conciencia que es en ellas donde la energia y la materia se funden en un proceso asombroso, te dará estrategias para ser más consciente de cuándo está funcionando de manera automática y no de manera constructiva.

Conocerla mejor para comprenderla mejor. La neurociencia es un campo a investigar maravilloso y lleno de sorpresas. Nuestro cerebro es una ventana al Universo. Y como siempre el autoconocimiento nos abre portales para conocer y comprender lo que hay afuera.

Así en momentos donde no te ves con fuerzas de mirar tus miedos, tus emociones, tus pensamientos a la cara, simplemente cambia de estrategia. Hay muchas opciones.
Escoge otro camino que tenga relación pero que te lleve a dar un paseo que te distraiga durante un tiempo y quizá ver las cosas desde otra perspectiva. Todo camino, por lejos que te lleve volverá a reencontrarte con tus miedos. Así que puedes posponerlo. Pero no para seguir en la pasividad de la densidad.
También puedes pedir ayuda y dar ese paseo de la mano de alguien.
Alíate con tu mente e intenta averiguar qué te está ocurriendo desde fuera de tu perspectiva. Lee, informáte, pide ayuda a alguien que sepa del tema.
Quizá darle una pausa a tu densidad y meditar, entrar en un estado de paz, flotar en el vacío...
 Hablar y meditar con tu cuerpo, tus células, tu sistema inmunológico, por ejemplo. Él eres tú y tus pensamientos tienen un alto poder con tus emociones. Y éstas ayudan o dificultan el trabajo de tus glóbulos blancos.
Hablále a tus neuronas, a tus hormonas y neurotransmisores. Ellos también son tú.
Tú puedes cambiar la química de tu mente.

Todo confluye y se alinea para que recibas ayuda y colaboración. Hay señales por todas partes, hay lazos y vibraciones por todas partes para ayudarte a ir atravesando tus propias densidades, para, a la vez, ayudar y colaborar en dar luz a las densidades de los demás.

Los Seres de Luz, los Guías, tienen fuertes lazos energéticos con nosotros. Para pedir ayuda a la Energía Cósmica de la Transformación, el Arcángel Nathanael, nos ayudará, pues Él es la más pura esencia de esa Energía. Nathanael nos ayuda con su luz en tomar conciencia de la fuerza del avance que poseemos, en que nosotros, al igual que Él, somos pura Energía de Transformación y que en la colaboración y la ayuda está la evolución individual y la de toda la Humanidad. Nos ayuda a recordar quienes somos, de dónde venimos y de qué somos capaces.
Creación, Evolución y Transformación.



Meditación

Nos preparamos para relajarnos.
Nos tumbamos o sentamos en una postura cómoda.
Respiramos profundamente.

Conexión canalizada por lo Guías de Agartam:

“Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.

Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo observo los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”
...

Volvemos a inspirar profundamente y observamos cómo el oxígeno recorre nuestro cuerpo.
Observamos como el aire entra y luego sale poco a poco.
Tomamos conciencia poco a poco de nuestro cuerpo físico y lo recorremos lentamente, parte a parte. Cuerpo externo y cuerpo interno. Lo recorremos según lo sintamos.
Y tomamos conciencia así mismo que al estar presentes y siendo consciente de ello, nuestros pensamientos se apaciguan, nuestra mente se relaja.
Deja de trabajar al 100%, se suaviza… y aunque aún surja algún pensamiento, ahora puedo observarlo desde la calma, desde la conciencia de mi respiración presente. Lo observo y lo dejo pasar.
Gracias mente, gracias cuerpo.
Respiro.
Y poco a poco vamos centrando la atención en nuestro tercer ojo.
A través de él podremos mirarnos a nosotros mismos desde otra perspectiva. Cada uno lo puede experimentar de manera diferente.
Observa qué sientes al centrarte en tu tercer ojo y al observar con él.
Ahora, desde la visión de tu tercer ojo, vas a observar tu mente, tu cerebro.
Observa cómo tu cerebro se divide en partes especializadas, cómo está formado por neuronas y por miles de conexiones neuronales. Cómo esas neuronas se comunican unas con otras. No importa que desconozcas cómo se hace. Sólo imagínalo.
Imagina la cantidad de procesos y actividad química que se produce. El intercambio de información entre neuronas. Cómo algunas áreas de tu cerebro se activan más que otras.
Imagínalo.
Y ahora imagina todo ese proceso envuelto en vibración y energía.
Observa la energía que rodea todos tus procesos neuronales. Imagínala de un color o de varios.
Esa la Energía Cósmica de la Transformación. Tuya. De la que formas parte. El poder de la muerte de una estrella para dar lugar a otras, el poder transformador del Universo está en ti. Porque provienes de Él y estás hecho de Él.
Observa como esa Energía ha ido transformando tu cerebro, tu mente, tus pensamientos a lo largo de tu vida…
Observa como esa Energía te ha ayudado a transformar viejas creencias o antiguas estructuras mentales que te estancaban en tu evolución.
Observa como a veces ha ocurrido con tu gran esfuerzo y cómo otras veces ha ocurrido sin darte cuenta.
Deja que te invada, deja que te transforme.
Tu mente es una máquina perfecta, tanto que puede funcionar sola, tanto que puede decidir por ti. Observa cuándo te dejas llevas por la inercia de tu mente y pierdes la conciencia de decidir. Y dejas que ella decida, el camino más seguro.
Pero ahora puedes aliarte con ella, dejarte aconsejar, escucharla, pues ella tiene grandes conocimientos de cómo funciona el mundo y cómo puedes desenvolverte en él. Escucha cómo funciona, cómo se activa, cómo se transforma. Ahora sabes ver su funcionamiento.
Pero ahora es la voz de tu alma, tu Yo Superior, el que se está observando a sí mismo y a la mente, el que decide qué, cómo y cuándo transformarse.
...
La Energía Cósmica de la Transformación no es algo externo. Eres tú, tu Yo Superior, es tu cerebro, tu mente, tus pensamientos, tus emociones, tu alma… está en toda tu existencia.
Gracias Cerebro, haces lo que mejor crees que es para mi, para garantizar mi bienestar pero ahora Yo Decido.
Ahora yo soy capaz de cambiar mi energía.
Ahora yo soy capaz de cambiar mi química neuronal.
Ahora yo soy capaz de establecer nuevas conexiones neuronales.
Ahora yo soy capaz de transformar mis pensamientos.
Ahora yo soy capaz de transformar mis acciones.
Ahora yo soy capaz de vibrar alto.
Ahora yo decido.
Yo decido.
Observo al Ahora y el Yo.
Poco a poco dejo de centrar toda mi atención en mi cerebro, mente, pensamientos… y empiezo a focalizarme en mi luz.
Observo como todo mi cuerpo desprende energía.
Observo como todo proviene de mi Luz.
Siento su frecuencia, su color, su vibración, su expansión.
Obsérvala, su sonido, su música.
Y siento que no estoy solo. A mi alrededor hay más Luz.
Observo, escucho, siento.
Y empiezo a percibir como unos lazos de luz y energía me unen a las personas que tengo a mi alrededor.
Miles de lazos surgen de mi Luz hacia miles de direcciones distintas, que me unen a otras personas, aquí, cerca, lejos, antes, ahora, que están o ya no están en este plano.
Observa esas uniones.
Siente y percibe.
Esos lazos de luz son pura Energía Cósmica de Transformación, son la Energía de la Colaboración y se extienden más allá de este Universo.
Aunque no lo creas o no lo sientas, la persona de tu lado te ayuda, personas del otro lado del mundo te ayudan, seres de otros planetas te ayudan, planos y dimensiones diferentes te ayudan. Todos los lazos energéticos te llevan al Ser Uno. Todo se une en una gran malla de Energía de Colaboración para la Transformación y la evolución del Universo.
Observa esa gran malla de la que formas parte.
Observa sucesos, seres, elementos, energías… que han colaborado en tu evolución.
Siéntelos.
Pasado o presente, es indiferente. Todo está ligado.
La Energía de la Colaboración está en todas partes y se recoloca para facilitarte el camino. Y sigue ante ti aunque la niegues. Se sigue facilitando ante ti. Así que fluye en ella.
Y en uno o varios de esos lazos ves que se dirigen hacia un punto de luz inmenso. Una luz cegadora y cálida que llega hasta ti.

Es el Arcángel Nathanael que trae un mensaje:

"Hermano, creación perfecta de este vasto y hermoso Universo.

Yo soy la fuerza de la transformación.

Yo te traigo la visión de que otro camino para hacer las cosas, para superar viejas creencias es posible.

Yo te traigo la visión de que a tu alrededor tienes una humanidad entera disponible para ayudarte. Cual escojas es tu elección. Unas almas vienen para hacer unos caminos, otras, otros. Cual escojas para que te ayude a dar luz al tuyo, estará bien. Todas son perfectas y todas te llevarán a la evolución.

Yo vengo para ampliar tu perspectiva, para hacerte comprender que la transformación no está delante de ti, sino que ya está en ti.

Cada día transformas tu cuerpo y energía, cada día eres el mismo y no lo eres.

Cada día tus células se transforman.

Cada día tus estructuras cambian.

Crees ser una piedra que cambia muy despacio con el paso de los años, pero eso es solo una creencia más.

Tu poder transformador es único, en este Universo. El potencial humano no tiene límites.

Yo vengo a ayudarte si así lo sientes.

Yo vengo a decirte que el humano que tienes al lado puede ayudarte, si abres tu corazón.

Vengo a mostrarte que la aparente pequeña acción de pedir ayuda, abre portales a nuevas realidades. La energía de la ayuda es la energía de la colaboración y el Universo se mueve en ella.

Yo soy transformación, yo soy ayuda y colaboración.

Yo soy el amor del universo para darte luz y que veas con más claridad las miles de opciones que tienes ante ti.

Hermano, la colaboración hace ascender a la Tierra con una vibración que atrae a Seres de Luz para contribuir aún más en esa colaboación.

Ayudarte a ti mismo, es ayudar a la Tierra, a la Humanidad.

No necesitas nada más que el amor por ti mismo y el que sientes por los demás.

Pide ayuda a quien lo sientas. Tanto si la recibes como si no, ya estás abriendo portales.

Hermano, pide ayuda a la luz.

Mi luz es transformadora y colaboradora.

Deja que te envuelva en mi energía, que proviene del poder de las nebulosas rojas donde se condensa el polvo del final de soles y planetas y el nacimiento de nuevas estrellas.

Deja que el poder del amor te invada.

Tu alma conoce el camino de las emociones pero tu mente conoce los caminos de la razón. Utiliza esos caminos desde los ojos de tu alma.

Pídete ayuda a ti mismo.

Despierta, hermano.

Dame tu mano para iniciar el camino de la transformación.

Yo soy Nathaniel. Estaré a tu lado.

Te amo, os amo con toda la fuerza con toda la energía con la que fui creado.

Despierta y caminemos juntos."

Observa y disfruta de su compañía, su luz y su mensaje.
Déjate abrazar por su energía de nebulosas rojas, energía estelar en formación, de estrellas rojas y anaranjadas. Envuélvete de Él.
Vuela y fluye entre sus ondas de energía.
Y ahora, envuelto de la luz de Nathanael, de su Energía Cósmica Transformadora, de su mensaje, dejas que toda esa frecuencia penetre en tu cuerpo físico y cambie la frecuencia energética de tus células (huesos, músculos, neuronas, óranos, hígado, pulmones, estómago, cerebro…).
Sientes como todo tu cuerpo físico, como tu mente, tus pensamientos y tu luz creadora vibran en la Energía Cósmica de Transformación. Vibran a la par de la Energía del Arcángel Nathanael.
Eres pura transformación en esencia.
Siéntete.
Obsérvate.
Y observa los lazos que siguen uniéndote al Arcángel Nathanael, a tus Guías, a las Galaxias, a otros seres, a ecosistemas de nuestra Madre Tierra, a las personas que están en tu vida, a las personas que están aquí.
Respira.
Observa.
Respira.
Y poco a poco, con esa vibración presente en tu cuerpo físico, vas volviendo y recuperando tu movilidad, ahora también envuelta en transformación.
Muévete, siente, toca, percibe… todo se transforma.
Respira.
Poco a poco, recuperas tu presencia física y energética en este instante, recuperas tu postura, estirándote si lo necesitas, vas abriendo los ojos y conectas con el aquí y ahora.

Gracias, gracias, gracias.

Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Gracias, gracias, gracias.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 18 de enero a las 18 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.


Contacto:

Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/









Compartir:

Convocatorias Anteriores