Audio meditación en Luna Llena Enero del 2019 : La Fuerza del Avance


Tal como se hacía en las Meditaciones de Luna Llena y para el que no dispone de tiempo para leer el texto escrito y canalizado sobre el tema del mes, en el audio, durante los primeros minutos, explico de qué trata. Es un resumen del texto escrito. Seguidamente y en el mismo audio está la meditación.

La Fuerza del Avance que tenemos de manera intrínseca en nosotros pero que buscamos cuando creemos perderla,es la Fuerza Cósmica de la Transformación.
Somos Cosmos, somos Estrellas, somos Creación, materia y energía y ese avance es el cambio y la transformación constante que nos rodea y de la que formamos parte.
Nuestra existencia es cambio y transformación. Somos Ella.

 

 

Compartir:

Convocatoria para Enero del 2019: La Fuerza del Avance


Imagen relacionada

Todos sentimos en muchas ocasiones flaquear nuestras fuerzas para seguir adelante. Pueden ser momentos puntuales dentro de procesos vitales cortos o pueden ser épocas duraderas que afectan a sucesos importantes de nuestras vidas.
Toda luz y toda alma contiene la energía intrínseca del Universo y el Ser Uno. La energía de la creación y la de la transformación. Sin excepción. Y se trata de una energía infinita y eterna. Cuando creemos agotarla, se renueva y renace. Todos tenemos esa capacidad. Nuestros átomos son los mismos que los que contiene una estrella o una galaxia. Podemos.

Otro asunto es la maravillosa humanidad que rodea esa luz. Única en el universo y que ofrece a esa energía de la que hablábamos. la maravilla de la diversidad, la diferencia, la mezcla y la infinidad de resultados posibles. Es decir, nuestra energia Humanidad (cultura, evolución, genética, mente, cuerpo físico…) hace diferenciarnos unos de otros. Nuestra Energía Humanidad hace que nuestra luz sea única en el Universo. Nuestra Energía Humanidad hace que nuestra luz cósmica a veces brille más que cualquier estrella, a veces parezca apagarse en la aparente oscuridad o transformarse entre mares de densidad. Eso es bello.

Mensaje Arcturiano:

"A ojos de la creación del Universo, vuestra Humanidad es bella, es perfecta. Toda creación humana nace del potencial de vuestra luz cósmica y aunque no logréis entender con ojos humanos muchas creaciones o decisiones humanas, nosotros vemos la diversidad, la infinidad de realidades que sois capaces de abrir, las transformaciones que sois capaces de iniciar y la belleza de todo este proceso. Son bellas vuestras emociones, son bellas vuestras sensaciones, es bella vuestra predisposición genética, lo son vuestras creencias. Y realmente, es hermosa la capacidad humana para aúnar la fuerza cósmica de la transformación y de la superación. Y todo en un entorno repleto de luz y de densidad. Os admiramos.



De igual manera, es fascinante observar como un colectivo, raza o grupo, reúne esa fuerza cósmica, así como un individuo concreto. Vuestra luz es maravillosa, vuestra mente es única.



Cada uno, de manera individual posee y dispone de manera ilimitada y eterna de la luz cósmica para crear y transformar. Pero comprendemos que en ocasiones se nuble la claridad de este hecho.

Por supuesto, con la ayuda del amor y la luz cósmica de otros es mucho más fácil.

Lleváis demasiados siglos creyendo y funcionando en la individualidad, por eso, cuando uno

CREE perder esa Fuerza Cósmica, se adentra aún mas en la densidad. Vosotros mismos tenéis la fuerza para retornarla pero otros pueden echaros una mano. Pedir ayuda y dejarse ayudar abre nuevos portales. Infinitas posibilidades de realidad.

La esperanza y la fe es una energía de origen colectivo y para sentirla en su plenitud, uniros en el amor por vuestros hermanos es la vía más creadora y transformadora."

Así, cuando las fuerzas parecen agotarse, parecen desaparecer, pedir ayuda es un primer paso que nos acerca a la luz y nos saca un pie de la densidad. Siempre hay alguien.
Nuestros compañeros eternos, guías, arcángeles, seres de alta vibración, familiares en la luz siempre están dispuestos a alumbrarnos y acompañarnos en el camino. La soledad es una creencia, una ilusión que nos limita. Pero la ayuda de otros humanos es la que realmente abre realidades nuevas, es la que hace que la acción tome forma y la creación de algo nuevo ocurra en este maravilloso Universo.
Siempre hay alguien.
Pedir ayuda, recibirla y ofrecerla es la manifestación pura del Amor por la Humanidad, por nuestros Hermanos.

La emoción de rendirse, es una energía que bien enfocada lleva al desapego, a desprenderse de todo para iniciarse y renacer. Rendirse es dejar de resistirse a la realidad que es en ese momento. Soltar y aceptar sería la expresión más acertada.
Cuando crees rendirte y llevas a cabo alguna acción que te cambia la realidad radicalmente, como acabar con tu vida, es la maxima expresión de seguir luchando contra algo, seguir resistiéndose a lo que vives en el presente.
Algunas veces el sufrimiento y el dolor pueden percibirse como insoportables y solo la idea de desaparecer puede hacerte creer que todo acabará. Esa energía no puede desaparecer nunca. Solo hay una vía. Transformarla. La decisión de acabar con la propia vida no hace desaparecer nada, solo transforma la materia en otra cosa y la energía, si no hemos aceptado o transformado, es posible que siga existiendo con la misma densidad.

Así cuando llega la emoción, el pensamiento de: no hay nada más que hacer, esto no tiene solución, este dolor seguirá por siempre, desesperación… suelta y ríndete a lo que es. Ríndete a ese sufrimiento y atraviésalo. Deja de luchar contra él y acércate. Míralo, háblale y entra en su densa niebla.
Ese sufrimiento no es algo externo. Eres tú mismo interpretando una realidad.
Está bien sentirse así, es humano.
Esta bien tener miedo a sufrir, es humano.
Está bien detenerse y bloquearse ante el miedo y ante ti mismo, es humano.
Está bien cuando tu mente te hunde más en lugar de ayudarte, es humano.

Si no fuera por toda esta humanidad que te rodea en esos momentos, no existiría la evolución.
La idea es superar estructuras de funcionamiento antiguas, creencias, evolucionar.

Es posible que en tu rendición tengas que quedarte por tiempo. Quizá no se trate de un momento catártico y puntual. Quizá soltar te lleve tiempo.

Observa el maravilloso proceso en el que todas tus creencias sobre lo que eres y lo que te rodea se desmoronan. No hay nada más creador y transformador que no saber en que te convertirás después de esta caída.

Siempre te llevarás piedrecitas para recordar estos momentos.
Recordar de que fuiste capaz. No se trata de recordar para valorar y enjuiciar.
Todo suceso que nos provoca un dolor físico o emocional tiene un final, pero nosotros somos capaces de hacer ese dolor como una consecuencia eterna.

Todavía nos falta aprendizaje y tiempo para aliarnos con nuestra mente en un trabajo conjunto y equilibrado que beneficie nuestro cuerpo físico y nuestra conciencia.

No solo las fuerzas de luz se alian para ayudarnos si así lo pedimos en ese proceso de transformación y de cambio de densidad.
También, nuestra mente, es nuestra aliada.
Desconocemos muchas veces, aunque hemos oído hablar, los procesos cerebrales que intervienen en la creción de pensamientos y acciones de baja vibración, pero nos hemos convertido unos expertos en utilizarlos, darles fe ciega y convertirlos en creencias (depresión, ansiedad,fobias, estrés…). A la inversa, igualmente desconocemos aún más el proceso neurológico en la creación de pensamientos de alta vibración.
Es decir no conocemos qué esta ocurriendo en nuestras neuronas para que se genere un estado de tristeza o de alegría, por ejemplo.
Alíate a tu mente y conoce como funciona para tener las herramientas que te permitan transformar algunos procesos mentales.
Por ejemplo, conocer cual es proceso neuroquímico donde la serotonina juega un papel importante en la depresión, nos ayudaría a comprender y a sentirlo desde otra perspectiva. La serotonina es un neurotransmisor y en dosis bajas contribuye a tener emociones de tristeza. Así mismo los pensamientos y emociones depresivos hacen bajar los niveles de serotonina.

Igual de fascinante e interesante es el mundo de la Inmunología. Está comprobado que enfermos que visualizan cómo trabaja su sistema inmunológico contra una enfermedad, ayuda a estimularlo y a mejorar. El sistema inmunológico tiene una influencia directa con nuestro cerebro emocional. Por lo tanto, si estamos sintiendo emociones y pensamientos de tristeza o preocupación nuestro sistema inmunológico no trabaja eficazmente y enfermamos con más facilidad.

Conociendo como funcionan tus neuronas y tomando conciencia que es en ellas donde la energia y la materia se funden en un proceso asombroso, te dará estrategias para ser más consciente de cuándo está funcionando de manera automática y no de manera constructiva.

Conocerla mejor para comprenderla mejor. La neurociencia es un campo a investigar maravilloso y lleno de sorpresas. Nuestro cerebro es una ventana al Universo. Y como siempre el autoconocimiento nos abre portales para conocer y comprender lo que hay afuera.

Así en momentos donde no te ves con fuerzas de mirar tus miedos, tus emociones, tus pensamientos a la cara, simplemente cambia de estrategia. Hay muchas opciones.
Escoge otro camino que tenga relación pero que te lleve a dar un paseo que te distraiga durante un tiempo y quizá ver las cosas desde otra perspectiva. Todo camino, por lejos que te lleve volverá a reencontrarte con tus miedos. Así que puedes posponerlo. Pero no para seguir en la pasividad de la densidad.
También puedes pedir ayuda y dar ese paseo de la mano de alguien.
Alíate con tu mente e intenta averiguar qué te está ocurriendo desde fuera de tu perspectiva. Lee, informáte, pide ayuda a alguien que sepa del tema.
Quizá darle una pausa a tu densidad y meditar, entrar en un estado de paz, flotar en el vacío...
 Hablar y meditar con tu cuerpo, tus células, tu sistema inmunológico, por ejemplo. Él eres tú y tus pensamientos tienen un alto poder con tus emociones. Y éstas ayudan o dificultan el trabajo de tus glóbulos blancos.
Hablále a tus neuronas, a tus hormonas y neurotransmisores. Ellos también son tú.
Tú puedes cambiar la química de tu mente.

Todo confluye y se alinea para que recibas ayuda y colaboración. Hay señales por todas partes, hay lazos y vibraciones por todas partes para ayudarte a ir atravesando tus propias densidades, para, a la vez, ayudar y colaborar en dar luz a las densidades de los demás.

Los Seres de Luz, los Guías, tienen fuertes lazos energéticos con nosotros. Para pedir ayuda a la Energía Cósmica de la Transformación, el Arcángel Nathanael, nos ayudará, pues Él es la más pura esencia de esa Energía. Nathanael nos ayuda con su luz en tomar conciencia de la fuerza del avance que poseemos, en que nosotros, al igual que Él, somos pura Energía de Transformación y que en la colaboración y la ayuda está la evolución individual y la de toda la Humanidad. Nos ayuda a recordar quienes somos, de dónde venimos y de qué somos capaces.
Creación, Evolución y Transformación.



Meditación

Nos preparamos para relajarnos.
Nos tumbamos o sentamos en una postura cómoda.
Respiramos profundamente.

Conexión canalizada por lo Guías de Agartam:

“Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.

Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo observo los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”
...

Volvemos a inspirar profundamente y observamos cómo el oxígeno recorre nuestro cuerpo.
Observamos como el aire entra y luego sale poco a poco.
Tomamos conciencia poco a poco de nuestro cuerpo físico y lo recorremos lentamente, parte a parte. Cuerpo externo y cuerpo interno. Lo recorremos según lo sintamos.
Y tomamos conciencia así mismo que al estar presentes y siendo consciente de ello, nuestros pensamientos se apaciguan, nuestra mente se relaja.
Deja de trabajar al 100%, se suaviza… y aunque aún surja algún pensamiento, ahora puedo observarlo desde la calma, desde la conciencia de mi respiración presente. Lo observo y lo dejo pasar.
Gracias mente, gracias cuerpo.
Respiro.
Y poco a poco vamos centrando la atención en nuestro tercer ojo.
A través de él podremos mirarnos a nosotros mismos desde otra perspectiva. Cada uno lo puede experimentar de manera diferente.
Observa qué sientes al centrarte en tu tercer ojo y al observar con él.
Ahora, desde la visión de tu tercer ojo, vas a observar tu mente, tu cerebro.
Observa cómo tu cerebro se divide en partes especializadas, cómo está formado por neuronas y por miles de conexiones neuronales. Cómo esas neuronas se comunican unas con otras. No importa que desconozcas cómo se hace. Sólo imagínalo.
Imagina la cantidad de procesos y actividad química que se produce. El intercambio de información entre neuronas. Cómo algunas áreas de tu cerebro se activan más que otras.
Imagínalo.
Y ahora imagina todo ese proceso envuelto en vibración y energía.
Observa la energía que rodea todos tus procesos neuronales. Imagínala de un color o de varios.
Esa la Energía Cósmica de la Transformación. Tuya. De la que formas parte. El poder de la muerte de una estrella para dar lugar a otras, el poder transformador del Universo está en ti. Porque provienes de Él y estás hecho de Él.
Observa como esa Energía ha ido transformando tu cerebro, tu mente, tus pensamientos a lo largo de tu vida…
Observa como esa Energía te ha ayudado a transformar viejas creencias o antiguas estructuras mentales que te estancaban en tu evolución.
Observa como a veces ha ocurrido con tu gran esfuerzo y cómo otras veces ha ocurrido sin darte cuenta.
Deja que te invada, deja que te transforme.
Tu mente es una máquina perfecta, tanto que puede funcionar sola, tanto que puede decidir por ti. Observa cuándo te dejas llevas por la inercia de tu mente y pierdes la conciencia de decidir. Y dejas que ella decida, el camino más seguro.
Pero ahora puedes aliarte con ella, dejarte aconsejar, escucharla, pues ella tiene grandes conocimientos de cómo funciona el mundo y cómo puedes desenvolverte en él. Escucha cómo funciona, cómo se activa, cómo se transforma. Ahora sabes ver su funcionamiento.
Pero ahora es la voz de tu alma, tu Yo Superior, el que se está observando a sí mismo y a la mente, el que decide qué, cómo y cuándo transformarse.
...
La Energía Cósmica de la Transformación no es algo externo. Eres tú, tu Yo Superior, es tu cerebro, tu mente, tus pensamientos, tus emociones, tu alma… está en toda tu existencia.
Gracias Cerebro, haces lo que mejor crees que es para mi, para garantizar mi bienestar pero ahora Yo Decido.
Ahora yo soy capaz de cambiar mi energía.
Ahora yo soy capaz de cambiar mi química neuronal.
Ahora yo soy capaz de establecer nuevas conexiones neuronales.
Ahora yo soy capaz de transformar mis pensamientos.
Ahora yo soy capaz de transformar mis acciones.
Ahora yo soy capaz de vibrar alto.
Ahora yo decido.
Yo decido.
Observo al Ahora y el Yo.
Poco a poco dejo de centrar toda mi atención en mi cerebro, mente, pensamientos… y empiezo a focalizarme en mi luz.
Observo como todo mi cuerpo desprende energía.
Observo como todo proviene de mi Luz.
Siento su frecuencia, su color, su vibración, su expansión.
Obsérvala, su sonido, su música.
Y siento que no estoy solo. A mi alrededor hay más Luz.
Observo, escucho, siento.
Y empiezo a percibir como unos lazos de luz y energía me unen a las personas que tengo a mi alrededor.
Miles de lazos surgen de mi Luz hacia miles de direcciones distintas, que me unen a otras personas, aquí, cerca, lejos, antes, ahora, que están o ya no están en este plano.
Observa esas uniones.
Siente y percibe.
Esos lazos de luz son pura Energía Cósmica de Transformación, son la Energía de la Colaboración y se extienden más allá de este Universo.
Aunque no lo creas o no lo sientas, la persona de tu lado te ayuda, personas del otro lado del mundo te ayudan, seres de otros planetas te ayudan, planos y dimensiones diferentes te ayudan. Todos los lazos energéticos te llevan al Ser Uno. Todo se une en una gran malla de Energía de Colaboración para la Transformación y la evolución del Universo.
Observa esa gran malla de la que formas parte.
Observa sucesos, seres, elementos, energías… que han colaborado en tu evolución.
Siéntelos.
Pasado o presente, es indiferente. Todo está ligado.
La Energía de la Colaboración está en todas partes y se recoloca para facilitarte el camino. Y sigue ante ti aunque la niegues. Se sigue facilitando ante ti. Así que fluye en ella.
Y en uno o varios de esos lazos ves que se dirigen hacia un punto de luz inmenso. Una luz cegadora y cálida que llega hasta ti.

Es el Arcángel Nathanael que trae un mensaje:

"Hermano, creación perfecta de este vasto y hermoso Universo.

Yo soy la fuerza de la transformación.

Yo te traigo la visión de que otro camino para hacer las cosas, para superar viejas creencias es posible.

Yo te traigo la visión de que a tu alrededor tienes una humanidad entera disponible para ayudarte. Cual escojas es tu elección. Unas almas vienen para hacer unos caminos, otras, otros. Cual escojas para que te ayude a dar luz al tuyo, estará bien. Todas son perfectas y todas te llevarán a la evolución.

Yo vengo para ampliar tu perspectiva, para hacerte comprender que la transformación no está delante de ti, sino que ya está en ti.

Cada día transformas tu cuerpo y energía, cada día eres el mismo y no lo eres.

Cada día tus células se transforman.

Cada día tus estructuras cambian.

Crees ser una piedra que cambia muy despacio con el paso de los años, pero eso es solo una creencia más.

Tu poder transformador es único, en este Universo. El potencial humano no tiene límites.

Yo vengo a ayudarte si así lo sientes.

Yo vengo a decirte que el humano que tienes al lado puede ayudarte, si abres tu corazón.

Vengo a mostrarte que la aparente pequeña acción de pedir ayuda, abre portales a nuevas realidades. La energía de la ayuda es la energía de la colaboración y el Universo se mueve en ella.

Yo soy transformación, yo soy ayuda y colaboración.

Yo soy el amor del universo para darte luz y que veas con más claridad las miles de opciones que tienes ante ti.

Hermano, la colaboración hace ascender a la Tierra con una vibración que atrae a Seres de Luz para contribuir aún más en esa colaboación.

Ayudarte a ti mismo, es ayudar a la Tierra, a la Humanidad.

No necesitas nada más que el amor por ti mismo y el que sientes por los demás.

Pide ayuda a quien lo sientas. Tanto si la recibes como si no, ya estás abriendo portales.

Hermano, pide ayuda a la luz.

Mi luz es transformadora y colaboradora.

Deja que te envuelva en mi energía, que proviene del poder de las nebulosas rojas donde se condensa el polvo del final de soles y planetas y el nacimiento de nuevas estrellas.

Deja que el poder del amor te invada.

Tu alma conoce el camino de las emociones pero tu mente conoce los caminos de la razón. Utiliza esos caminos desde los ojos de tu alma.

Pídete ayuda a ti mismo.

Despierta, hermano.

Dame tu mano para iniciar el camino de la transformación.

Yo soy Nathaniel. Estaré a tu lado.

Te amo, os amo con toda la fuerza con toda la energía con la que fui creado.

Despierta y caminemos juntos."

Observa y disfruta de su compañía, su luz y su mensaje.
Déjate abrazar por su energía de nebulosas rojas, energía estelar en formación, de estrellas rojas y anaranjadas. Envuélvete de Él.
Vuela y fluye entre sus ondas de energía.
Y ahora, envuelto de la luz de Nathanael, de su Energía Cósmica Transformadora, de su mensaje, dejas que toda esa frecuencia penetre en tu cuerpo físico y cambie la frecuencia energética de tus células (huesos, músculos, neuronas, óranos, hígado, pulmones, estómago, cerebro…).
Sientes como todo tu cuerpo físico, como tu mente, tus pensamientos y tu luz creadora vibran en la Energía Cósmica de Transformación. Vibran a la par de la Energía del Arcángel Nathanael.
Eres pura transformación en esencia.
Siéntete.
Obsérvate.
Y observa los lazos que siguen uniéndote al Arcángel Nathanael, a tus Guías, a las Galaxias, a otros seres, a ecosistemas de nuestra Madre Tierra, a las personas que están en tu vida, a las personas que están aquí.
Respira.
Observa.
Respira.
Y poco a poco, con esa vibración presente en tu cuerpo físico, vas volviendo y recuperando tu movilidad, ahora también envuelta en transformación.
Muévete, siente, toca, percibe… todo se transforma.
Respira.
Poco a poco, recuperas tu presencia física y energética en este instante, recuperas tu postura, estirándote si lo necesitas, vas abriendo los ojos y conectas con el aquí y ahora.

Gracias, gracias, gracias.

Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Gracias, gracias, gracias.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 18 de enero a las 18 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.


Contacto:

Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/









Compartir:

Audio de la meditación de diciembre : Los Guías de la Nueva Era



 


Aquí os traemos la meditación de la convocatoria del mes de Diciembre del 2018 dedicado a Los Guías de la Nueva Era.

Lo que llamáis el Cambio de Consciencia o la llegada de la Nueva Era hace años que se viene produciendo. Es un necesario cambio. En las estructuras cerebrales humanas, en la vibración de vuestra energía que conlleva cambio en vuestra realidad.
La Humanidad experimenta y ha experimentado durante muchos siglos la vivencia de una satisfacción terrenal y una supervivencia física. La mente y la luz humana, poco a poco, toma consciencia de que hay algo mas en la existencia humana que solamente recopilar y aumentar los bienes materiales.
Igualmente, la Humanidad ha experimentado por mucho tiempo una fe y una espiritualidad llena de limitaciones y creencias que no contribuyen al crecimiento y la evolución personal.
Y la esperada y necesaria llegada de la libertad de pensamiento y expresión va rompiendo esquemas y creencias culturales y religiosas que durante siglos nos han dado forma y estructura. Así, también, poco a poco, parte de la humanidad toma consciencia de la infinita posibilidad de creencia y crecimiento espiritual en que uno puede desarrollarse y evolucionar.
Los conceptos y las creencias están para cambiarse. Son útiles durante un tiempo. Luego son limitantes.
¿Por que se está produciendo este cambio físico, mental, energético, espiritual?.  Por propia evolución natural. Todo fluye.
Compartir:

Convocatoria de diciembre del 2018: Los Guías de la Nueva Era

 Convocatoria de diciembre del 2018: Los Guías de la Nueva EraImagen relacionada


Este mes he canalizado un mensaje Arcturiano sobre los Guías, aquí en la Tierra, de la Nueva Era. Todos somos Guías de una manera u otra, consciente o inconscientemente, dando luz a otras personas y de esto va precisamente el mensaje de este mes.
A continuación tenéis el texto canalizado sobre el propósito de este mes, seguido de la meditación escrita.

Mensaje Arcturiano:

En la Tierra siempre se han producido grandes cambios, así como en el Universo. Es una constante. La Humanidad desde su consciencia se empeña en creer que los grandes cambios están por venir. Desde siempre Espera Algo que va a llegar. Siempre espera algo. Luego la Humanidad se divide en los que siguen esperando, en los que confirman que el Algo ha llegado, sea cierto o no, otorgando esa creencia en algo o en alguien que se asemeja a lo que se esperaba. Y luego están los que niegan a ese algo o alguien como el cambio esperado.
Y luego, por supuesto, están los que no esperan nada, si no que simplemente fluyen con la evolucion natural de la especie, la Tierra y el Universo.

Nada de lo que vino, ni lo que vaya a venir es mejor o peor de lo que había. Es Evolución en su más pura esencia.

Esa evolución puede venir del nacimiento de un Humano con una mente, una estructura orgánica y una energía más elevada que además reúna las condiciones y factores necesarios para que saque el máximo potencial en su existencia en la Tierra y pueda guiar a la Humanidad a hacer un salto evolutivo.
Puede ser la evolución natural de nuestra propia Tierra, con algún cambio de estructura, geográfico, algún cataclismo a ojos humanos que contribuya a ese cambio evolutivo.
Puede ser un colectivo humano o alguna especie animal o vegetal.
Puede ser nuestro Sol o nuestra Galaxia.
Esto ha sucedido siempre y seguirá sucediendo.
Nuestros Hermanos Cósmicos, seres de otros planos, otras existencias, ascendidos, de altas y bajas frecuencias energéticas, experimentaran igualmente sus propias evoluciones y cambios así como recibirán los nuestros. Pues ellos son conscientes de que cualquier cambio en el Universo nos afecta a todos y por tanto son seguidores y guías de nuestra evolución humana. Y Terrestre. Todos, sin excepción nos ayudan en nuestra evolución.

Igualmente y paralelamente a todos los cambios y la evolución de la Humanidad, se han producido cambios y evoluciones energéticas. No es nada nuevo.
Infinitos factores cósmicos contribuyen a estas evoluciones energéticas.
En vuestra limitada comprensión queda saber si estas evoluciones energéticas son la causa de que luego se produzcan el resto de cambios. O bien es a la inversa.
Desde la nuestra, es un factor que no tiene gran importancia.
Surge, se produce y fluye. Ambos van de la mano y solo Dios sabe cual es la semilla cósmica que origina y desencadena los cambios evolutivos.

Lo que llamáis el Cambio de Consciencia o la llegada de la Nueva Era hace años que se viene produciendo. Es un necesario cambio. En las estructuras cerebrales humanas, en la vibración de vuestra energía que conlleva cambio en vuestra realidad.
La Humanidad experimenta y ha experimentado durante muchos siglos la vivencia de una satisfacción terrenal y una supervivencia física. La mente y la luz humana, poco a poco, toma consciencia de que hay algo mas en la existencia humana que solamente recopilar y aumentar los bienes materiales.
Igualmente, la Humanidad ha experimentado por mucho tiempo una fe y una espiritualidad llena de limitaciones y creencias que no contribuyen al crecimiento y la evolución personal.
Y la esperada y necesaria llegada de la libertad de pensamiento y expresión va rompiendo esquemas y creencias culturales y religiosas que durante siglos nos han dado forma y estructura. Así, también, poco a poco, parte de la humanidad toma consciencia de la infinita posibilidad de creencia y crecimiento espiritual en que uno puede desarrollarse y evolucionar.
Los conceptos y las creencias están para cambiarse. Son útiles durante un tiempo. Luego son limitantes.
¿Por que se está produciendo este cambio físico, mental, energético, espiritual?.  Por propia evolución natural. Todo fluye.

¿Qué contribuye a este cambio?.
Desde nuestra visión y experiencia unificadora y global del Universo podemos ofreceros luz y guía a este cambio. Además de enviaros señales e información para que toméis consciencia de los portales cósmicos y energéticos que se abren para aprovechar sus frecuencias y sus corrientes y facilitar ese cambio evolutivo que ya se está produciendo de manera natural.

La Nueva Era, lo llamáis. Y esperáis ese gran cambio. No hay nada que esperar. Se está produciendo y llegará. No tendrá un fin porque ese cambio enlazará a otro y así infinitamente.
Algunos se están preparando y preparan a otros para ese gran momento.
Esta bien. La expectación humana es fascinante.  Pero no habrá un gran momento.
Vuestra concepción del tiempo os limita en la comprensión del Universo.
Un gran momento para vosotros solo puede producirse en el día a día de vuestras vidas humanas.
Grandes momentos cósmicos no pueden percibirse en unos únicos ojos humanos.
Intenta percibir los micro cambios en vuestro día a día, en vuestra frecuencia energética que esta produciendo este cambio de consciencia y la apertura de este portal cósmico.
Solo podéis percibir eso con vuestros sentidos.
Por tanto, esperar al gran momento esta bien pero no es útil.
Simplemente fluye en tu día a día con lo que sientas y toma consciencia de los pequeños detalles que cada día, humanos concretos, colectivos, van realizando para acercarse a ese cambio. Y siéntelos. Deja que ocurra lo que se aproxima a ti, obsérvalo y fúndete.
Esperar os crea frustracion y os aleja de vivir lo único que tenéis ciertamente, vuestro presente.
Sabéis la teoría pero la práctica es lo que más os cuesta. Tomar consciencia es el primer paso. La mente posibilita futuras realidades. Pero es la acción guiada por el corazón la que las hace presentes.
Así como nosotros, como hermanos vuestros, con una perspectiva más elevada pero con la misma luz, os ofrecemos la experiencia de lo que nosotros ya hemos pasado, experimentado y aprendido. Y aunque vosotros debéis pasar por vuestro propio proceso evolutivo, nosotros podemos daros luz en vuestros camino, respetando siempre vuestras propias decisiones.
Somos hermanos de muchísimas dimensiones diferentes, de infinidad de puntos de luz del Universo los que observamos y guiamos. Aunque solo percibís los más cercanos a vuestro sistema solar y a vuestra galaxia.
Amamos a cada una de las existencias creadas por Dios y ninguna de ellas por muy diferente que sea la vibración, puede excluirse en este Universo. Ninguna. Desde el ser más elevado, hasta el ser con una frecuencia energética más baja merecen nuestra atención y nuestro respeto. Todas y cada una de las existencias contribuyen a la evolución del Universo. Todo es un gran acto de amor y lo que vosotros llamáis oscuridad, solo es oportunidad, cambio y más luz.
Llegar a esta comprensión aun os tardará en llegar pero estáis en el camino.
Necesitamos de vuestra ayuda para transmitir nuestros mensajes e informaciones.
La telepatía, las canalizaciones, los sueños y demás percepciones extrasensoriales son nuestros canales de comunicación con vosotros.
Todos sois elegidos.
Todos sois importantes.
Cada uno elige de manera consiente o inconsciente su propio camino.
Algunas personas se abren a la percepción y abren sus canales para recibir nuestra presencia de manera más consciente. Todos, sin excepción tenéis las mismas oportunidades y posibilidades. Es decision vuestra como utilizáis vuestra energía.
Si pudiérais ver lo que es capaz de llegar a hacer vuestro potencial energético, tanto mental como álmico, todos y cada uno de vosotros… si solo dierais el paso de Creer en vosotros mismos…
CREE EN TI.
CREE EN TI.
CREE EN TI.
Vuestra existencia no tendría limitaciones.
La Humanidad es maravilllosa y única en el Universo. Vuestros aparentes defectos son la luz maravillosa que da vida y chispa, que da esperanza y que da ejemplo de la fuerza de vuestra especie. Es impresionante la evolución que habéis dado en tan poco tiempo. Y aun así no os veis capaces o no creéis posible muchas cosas. 
La pérdida de la conexión con el resto de la Humanidad hace que se pierda esa confianza en el Yo puedo, creo en mi, creo en la Humanidad. Todos somos capaces y todos contribuimos al cambio y a la evolución de una manera u otra.

¿Cómo ayudarnos unos a otros para facilitar ese cambio de consciencia?.
No podéis forzar nada.  Cada uno tiene su momento, en esta vida o en otra. No hay prisa. La evolución no entiende de prisas y vosotros sois evolución.
Así, el RESPETO es una de las claves para favorecer este cambio.
No podemos intentar dar luz a alguien que ya ilumina poderosamente todo lo que le rodea pero nosotros creamos que su camino no conduce al cambio.
RESPETO.
Podéis, podemos centrarnos en nuestra propia luz y ofrecerla a aquél que se acerque. No seremos su luz pues cada uno tiene la suya propia.
ALUMBRAR.
Alumbrar su camino para que vea con más claridad todas las posibilidades que tiene delante. Sin intervenir, sin juzgar, sin manipular. Solo luz.
Esto puede resultaros algo difícil, ya que consciente o inconscientemente el humano juzga y manipula su entorno para beneficio propio o de otros. Intentar el beneficio del otro es NO RESPETAR.
Como entonces?.
Alumbra, acompaña, observa y escucha.
Esto no significa ser un Ser Pasivo que se queda mirando lo que hace el otro sin intervenir.
Sé coherente.
Ayuda, pasa a la acción si el otro te lo pide, te da su permiso, si sus capacidades están tan debilitadas que no puede decidir por sí mismo.
Pero no temas, nada ni nadie va a juzgar tu manera de actuar, más que tú mismo y quizá otros humanos.
Nosotros te ofrecemos una guía de luz para cuando te sientas perdido pero aun así creerás haberte equivocado en muchas ocasiones, en tu propio perjuicio o en el del otro.
En nuestra visión, no hay equivocaciones. Todo es tal como tiene que ser, y una acción lleva a infinitas realidades. Otras acciones a otras infinitas realidades.
Por tanto, no dejes que tu mente juzgue tus caminos y decisiones de luz.

Hermano, si fluyes en el presente, los perdidos vendrán a ti. En tu mano estará Acompañar, Alumbrar y Respetar.
Si decides no hacerlo, estará bien.
Si decides hacerlo, te llegará aún más luz y más claridad.
El camino es ayudar a otros, para ayudarnos y sanarnos a nosotros mismos.
Alumbrar, acompañar y respetar.
No entendamos el concepto de GUÍA como aquel que nos indica el camino. Nosotros no lo hacemos.
Alumbramos el camino que estáis mirando en ese mismo momento.
Alumbramos cuando miráis el otro.
Alumbramos los que vuestra mente no os permite ver.
Ir a vuestro lado cuando andáis el camino.
Daros amor y más luz en momentos de densidad.
El único consejo que podemos daros es que la respuesta a todo es el AMOR.
Cuando queréis profundizar, podemos explicaros como funciona nuestro mundo, cómo funciona el Universo, para que podáis tener otra visión de la realidad. Creados desde el AMOR y funcionando desde Él y para Él.
El mensaje, es que todos somos iguales, venimos de la misma luz y todos vamos a ella.

Así, lo que hacemos nosotros, podéis hacerlo vosotros.
Ser Guías, sin indicar los caminos.
Alumbrar los caminos que el otro decide.
Alumbrar las posibilidades.
Respetar las decisiones y los caminos del otro.
Acompañar en el camino desde la mirada del AMOR.
Acompañar es escuchar y observar.
Actuar si os lo piden.
Explicar, si os lo piden, cómo es vuestro mundo y vuestra realidad para dar otra perspectiva al otro.
No juzgaros si al actuar o al hablar creéis haber fallado.
Haceros daño y hacer daño, sufrir y hacer sufrir es un proceso humano de evolución.
No juzgaros cuando os estáis juzgando. La mente humana es incansable.
Respira, obsérvate y fluye.
Ser guía implica ser consciente de tu labor. Porque en realidad lo sois constantemente. Dais luz y guiáis caminos de aquellos que lo necesitan. Pero muchas veces la mente acaba manipulando el proceso.
Se trataría de tomar consciencia de la decisión y hacerlo en paz con nuestra mente, es decir siendo consciente de que ella hará lo que siempre hace.
Con esta consciencia presente de decisión de ser guía y de estar acompañado de una mente, nos sumergimos con vosotros en este camino hacia la evolucion humana.
Jesús fue el mejor ejemplo de guía humano. Alumbró, acompañó y respetó. Incluso a él mismo.
Con su consciencia elevada y avanzada para su tiempo, sufría grandes luchas internas entre la voz de su alma y la de su mente. A diferencia de nosotros ambas le hablaban fuerte y claro. Un alma que recordaba su origen y su destino y que tenia claro cuales eran sus caminos. Una mente de un humano muy evolucionado y con una inteligencia y una lógica, imaginación, creatividad muy por encima de la media. Incomprensible todo para el resto de humanos.
Incomprendido hasta por él mismo. Dificil labor la de aliarse y equilibrarse con ambas fuerzas y hallar un diálogo coherente y constructivo para la evolución de Él mismo.
Con la ayuda de la Voz de Dios, de sus Guías y del resto de seres de luz, a los que escuchaba con igual claridad, pudo ser Guía.

Vosotros tenéis dificultades para escuchar las otras Voces que no sean las de vuestra Mente.
Demasiados siglos haciendo caso a la voz racional. Pero no es imposible, ni difícil. Esta a un paso de la confianza y la fe.
Confía en tu voz, cree en lo que tiene que decirte.
Escucha. Tras el silencio de la mente podrás oírla.
Tras el silencio de tu alma, podras oír la Voz de Dios, de tus guías y demás hermanos que estamos a vuestro lado desde siempre.
Mira con los ojos de tu alma. Pide permiso a tu mente y a tu cuerpo para conectar con tu otro yo, tu Yo Superior. No luches contra tu mente. Alíate a ella. Ella tiene estrategias para acceder a otros planos, a otras percepciones. Cuando confías, cuando crees, estructuras cerebrales, conexiones neuronales empiezan a cambiar. Tu mente cambia, tu mente se alía contigo.

Tan sencillo como confiar, tan rápido como decidir creer.
Adelante. No es un gran paso. Solo da un pequeño movimiento. Si tú te acercas, nosotros tambien. Siempre desde el Amor y el Respeto.
Os amamos por siempre.

Meditación

Siéntate o tumbate en una postura cómoda.
Cierra los ojos.

Vamos a inspirar profundamente, tomando conciencia de como el aire entra por tus fosas nasales y llega al cuello, los pulmones y baja hasta el abdomen.
Así siente como el aire ocupa todos los huecos y como al ir pasando se llenan los pulmones, moviendo las costillas hacia afuera y hacia adentro.
Poco a poco, primero llena tus pulmones y luego tu abdomen.
Y cuando expulsas el aire, igualmente sientes como primero baja tu abdomen y luego tus pulmones.
Profunda pero lentamente.
...

Observa el proceso.
...

Con esta respiración profunda y completa masajeas los músculos que rodean los pulmones y el abdomen.
...

Y con esta conciencia de lo que estás haciendo en este momento, respirar, tambien lo haces de tu cuerpo en general (postura, temperatura, tacto, dolores…).
Así tomas consciencia de que en este momento experimentas lo único que tienes verdaderamente, tu cuerpo estirado y tu respiración.
...

Mensaje canalizado por lo Guías de Agartam:

“Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.
Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo observo los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”
...

Poco a poco empiezas a sentir la energía que desprendes, la luz que desprende tu alma.
Observa la luz que emerge de ti.
Preciosa, maravillosa y perfecta.
Tal como la ves, así es. No dudes. Es tu luz. Solo tu puedes sentirla y percibirla tal y como es.
Disfruta de este momento. Observa y respira.
...

Tu luz es tu alma y comienza a hablarte. Su sonido es amoroso y lleno de luz. Frecuencias que quizá se traduzcan en palabras que entiendas o quizá se transmitan en sensaciones, recuerdos, percepciones. 
Belleza en su mayor esplendor. Un trocito de cielo en tu corazón. Eso es tu luz.
Una parte de la Creación y del Creador en ti.

Escucha su frecuencia, sus ondas energéticas, su música.
...

Pregunta lo que necesites. Tu alma tiene respuestas, pero no siempre podrás entenderlas o escucharlas. Todo el conocimiento disponible en tu interior.
...

Ella te guía, te hace recordar, brilla infinitamente cuando la escuchas, tiene respuestas.
...

Mirarla a ella es mirarte a ti mismo.
Todos los que fuiste, bebé, niño, adolescente, adulto, estudiante, pareja, aventurero, sufridor, trabajador, egoísta, madre, padre… todos son tú. Eres todos ellos a la vez. En este momento están en ti.
Todos los que no fuiste también son tú.
Quedaron como semillas de posibilidades y que siguen ahí esperando a ser tocadas por el agua para germinar. Y eso eres ahora, en este momento. Elección para decidir qué semillas de tu luz van a emerger. Eres libertad para decidir.
La luz y la energía son manifestaciones de la existencia incondicional. La luz y el amor existen sin condiciones ni restricciones. Y así fuiste creado tú. Créelo. Si tu mente lo cree podrás ver la expresión de tu eternidad y tu infinidad.
Si tu mente pone límites a lo que es, tu existencia también los tendrá y veras una versión limitada y restringida de ti mismo.
...

Repite para ti:

Creo en mi, creo en mi luz.
Creo en todas las versiones de mi, las pasadas y las que pueden empezar ahora mismo.
Creo en mi.
Creo en la capacidad de mi luz para guiar a mi mente hacia la realización de una existencia más equilibrada.
Creo en mi.
Creo en que la energía del Universo se recoloca para que todo fluya a mi alrededor.
Creo en mi.
Creo en empezar a amar y respetar mi humanidad.
Creo en mi.
Creo en que soy perfecto tal y como soy.
Creo en mi.
Amo cada Yo que fui, amo lo que soy.
Creo en que todos los caminos me llevan a la luz aunque no pueda verlo claramente.
Creo y soy capaz.
Creo, creo, creo.
Creo en todo lo aprendido y en el conocimiento que habita en mi en estos momentos.
Creo en el otro, en los demás.
Creo en su luz y respeto todas las posibilidades de su existencia.
Creo en mi luz y como ella puede alumbrar los caminos de otros.

Confío en ella y fluyo y me dejo llevar por su frecuencia.
...

Déjate llevar, suelta todo y deja que ella te guie y te hable. Déjate llevar.
Deja, suelta.
Deja, vuela.
Fluyes en ella, con ella.
...

Vuelas.
...

Fundido en luz, eso eres en este instante.
Disfruta de la ingravidez y de la libertad de ser luz.
...

Déjate llevar, ella te guía.
...

Te lleva, aún más luz.

Disfruta del momento.
...

Y en medio de esa paz y esa ingravidez, se abre ante ti como un desdoblamiento de la realidad, como si este plano se desdoblara en dos paralelamente y entre medio surgiera un nuevo plano.
Percibe el fenómeno físico que tienes ante ti.
Te acercas.
Sin miedo.
...

Te asomas.
...
Y en ese desdoblamiento se abre un nuevo Universo.
Asómate.
Observa un Universo que se abre ante ti.
Observa lo que te muestra.
Infinidad, eternidad… creación y transformación.
...

Mientras observas, empiezas a oír a lo lejos una voz. Una voz que nunca habías oido antes pero que te resulta tan familiar como la voz de tu madre.
Dulce y serena.
...

No puedes verla, solo la sientes, pero percibes un calor familiar, un olor donde te sientes seguro y protegido.
...

Oyes su voz más claramente.
Es entonces cuando sientes su energía cálida y cercana. Te abraza…
Le sientes, como de alguien que conoces desde hace mucho tiempo.
Es el amor incondicional de tu GUÍA.
Fúndete en ese abrazo. Siéntele.
...

Siente lo que te transmite sin palabras.
En el silencio de su abrazo al borde del otro Universo.

Escucha y recuerda.
Escucha y recuerda.
 ...

Su amor y sus mensajes son solo para ti.
...

Recíbelos con  amor.

...

Es un momento sagrado.
...

Desde el balcón al Universo de la mano de tu Guía.
 ...

A su lado, empiezas a sentir otra voz,
es el Arcángel Bariel, que trae un mensaje:

"Hermanos, todos, Humanos, Arcturianos y todos los seres de alta y baja vibración que existen y que colaboran en la transformación del Universo.
Llegó el momento de materializar realidades.
Llegó el momento de tomar consciencia de que formamos parte de una gran Conciencia.
Todos, independientemente de la fe o la creencia que tengas.
Se acabó la individualidad.
Se acabó el materialismo sin intención ninguna.
Se acabó el egocentrismo.
Madre Tierra os creo desde el amor infinito que solo un acto creador puede ofrecer.
Es la hora de honrar ese amor y esa creación.
Amar y honrar la transformación, pues eso somos.
Cuidar cualquier modo de existencia, pues pocas diferencias hay entre el resto.
Amar a los que aún rodeados de luz no logran comprender, pues si le quitáis la poca luz que pueden ver, aún más perdidos estarán.
Amar los actos alejados de la creación, pues son más transformación.
Amad la densidad, pues es la madre de la evolución.
Amad al miedo, pues es el indicador de cada paso de transformación.
Amad la humanidad, tal como es pero desde una visión del potencial.
Amad la infinidad de posibilidades.
Amad la infinidad de realidades que tenéis en potencia delante vuestro en este mismo instante.
Amad sin condiciones.
Amad vuestro ego, pues se fundirá rodeado de tanta luz.
Amaros tal como sois, no defectos, no limitaciones. Perfectos.
Amad vuestras percepciones y vuestras sensaciones.
Capaces de cualquier realidad.
Humanidad maravillosa y única."
 ...

Y poco a poco, te despides de tu Guía, pero llevándote ese abrazo y ese mensaje.
 ...

Dejas el balcón al Universo y te despides.
...

Aun sintiendo el amor y la compañaia de tu Guía.
...

Y poco a poco, comienzas a recuperar las sensaciones de tu cuerpo físico.
Regresas rodeado de tu gran luz.
...

 Amas tu cuerpo, funciona y vive.
...

 Y agradece cada parte de tu cuerpo que vas despertando.
Tus pies, rodillas, piernas, barriga, tronco, manos, brazos, cuello, boca, nariz, ojos, cabeza y tu cerebro.
...

Gracias cuerpo, gracias mente, gracias alma.
 
Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Gracias, gracias, gracias.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 14 de diciembre a las 19 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.


Contacto:

Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/







Compartir:

Convocatoria para el 9 de noviembre del 2018: La liberación del miedo con el Arcángel Miguel

                          Resultado de imagen de rayo azul

En algún momento de nuestra historia humana el miedo pasó de ser un mecanismo fisiológico de supervivencia a ser una creencia, un dogma, una manera de vivir, un entramado complejo y viscoso que recubre nuestras conexiones neuronales y que impiden procesar, comprender y percibir con claridad nuestra realidad. Una realidad intrínsecamente clara y concisa.
Lo que es, es. Lo que estoy siendo en este momento es claro y conciso.
Lo que siento es tal cual es.
Lo que sucede a mi alrededor es claro y conciso pero cuando pasa por el filtro mental y emocional ocurre el maravilloso proceso de la interpretación, la realidad propia, la diversidad y la belleza de la humanidad en sí.
Si todos percibiéramos e interpretáramos de manera objetiva seriamos como hormigas o abejas. Toda nuestra existencia creada para interpretar el mundo de la misma manera que mis iguales. Todos a la par por un bien común.
La belleza de nuestra existencia reside en que, aun formando parte y siendo todo un Único Ser, una única Conciencia y Luz, Él nos regala la visión individual de cada uno, la diferencia, la interpretación multiverso de cada una de las millones de existencias humanas que ha habido, hay y habrán. Todas, aparentemente existiendo por separado y ilusoriamente en una función individual y egocéntrica. Pero no es así desde una visión Universal y Cósmica.
Toda nuestra individualidad conlleva diversidad. La diversidad alimenta la infinidad de la existencia y todo va al Conocimiento y la Evolución del Universo.
Todo, absolutamente todo, pensamientos y emociones que nacen y producen baja o alta vibración, llevan a la evolución universal y a la Fuente.

La belleza nos rodea entonces por la infinidad de posibilidades de nuestra existencia. La diversidad, la diferencia, nos lleva al respeto que el Universo nos ofrece para decidir. Nada puede romper eso. Es una verdad inquebrantable. Nada puede romper la libertad de decisión. Aunque ilusoriamente creamos que no tenemos esa libertad o que nos la han arrebatado. Nosotros tomamos la decisión de ceder una libertad que jamas puede ser regalada, jamas puede ser arrebatada. Es parte de la luz de nuestra Alma.
Dios nos hizo libres para decidir y ahí esta la belleza en su infinidad de formas.
Otra cosa es, si no recordamos las estrategias o herramientas para utilizar esa libertad intrínseca nuestra. Y creemos haberla perdido.
Creer.
Creencias.
Rigidez o fe?.
Creo en mi alma?.
Creo que tengo miedo?.
Creer en mi alma nos lleva a la libertad.
Creer en el el miedo nos lleva a Matrix.
Quizá equivocamos el verbo.
Siento mi alma, siento otra realidad mayor, siento el amor por mi familia.
Pienso el miedo.
Así es. Dejemos el sentir para el alma. Y el alma no entiende de miedos.
Y dejemos el miedo para la mente.
Pero dejamos que la mente ocupe el lugar del alma, llevando con ella toda su mochila de pensamientos-creencias.
Está bien. El miedo no es intrínsecamente o propiamente humano. Pero la humanidad lo ha hecho suyo. La humanidad ha hecho intrínsecamente humano al miedo. Le ha dado el mayor poder de todos. Le ha dado forma, energía, consciencia, pensamiento. Lo ha convertido en una entidad humana. En algo externo.
Nos resulta difícil verlo como algo nuestro e impuesto. Y lo disfrazamos de infinidad de existencias externas e invasoras. Lo disfrazamos de jefe, de padre, de incapacidad, de lo desconocido, de lo inventado o imaginado, del vacío o el no existir, lo disfrazamos de muerte.

El miedo propio consciente, como el tengo miedo a los perros. Creado por una situación pasada traumática.
El miedo ajeno inconsciente, como el tengo miedo a la oscuridad, a lo que me pueda ocurrir, a no estar a la altura… Creado por la cultura, la sociedad, nuestros antepasados o padres y madres. Inconsciente porque no es nuestro y no comprendemos o no somos conscientes de su poder.
Podemos liberarnos de los miedos propios conscientes de diferentes maneras.
Pero, como nos liberamos de los ajenos inconscientes?.
Aparecen a veces como un pequeño desasosiego o malestar, un pequeña inquietud que puede ir creciendo poco a poco. O a veces una situación estresante desencadena un miedo ajeno insconsciente de manera abrupta.

Intentar controlar la realidad para que no aparezcan los miedos es misión imposible y frustrante. La realidad es la que es. Y nosotros decidimos cómo interpretarla.

Así entonces, podemos intentar observar nuestro interior, nuestro microcosmos. Porque si mis decisiones e interpretaciones, buenas o malas, en realidad sirven para la evolución del universo, puedo observar y dejar ser.
Observar y dejar ser al Miedo.
Dejar que salga.
El miedo lo crea nuestra mente y nuestra mente es creadora, así que ignorarlo no servirá de nada.
Nuestra mente no crea en base a realidades objetivas.
Nuestros sentidos perciben realidades objetivas.
Nuestro cerebro interpreta esas realidades creando pensamientos, cargándolos de emociones y a partir de ahí, esos pensamientos coloreados crean nuevas realidades.
Por ejemplo:
Mis sentidos perciben: un objeto de material metálico, de una tonalidad clara, con 4 partes que sirven para apoyarse en el suelo.
Mi cerebro crea el pensamiento seguido casi al instante por una emoción: una silla azul, metálica de 4 patas. Tiene pinta de ser incómoda.
El cerebro crea realidades: no voy a sentarme en ella y si tengo que hacerlo probablemente no estaré a gusto.

Otro ejemplo:
Mis sentidos: en la sala hay unas 120 personas.
Mi cerebro seguido de la emoción: la sala está llena. Tengo miedo de hablar delante de tantas personas.
La realidad que creo: no quiero salir a hablar y si soy capaz estaré tan nerviosa que lo haré fatal.

En este último ejemplo obviamos información y experiencias tan importantes como: los años que llevamos preparándonos para hablar de ese tema, que la gente que está ahí esta deseando escucharte y la mayoría no percibirá tus miedos o nervios y si es así no son su centro de interés, no han venido por eso. Has hablado delante de muchísimas personas a lo largo de tu vida, aunque no estuvieran todas juntas. Objetivamente eso no importa.

Por qué el cerebro nos juega esa mala pasada?. Obviar lo importante y centrarse en algo superficial que puede fastidiarnos el día o el momento?.

No importa. Observa y sé consciente de ello, simplemente. Estará bien ocurra lo que ocurra.
Observa y sé consciente si te invade el miedo.
Observa y sé consciente si decides tenerlo como compañero.
Observa y sé consciente de cómo funciona tu mente.
Esto te ancla en el presente.
Vívelo tal cual sea.
Vívelo plenamente.
El Arcángel Miguel te acompaña, al igual que tu miedo.
Sé consciente de su presencia también.
Pídele ayuda si el miedo empieza a actuar sobre tu corazón, tus nervios, tu ansiedad o el hermano mayor del miedo. El Pánico.

Arcángel Miguel, Miguel, Miguel.
Acompáñame en este momento donde llegan a mi las dudas y el temor.
Ayúdame a ver que lo que es, está siendo. Que lo que fue me hizo evolucionar. Y que lo que será está en mi libertad para decidir.
Ayúdame a ver ese plano de la realidad.
Libertad.
Veo lo que es. Observo, respeto, dejo ser.
Veo como mis sentidos perciben.
Veo como mi mente actúa, interpreta, colorea la realidad.
Veo la belleza de eso. Es parte de mi humanidad.
Veo en mi interpretación de la realidad colores claros y hermosos.
Veo colores oscuros y desconocidos.
Todos son parte de la Luz.
Veo mi miedo Miguel.
No me importa si sé de dónde viene o donde va.
Le veo.
Alumbra mi miedo Miguel, con tu rayo de luz azul.
Ahí estoy yo o parte de mi. Creyendo que no soy libre para decidir y dándole poder a un pensamiento, una creencia, que muchas veces no es mia.
Miedo, no eres nadie sin mi.
Yo soy tu creadora. Yo te doy alas o te doy grilletes.
Yo decido qué hacer contigo cada vez que apareces.
Respeto tu presencia, respeto que formes parte de mi.
Amo el mensaje que me traes. Pero yo decido transformar ese mensaje escuchando la voz de mi alma. Yo decido transformar un mensaje denso en pura luz.
Formas parte de mi, pero no eres Yo y Yo no soy Tú. No eres algo externo contra lo que luchar.
Eres parte de mi y amo todas las formas bellas de mi existencia. Todas y sin excepción me llevan a evolucionar.
Miguel me alumbra cuando creo no poder ver.
Me ofrece su manto azul para recordarme que no estoy sola en la comprensión de mi humanidad.

Gracias Miguel.

Con Miguel conseguimos la acción y la valentía para mirar y entrar en el portal de nuestros miedos. Miguel nos ayuda a mirarlos por primera vez, a preguntarles por primera vez, a tomar consciencia de ellos.
Pero no puede hacer nuestro trabajo.

Una vez entramos en nuestra oscuridad, debemos sanar, aceptar y amar.

Podemos llamar al Arcángel Rafael para ayudarnos a iluminar las habitaciones de los miedos inconscientes que no son nuestros y que se escapan de nuestra mirada.

La sanación de esa parte de nuestra humanidad debe hacerse desde el amor y el respeto hacia nosotros mismos y hacia nuestra dualidad. No podemos entrar en nuestra oscuridad con la intención de eliminarla o expulsarla.

Mensaje de Miguel:

"¿Cuando comprenderéis que la luz y la oscuridad, las vibraciones altas y bajas que emitís y consumís son parte de vuestra humanidad y de vuestra belleza como seres únicos en este Universo y como hijos de Dios?. La luz os hace ver el camino pero la oscuridad os hace avanzar por él.

Yo, Miguel, os ayudaré a entrar en esa parte vuestra que habéis decidido mirar de manera honesta y directa. Os acompañaré y os daré luz para atenuar el miedo a ese miedo que tenéis delante.
Yo disolveré con mi manto azul ese miedo al miedo y te abrazaré cuando lo tengas frente a ti para que la valentía y la honestidad que son parte de tu ser afloren con fuerza. Iluminaré tus ojos para que te ames en los momentos más oscuros y ames ese miedo como creación tuya que es.
Hermano de luz, la soledad no es ninguna condición, ni ninguna posibilidad que exista en el Universo. Así que no temas a enfrentarte solo. Dios no concibió en su creación la soledad.
Eso fue una creencia humana. No la creas y no actúes en la vida conforme a esa creencia.
Acompañarás a tus miedos con otra energía, sabiendo de mi y de mis Hermanos de Luz, sabiendo de ti y de tu Luz amorosa que proviene de la Fuente, sabiendo de tus seres queridos y amados que comparten plano y existencia terrenal en tu momento presente y sabiendo de las fuerzas de luz que muchísimos otros seres acompañan a la Tierra y a la Humanidad desde siempre. Y sabiendo de la energía de Gaia, que todo lo hace posible, el aire que respiras, el agua que bebes, la tierra que pisas, el calor que todo ser vivo desprende, la energía que todo elemento atómico compone a esta gran Madre Tierra. Todo se compone en este Universo para avanzar, todo se organiza y se estructura para que se produzca el avance y la evolución. Y. aunque ilusioriamente percibas un retroceso, o un estancamiento, no es así. Avanzas, siempre avanzas.
Ves hermano, como la soledad no existe en verdad?.
Vamos, te acompaño.

Rafael, Rafael, Rafael…

Estoy mirando al Miedo de manera honesta y aceptando cada emoción que me hace sentir. Con la ayuda de Miguel veo mi luz y su fuerza para mirar al Miedo.

A veces sé que nombre tiene, pero otras no y solo identifico que está por los efectos que surgen en mi cuerpo y mi mente. A veces el Miedo se llama soledad o inseguridad.
Cuando no sé su nombre me siento perdido y busco, sin darme cuenta en mi mente, y solo hallo más justificaciones y explicaciones para sentirlo. Cómo saber cuál es el nombre que toma en esos momentos si no puedo acceder a esa información desde mi mente?.

Mensaje de Rafael:
"Hermano, soy Rafael. Debes recordar si quieres saber el nombre del Miedo. Y no siempre estáis preparados para recordar. La mente tiene mecanismos muy efectivos para olvidar y tapar bajo capas de duras piedras recuerdos. El inconsciente es una puerta difícil de abrir. Es una puerta a la transformación integral de la persona. Atravesarlo desde una mente evolucionada puede llevarte a la evolución. Pero desde una mente anclada en creencias antiguas puede traerte densidad.
Pero, Hermano, el inconsciente que entendéis vosotros, es mental y abre la puerta a más recuerdos, más pensamientos, creencias, juicios y valoraciones.
Yo te hablo del inconsciente celular.
Los sucesos, recuerdos, vivencias, emociones… de esta vida y de otras sobretodo van configurando y cambiando vuestro ADN. Debes acceder a él para conocer cuales son los códigos de sanación de los Miedos. Tus células llevan los cambios asociados a tus antepasados y a tus vidas pasadas. También los de está vida.
Si hablas con tus células, ellas te mostrarán el nombre del Miedo que desconoces.
No hay células más importantes que otras. Las células del estómago te hablaran de una realidad, las células de los huesos de otras. Tus neuronas de otras.
Tú identificarás qué células necesitan hablarte, tú sabrás qué células necesitas escuchar.
Recuerda Hermano, que nada ni nadie soluciona ni transforma tu realidad. Tú recibes información y a partir de ahí decides.
Por tanto, tus células, te mostraran los cambios en tu Adn que se produjeron en ciertas circunstancias. Ahí hallarás el nombre. Recordarás, si tu alma está preparada, tu mente abierta, tu mirada honesta y tu miedo al miedo presente y consciente.
Si no, no recordarás.
Si accedes a su nombre, el miedo se disipará. Y detente ahí. Más adelante tu mente y tu mirada serán claras y sabrás que hacer o ya lo estarás haciendo sin darte cuenta. Al disiparse el miedo, fluirás en la situación.

Ocurra lo que ocurra yo te acompañaré junto a Miguel para darte luz en el camino.
Todo estará bien, sea lo que sea. Todo estará bien. Créeme."

Conviviremos con nuestros miedos por unos cientos de miles de años más, unos más que otros. Pero la Torre del Miedo no puede crecer hasta el infinito. Caerá por su propio peso de creencias ilusorias y cuando eso ocurra nos sentiremos desnudos, desprotegidos durante un momento. Para dar paso a la liberación del miedo, a la libertad de ser y existir.
Alimentar el miedo con mas miedo, nos lleva igualmente a una evolución, aunque tardaremos más, aprenderemos más como humanidad.

Mientras tanto, nos tenemos unos a los otros para recordarnos que el miedo es un software más que tenemos en nuestro cerebro. Que la verdad, la libertad y el amor se miran desde la visión del Alma y que es desde ahí es desde donde tenemos el poder de decisión, como seres individuales y como especie.
Y seguiremos recibiendo ayuda de Arcángeles, seres ascendidos, maestros, seres de otros planos. Y seguiremos recibiendo confusión y densidad por parte de otros.
Y nosotros aquí, en este punto concreto del Universo, únicos como somos, Dios nos observa y nos ama como parte suya que somos y expectante por ver como se desarrollan los acontecimientos con esa libertad, con la luz y con la mente que nos regaló.
Somos únicos, somos belleza pura. Amemos eso.
El Universo tiene infinitas sorpresas para la historia futura de la humanidad. Si las recibimos como oportunidades de evolución, el miedo tendrá menos hueco en nuestros corazones.

Sat Nam.



Relajacion/Conexión

“Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.
Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo aparto los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”

Meditación

Meditación para observar nuestra vida terrenal, subir a una perspectiva más elevada para colocar los sucesos de nuestra existencia en el Contexto Universal. Y así comprender, descender y volver a ver nuestra vida desde nuestra Consciencia Superior.
Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Gracias, gracias, gracias.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 9 de noviembre a las 19 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.


Contacto:

Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/

Compartir:
Compartir:


Compartir:

Convocatoria para el 12 de octubre 2018. Próposito: La sanación




Por algún motivo el Arcángel Rafael me acompaña estos días y se abre en mi un proceso de reflexión, indagación y sobretodo sanación para mi, mi entorno y los que me rodean. Y así me lo hace saber. Sin saber qué, cómo ni cuándo, me pongo a canalizar y a escribir guiada por su luz y con la incógnita del mensaje que nos traerá para Encuentros de Luz.


La sanación es un proceso de cambio y evolución. No es un poder ni un efecto milagroso. Es una habilidad que todos poseemos. En realidad el estado natural del Ser es existir “sanado”, nuestra Alma es pura y no tiene nada que sanar. Pero convive con un cuerpo físico, emocional y mental que sí necesita de esta habilidad. 

Buscamos la sanación y sus resultados antes de encontrarla en nosotros mismos. Todos tenemos la capacidad de sanarnos y sanar pero en un mundo de limitaciones mentales, el infinito de posibilidades de ser y existir se limitan a muy pocas.
Quizá creamos que el sanar es eliminar enfermedades físicas o emocionales. Y no se trata de eso. Sanar es entrar en un estado de conciencia donde aceptas comprendiendo situaciones que han de ocurrir, donde conoces cuándo, cómo y por qué sanar y sobretodo adquieres una mente sin límites ni fronteras, dejando a tu alma expandirse para que el resto de partes físicas que la acompañan funcionen a la par.

La mayoría de veces nos sanamos y sanamos a otros de manera inconsciente. De igual manera enfermamos. La enfermedad (mental o emocional) no es lo contrario de la sanación. La enfermedad es la puerta de entrada a ella. Cuando enfermamos algo nos esta avisando de que algo no funciona cómo debería. Es el momento de mirar a la cara a esa enfermedad. No ignorarla y observar qué nos está mostrando y si estamos dispuestos a atravesarla para aprender de ella. Atravesarla ya es parte de la sanación porque evolucionamos. Independientemente o no de si finalmente esa enfermedad nos vence o ha venido para quedarse.
Atravesar la enfermedad es entrar en la oscuridad, en lo desconocido, en el miedo, el terror y el pánico. Creemos que ninguno de ellos es nuestro, sino algo externo al que debemos enfrentar luchando. Creemos que la enfermedad no es nuestra, el miedo tampoco y todos nuestros esfuerzos se centran en eliminarlos.
Sí son tuyos. No es tu culpa. Nadie es culpable de nada. La culpa no existe en el Universo. Es un concepto humano y mental. Todo ocurre por algo. Si enfermaste por llevar una vida con poco cuidado de tu cuerpo, la enfermedad te muestra algo. Si enfermaste aun llevando una vida sana y cuidada, la enfermedad te muestra algo. Nada es justo o injusto.
Perdemos la visión real y Universal de la función de una enfermedad. En realidad no deberíamos llamarlo enfermedad sino Cambio. Un planeta no enferma cuando llega al final de su existencia tal como ha sido, se prepara para un cambio o transformación. Un cáncer de igual manera es un cambio hacia otro estado de conciencia y de materia. Una depresión igual.
La enfermedad conlleva sufrimiento. Pero no deberíamos llamarlo sufrimiento, sino resistencia al cambio, a la evolución. Y esa resistencia puede llevar a la transformación total o la muerte entendida como concepto humano. Aunque solo es una transformación más.

La resistencia es el miedo a lo desconocido. Es el no vivir. Es el malgastar la vida y la energía en evitar ese cambio, que tarde o temprano llegará de un modo u otro.
Cuantas cosas en vuestras vidas os resistís a cambiar! Que fluido sería todo si acompañaráis de la mano a cualquier cambio que se produjera en vuestras vidas!!
Pero que poco humano sería actuar sin miedo, sin resistencias, sin sufrimiento. Tan acostumbrados a estos compañeros inseparables. Que otra estrategia sino aceptarlos también como compañeros pero dando el paso de tomar conciencia de cuándo se apoderan de nuestra vida y agradecerles su labor tomando las riendas en momentos clave!!

El final del sufrimiento, el miedo, la enfermedad y la resistencia aún están lejanos pero mientras podemos empezar a tomar conciencia de su verdadera posicion en el universo y en nuestras vidas desde la visión del Todo y quitarles así el poder que les hemos otorgado durante tantos y tantos siglos.
Nada es bueno ni malo en sí, más allá de vuestros valores éticos y morales y necesarios de convivencia humana. Pero a efectos de una visión cosmológica y de la función de nuestra alma aquí en la Tierra, esas creencias y valores no deben regir nuestra vida de una forma estricta. Ni la muerte, ni la enfermedad, ni las catástrofes, ni las desgracias, en vocabulario humano son buenas ni malas. Solo son, existen al igual que nosotros. Nosotros también podemos ser vistos o tratados como si fueramos una enfermedad, un sufrimiento, una resistencia para otros. Imaginaros eso. Y que el otro luchara contra nosotros con todas sus fuerzas para que dejáramos de existir, desaparecer, sin ninguna explicación ni diálogo. Sin importarle por qué actuamos como actuamos, por qué nos malinterpreta o tiene esa creencia de nosotros.
Alguna vez os habéis comportado así con alguien?.
Alguna vez alguien se ha comportado así con vosotros?. Como si fueráis una enfermedad, un sufrimiento, un elemento perturbador?.

La sanación no es propia de algunos maestros o personas con poderes especiales. Todos tenemos ese potencial y podemos desarrollarlo. Solo hemos olvidado como hacerlo.
Pero cómo?. Nuestras células pueden autosanarse, pueden hacerlo por ellas mismas pero la persona es cuerpo y alma y ambas deben sincronizarse, siendo conscientes la una de la otra, trabajando conjuntamente, disolviendo los limites de la realidad, centrándose en la energía del Todo, de la Fuente, de nuestro Origen.

El cómo es lo de menos. Meditación, imposición de manos, canalizando energía, utilizando elementos intermediarios pero potenciadores como cristales, hierbas…. Como a cada uno le resuene.
Todos ayudan, todos potencian, pero el origen de la sanación está en nosotros.
El cambio interno, el cambio externo… un proceso sanador puede ser tan radical que puede ser vivido como una enfermedad. Una enfermedad es una sanación en sí. Cambia energías, materia, cambia pensamientos, ideas, creencias, cambia a la humanidad.

Como conecto con mi habilidad sanadora?.
Todo comienza con una pequeña vibración. La vibración de tus células, pequeñas, casi tan imperceptibles pero ahí están. Cada célula compuesta por millones de átomos que vibran, sus partículas, electrones, vibran. Y siendo conscientes de que esa vibración no se produce en un espacio físico, tangible, ya que se da en un ínterespacio. Miles de millones de electrones de nuestro cuerpo girando y produciendo una vibración, un cambio magnético a su alrededor. Uno tras otro, uno más otro.
En un vibración sin fin y al compás de la vibración de nuestra alma. En sintonía ambas.
Al igual que has sentido la vibración de los electrones de tu cuerpo, sientes la vibración de tu alma. Una vibración única e irrepetible, pues vibra por las épocas vividas, los planos existenciales vividos, vibra por la alta o la baja densidad, vibra por lo lejos o cerca de la Fuente, vibra por la conciencia que tenemos de ella misma… y así un sinfín e interminable listado de sucesos que hacen que un alma vibre de una manera u otra. Nunca ni una igual por pequeña o corta que haya sido su intervención en la Tierra.

Vibración física y vibración álmica se resuenan, en consonancia. Cuando se descuadran, desajustan todos los elementos vibratorios. Cuerpo y mente cada uno a la suya. Cada uno intentando sobrevivir sin importarle demasiado al otro. Esto no puede convivir mucho de esta manera.
Si logramos recuperar ese patrón vibratorio corporal y del alma, podremos sanarnos, siempre y cuando la enfermedad ya haya cumplido o casi cumplido su cometido evolutivo.

Existe una energía sanadora externa que es cuando pedimos ayuda desde el alma. Una energía que activáis vosotros pero que se impulsan desde otros lugares, otros seres, otras existencias, otros planos. Vosotros os convertís en canales por donde pasa esa energía. Entonces desde otros lugares nos abren portales dimensionales que nos acercan a existencias o planetas dispuestos a comprender y evolucionar.

Y existe la energía sanadora interna. Cuando nuestra alma es capaz por ella misma de sanarse porque tiene el patrón vibratorio de cuerpo y alma en consonancia y no necesita ninguna ayuda externa para hacerlo. Entonces nuestra alma es capaz de viajar a través de portales dimensionales que nos acercan a otras existencias.
Lo hagamos como lo hagamos, la sanación nos conecta con el Todo.
Por tanto, buscaremos la danza vibracional entre nuestra alma y nuestro cuerpo físico para ser conscientes de que es igual a la vibración universal y así conectar con la sanación, ya sea interna o externa.

No olvidemos que el concepto de sanación no significa curar enfermedad. Es un concepto universal mucho más amplio que comprende muchos aspectos evolutivos de la persona.
La sanación es un proceso evolutivo muy personal y cada uno la comprende de una manera diferente. 1000 maneras de sanar, 1000 maneras de ayudar y ser ayudado.

Quizá penséis que hallar esa sintonía entre vibración corporal y álmica es una tarea imposible. Sí, si la visualizamos como un concepto general y que sólo puede funcionar si conseguimos derrumbar todas las barreras y límites. Esa creencia nos limita. Y en la vida humana, por suerte, los logros que se consiguen después de un camino lleno de aprendizajes y dificultades son integrados en la persona cambiando su esencia. Así, poco a poco, tomando conciencia, meditando sobre ello, practicando, confiando y con la ayuda de los seres de alta vibración, iremos andando el camino hacia la sanación individual y colectiva.
El Amor a nosotros mismos y a los demás, el respeto por lo que viven y sienten las demás existencias es el mejor proceso sanador que pueda existir. Amarte y amar sin condiciones.
Empieza por ahí.


Meditación

Contectaremos con los patrones vibracionales corporales y de nuestra alma para así poder sincronizarlos, unirlos, como cuerpo a Universo, como Alma a Fuente.

Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Gracias, gracias, gracias.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 12 de octubre a las 19 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.


Contacto:

Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/







Compartir:

Convocatorias Anteriores