Audio Meditación Junio 2019: La Fuerza de la Unión

Hermanos y hermanas que os habéis reunido para asistir a este Encuentro, por diferentes motivos y caminos pero que os han traído aquí y ahora a Agartam.
Y en este Encuentro, nos reunimos con un mismo objetivo, con una misma misión, unir la fuerza de nuestra Energía Vital, nuestra Energía del Cosmos en una sola. Somos Uno. Somos Fuerza. Somos Unión.
Un mensaje de los Hermanos más cercanos a nosotros, a poco menos de 4.37 años luz de nuestro Sol, se encuentra el sistema múltiple estelar Alfa Centauri. De ellos nos llega un mensaje lleno de luz y unión a toda la existencia.





Compartir:

Meditación de Encuentros de Luz en Luna Llena. Junio 2019: La Fuerza de la Unión



Resultat d'imatges de union cosmica


Hermanos y hermanas que os habéis reunido para asistir a este Encuentro, por diferentes motivos y caminos pero que os han traído aquí y ahora a Agartam.
Y en este Encuentro, nos reunimos con un mismo objetivo, con una misma misión, unir la fuerza de nuestra Energía Vital, nuestra Energía del Cosmos en una sola. Somos Uno. Somos Fuerza. Somos Unión.
Un mensaje de los Hermanos más cercanos a nosotros, a poco menos de 4.37 años luz de nuestro Sol, se encuentra el sistema múltiple estelar Alfa Centauri. De ellos nos llega un mensaje lleno de luz y unión a toda la existencia.

"Hermanos, cercanos en historia, próximos en distancia, unidos por la Energía de nuestra Galaxia.
Nos acompañamos desde hace muchos millones de años.
La individualidad no existe como tal en el Universo. Se trata de una ilusión mental que la evolución humana os ha hecho creer que es necesaria para sobrevivir.
El devenir de la historia de la Humanidad y ciertos intereses humanos y no humanos os implantaron la idea-semilla de que la individualidad es una manera de vivir más práctica y funcional.
Preocuparse de uno mismo y de los más cercanos, sobretodo en aspectos materiales, solo lleva a retroalimentar esa preocupación y falsa seguridad por uno mismo. Solo os conduce a otra ilusión mental aún más densa, la Soledad.
Todos los que estáis hoy aquí ya sabéis esto. La individualidad como forma de vida, no lleva a nada. Y la falsa ilusión de Soledad aún te aleja más de la luz. Pero aún así, aún la sentís.
¿Cómo aceptar y fluir en esa emoción o creencia humana, pero tomando conciencia de lo que realmente es, una ilusión, una creencia?. 
No podéis negar lo que sois y lo que sentís pero tampoco podéis estancaros en ese momento y no evolucionar.
¿Cómo hacerlo entonces?.
¿Estáis intentando no ser individualistas o bien intentáis sentiros en hermandad y comunidad con el rest?.
Hacéis intentos desde el NO SER y eso no es posible.
INTENTANDO NO SER.
¿Estáis intentando no sentiros solos, o bien simplemente intentáis fluir en la energía colectiva de la Humanidad?.
Hacéis intentos desde el NO SENTIR y eso no es posible.
El NO SER, NO HACER o NO SENTIR es un camino que muy probablemente nos lleva a lo mismo, a que NO OCURRA NADA. Todo queda en el imaginario mental.
Si HACEMOS, SOMOS o SENTIMOS, por pequeño que sea el gesto, abrimos portales dimensionales que ofrecen la gran infinidad de posibilidades que tiene el Universo Infinito. Se abre el efecto mariposa.
Vosotros no sois conscientes de ello porque vuestra visión cosmológica es limitada a vuestra dimensión y sois ciegos a los efectos que causáis en vuestra realidad.
Ciegos en vuestra realidad, ciegos a todas las realidades.
Entonces, ¿cómo podéis hacerlo?.
Con la CREENCIA, la FE y la constante COMUNICACIÓN y CANALIZACIÓN con otras dimensiones y formas de existencia.
Todos los que estáis aquí estáis llevando a cabo una labor muy importante. Por el simple hecho de estar aquí presentes y conscientes ya transformáis realidades.
La labor que hacéis está lejos de la individualidad, vuestra labor al conectaros es pura energía en colectividad, hermandad y unión con toda existencia posible.
Pero después, en vuestras vidas diarias, es fácil volver a desconectar y funcionar en la individualidad y la soledad.
Por eso, os enviamos este mensaje, para poder sentir el SER UNO que formáis hoy en Agartam y con el resto del Mundo.
La importancia de la labor como Unidad y como seres que, aunque luego físicamente se separen, siguen en unión entre sí.
Para recordaros que, la unión que aquí ejercéis se extiende por muchos hilos, crea nuevos y esa red no solo queda aquí en la Tierra. Llega a muchos otros planos y realidades.
Vuestra humanidad es única en el Universo. Sois seres de una belleza y una diversidad irrepetible. Vuestras emociones, vuestras conductas, vuestra historia son campos de observación y aprendizaje para muchos de nosotros.
Toda la desconexión que a veces sentís como Humanidad, toda la densidad, la lejanía y la falta de recuerdo no son más que una parte más del camino hacia el Conocimento, hacia la Luz y hacia el SER UNO.
En esta etapa de vuestra realidad, la ayuda que ofrecéis, que no es más que llevar luz y mostrar caminos y posibilidades, es fundamental para que la Humanidad avance.
Vosotros lo hacéis, llevar luz.
Nosotros también.
Cada uno desde la visión de sus infinitas realidades.
La luz que ofrecemos es un amor infinito e incondicional a vuestra Humanidad, creada tal cual sois del SER UNO y amando cada paso y decisión que tomáis.
Gracias por mostrarnos vuestra densidad.
Gracias por mostrarnos los lugares donde hace falta la luz.
Gracias por el color dimensional que ofrecéis al Universo.
Os amamos, os acompañamos desde siempre y para siempre.
Hermanos de Luz, de viaje, de Origen y destino.
Y con este amor, os ofrecemos esta conexión para que entre todos podáis restablecer la hermandad con el resto de la Humanidad, comprendiendo acciones y decisiones que os alejaron de ella.
Porque en unión con la Humanidad es como evolucionamos.
Porque en esa unión, la comprensión y el respeto por el camino de cada uno es imprescindible para comprender que mi camino lleva al tuyo. El tuyo al mío. Al de todos.

Somos Uno.
Somos Hermanos.
Somos Agartam.
Somos Humanidad.
Somos Universo.
Gracias."


Meditación


Hoy haremos la meditación en parejas o en grupos de 3, así que si estamos sentados nos ponemos unos frente a los otros y si estamos estirados, uno al lado del otro de manera que podamos tocarnos o sentirnos.

Cerramos los ojos.

Respiramos.


Conexión canalizada por los Guías de Agartam:

“Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.
Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo aparto los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”


Ahora vamos a visualizar todo el aire que hay en este lugar y como nos atraviesa al respirarlo y expulsarlo. Y como entra con unas propiedades y sale con otras. Propiedades físicas, propiedades químicas.


Aire que entra con partículas de otros lugares, otros hermanos, otras realidades y existencias, otras vidas, otros yoes.


Partículas que al entrar nos cambian, nos transforman.

Partículas que al entrar, transformamos con nuestras vivencias.

Aspiro vivencias, exhalo recuerdos.

Aspiro tiempo, exhalo realidad.

Aspiro espacio, exhalo emociones.

Aspiro cosmos, exhalo humanidad.
… Al aspirar partículas de energía, espacio y tiempo de esta y de otras dimensiones y realidades, siento como me atraviesan y penetran en mi.

Dejo que lo haga.

Son oleadas de conocimientos que llegan a mi y se quedan en mi subconsciente.
Y al exhalar devuelvo esa energía con parte de mi.
Dejo que salga y se extienda por el Universo, llegando a la Fuente, llegando a donde aun falta luz y a rozar la inmensidad del infinito.


Aspira Cosmos, te llega.
Exhala Humanidad, te llega.

Nada nos llega a través del Vacío, pues el Vacío no existe. No hay un lugar en el Universo donde no haya o no ocurra nada. Porque en el lugar más vacío de todos, siempre existe el Potencial de Existencia.
La existencia y el Ser ocurren en todos los espacios y momentos infinitos del Universo infinito.
En el Cosmos no existe el concepto de NO HABER, NO OCURRIR, NO EXISTIR, VACÍO, NADA, OSCURIDAD.


Y de la Humanidad que desprendemos y el Cosmos que nos llega, sentimos como ambas energías, Cosmos y Humanidad, se funden en una oleada de Hermandad y amor hacia el otro, sea quien sea.

Y mi cerebro convierte esa oleada en imágenes.

Imágenes de personas, situaciones, momentos que son fáciles de amar.

Me llegan.



Pero también imágenes de personas y situaciones conocidas o desconocidas que me resultan difíciles de amar.
Porque me han hecho sufrir. Porque las desconozco y lo desconocido es lejano para mi, difícil de amar, comprender.
Lo veo, lo siento.



Y en este momento centramos nuestra atención en el Otro, el que tenemos al lado.

Comenzamos a percibir su presencia física, su respiración. La oímos, la percibimos.
Intenta percibirla.


Y ahora seguiremos el recorrido de su respiración. Pero no seremos el aire que llega a formar parte de su cuerpo, si no del recorrido en sí. El recorrido somos nosotros que esta formando parte del otro.


Observa y percibe todo el recorrido. Tú eres el recorrido, su recorrido y sientes como el aire le toca, te toca, desde que llega a la punta de sus labios.
...

Lentamente, observa todo tu recorrido, que es el suyo.


Obsérvate, como camino que eres, en el otro.

Percibes como boca que eres en el otro, el aire que te toca, que aspiras. Percíbelo.
Lengua, paladar, muelas y dientes, garganta, tranquea, entra en los pulmones, bronquios, alveolos, sangre.


Date tiempo en percibir cada parte suya y siendo su recorrido, acoges al aire, desde tus órganos, que son sus órganos, uno a uno, hasta tu misma sangre, su sangre.

Incluso como es el maravilloso proceso en el que eres glóbulos rojos transportando el oxígeno y el dióxido de carbono a todas las partes del cuerpo.
Observa tu proceso que es el suyo.


Tú eres su recorrido y haces tuyo y suyo el aire.

Y el aire ahora pasa a formar parte de ambos. El aire diluye las fronteras entre los dos, todo se mezcla.


Siente como poco a poco empiezan a difuminarse los límites del tú y el otro.


Dejas de ser solo el recorrido como parte del cuerpo a ser la energía.

Primero siendo la energía que colabora en el proceso de la respiración.

Siente ser la energía que acoge la respiración del otro.

Siente como siendo tú dejas Ser al otro.

Siente como que no eres algo externo que ha entrado a formar parte en la existencia del otro.

El otro eres tú. Tú eres el otro.


Ahora no solo eres la energía de la respiración, sino que te fusionas con el otro para ser la energía que
acoge el cerebro, órganos, y diferentes estructuras y partes del cuerpo.



Ya eres el otro.

Ya sientes su luz. Pero no. Es la tuya.
No. Es la de ambos.
No. Es solo una.

Así lo ha sido siempre y lo será para siempre.

Cada alma, con diferentes vivencias y aprendizajes es Una.

Siente esa unión, ese Ser Uno. Con diferentes visiones terrenales pero la misma visión Universal.

Intenta percibir como Ser Uno que sois, la Luz. La véis, en la forma que sea.

La luz llega a vosotros y os invade.



Ahora podéis ver con claridad a los seres de luz que os acompañan, a vuestros Guías.

Y ambos ahora, siendo Uno observáis las almas de los que os rodean en el día a día (familia, amigos,
conocidos y desconocidos).


Y de igual manera centráis la atención en ellos y en la respiración de cada uno de ellos.

Da igual si percibes las respiraciones de manera conjunta o de uno en uno.


Siéntelas.


Y como vosotros dos, siendo Uno, de igual forma acogéis el paso del aire por la respiración de todas esas
personas.


Y como os convertís en el recorrido que el aire hace al entrar en esas personas.


Órganos y estructuras.


Y como el aire y el recorrido empieza a formar parte de vosotros, Uno.


Y como en realidad vuestra energía es el de esas personas.


Contempla la transformación.



Vosotros sois ellos. Y ellos vosotros.


Distintas visiones terrenales, iguales visiones Universales.

Misma Luz, mismo Origen, mismo destino.

El Ser Uno en vosotros.

La existencia en su totalidad e infinidad de posibilidades, personas, animales, cosas, sucesos, dimesiones,
realidades, espacio, tiempo.



Y ahora ambos, siendo Uno, siendo pura alma, energía, elegís iniciar un viaje por la Tierra o por el Universo
para experimentar esa unión con otras personas, seres o formas de existencia.

Empieza el viaje, los dos en Uno.

Recorriendo oceános, montañas, países, continentes, fauna, flora… dejad que llegue a vosotros la llamada
de vuestro lugar de destino.


Percibís ese lugar y sin saber cómo sabéis el camino.

Puede que sea en algún lugar de la Tierra o puede que vuestra llamada os atraiga más allá de nuestro Universo más cercano.

Así viajáis guiados por la llamada.

El viaje os llevara algún tiempo.

Pero a medida que os alejáis más unidos estáis entre vosotros y con el resto de Seres Humanos del planeta.

Los percibís a todos y aun viendo las diferencias que os distancian solo son aspectos terrenales y humanos.

La visión Universal es la misma, la Energía es la misma.

Y os sentís Uno con todos y cada uno de ellos.

Nada por lo que defenderse, ni por lo que luchar, porque cuando vuelva de mi viaje y me encuentre con un Hermano diferente a mi, que me ponga difícil el camino pensaré en este mensaje del Arcángel Miguel:

No te obzeques en tu visión humana donde os habéis especializado en ver las diferencias.
Confía en mi palabra.
Confía si te digo que no hay diferencia alguna.
Que aunque el otro diga una cosa y tu otra, ambos decís lo mismo.
Confía en lo que digo.
Que aunque sientas rechazo o separación, emociones como odio, rabia, tristeza… hacia el otro, esas emociones no te distancian de él. Al contrario te unen más para así comprender que ese hermano te esta mostrando algo importante de ti.
Agradece.
Y que tú le estás mostrando algo importante a él.
Regala.
Confía en mi palabra Hermano.
Aparentemente distanciados pero con la misma luz, la misma visión universal, el mismo camino.
Si puedes percibir esto por un momento, sentirás el gran amor que sientes por todos y cada uno de los Humanos.
El Amor no va condicionado a ninguna acción o emoción que haya hecho o sentido nadie.
El Amor existe sin condiciones. Esto no es difcíl. Deja que fluya dejando de luchar, proteger y defender.

Deja de luchar, proteger y defender.
Déjalo. Suéltalo.
En lugar de luchar, Siente.
En lugar de proteger, Ama.
En lugar de defender, Comprende.
Y descansa.
Respira y descansa.
Respira y descansa.
Suelta, respira y descansa.
Gracias Miguel.
Gracias.

Así, unido al Otro, unido a la Humanidad, al Ser Uno que somos todos, unido al continuo espacio-tiempo y fundiéndote en el infinito, porque somos seres infinitos en un Universo Infinito, siente todo este fluir de abundancia en esta vida, en esta existencia y en todas las que hayas podido tener.

La abundancia es un acto creador, infinitos actos creadores que se unen en un mismo flujo continuo de renacimiento y transformación.

La abundancia es plenitud en tu interior. A tu alrededor ya existe de forma inherente en todo lo que es. En tu interior tu plenitud no es un estado ni una búsqueda, es el estado libre de tu alma y tu energía. La búsqueda de la plenitud solo está en tu mente. Tu mente te hace creer que no eres pleno y busca caminos para hallarla, generalmente en el mundo exterior.

No hay nada que buscar. Está en ti. Ya. En este momento.

Toma conciencia de toda la abundancia que te rodea, de la plenitud que hay en ti solo por existir.

Tú mismo eres un ser único, irrepetible y perfecto en este Universo.

Cualquier persona, ser o elemento vivo o inerte que te rodea forma parte de tu gran abundancia de vida. Todo.
El aire que respiras, el amor que te rodea, lo tangible y lo intangible…

Ahora escucha este mensaje del Arcángel Chamuel:

Todos estáis rotos y deberíais trataros con amor y cuidado, vivís como si lo fuerais hacer toda la vida, es así, pero no sabéis cuánto va a durar la vuestra.
Os guardáis los te quiero, besos, pedir o dar abrazos, los te echo de menos, quiero verte.
Sois efímeros, sois suspiros y no os dais cuenta.
Estáis rotos y amáis con miedo, lo llamáis amor y no, hermano terrestre, no es amor, el amor no siente miedo, es la mente quien lo siente, os debatís entre mente y corazón y todo es más fácil de lo que creéis.

Estáis rotos y vivís con miedo a sentir, ya lo dijo Uriel, vivís tan rápido que os olvidais de sentir pero a esto le metéis también el miedo.

Quien no siente no vive, vosotros tenéis el poder de recomponeros, tenéis el poder colectivo o unitario pero no hacéis nada, os ponéis corazas, os disfrazais de diversión, de felicidad más efímera que vuestra vida.

Pararos, cogeros de las manos y miraros fijamente a los ojos, hablaros desde el alma, sentiros, curaros, sanaros, romped esas corazas que impiden que entren o salgan los verdaderos sentimientos, escucharos, sentiros.

Sois efímeros y postergais planes para mañana y no sabéis que el mañana no existe, el futuro no existe.

Estáis rotos y vivís como si no lo estuvierais, lo llamáis valentía y superación, en realidad os estáis escondiéndo de vosotros mismos y de los demás, lo llamáis protección pero sabéis que no es así.

Valiente es el que se atreve a romper las corazas, los miedos y se permite vivir, sentir, escucharse, escuchar.

Valiente no es el que ama, el amor ya está en vosotros pero no sabéis amar, el amar no entiende de valentía, se ama sin más, el amor es la única energía pura y más sanadora que tenéis y no la sabéis utilizar, por miedo.

El miedo os limita, os ata, os reprime, parece que os gusta vivir así...pero a quien le gusta vivir atado, reprimido o limitado? Todo eso os lo hacéis vosotros mismos e incluso intentáis hacerlo con los demás.

El odio no es lo contrario del amor, lo contrario del amor es el miedo.

Decís que el amor duele, como podéis decir algo así? El más puro de los sentimientos, la más pura emoción, el amor sana, el amor no duele, el miedo sí.

Os gusta vivir así?

Dejad de vivir como si lo fuerais hacer toda la vida, mañana no existe, no existe ni dentro de 5 minutos.

Dejad que la mejor de las medicinas entre en vosotros, compartirla en forma de abrazo, de besos, de mensajes, de mirada de ojos, una sonrisa, dejad que la mejor de las medicinas os haga efecto, entre en vosotros llegando a vuestro corazón, a vuestra alma y desde ahí se expanda por vuestro cuerpo, vuestras células, vuestro ADN y de ahí poder compartirlo entre vosotros haciendo una cadena de sanación colectiva.

Y ahora respira, respira y siente cada palabra que te he dicho y mientras respiras y relajas tu cuerpo decide como quieres vivir.


Con este mensaje y con esta visión, tú y el otro, ambos, Uno, unidos al Todo que os rodea, tomáis el camino de regreso al presente, a este momento y esta vida que habéis elegido.


Y a medida que regresáis empezáis a sentir vuestras respiraciones acompasadas pero como se van diferenciando la una de la otra.


Empiezas a sentir tu respiración y la suya.


Y poco a poco también regresan los límites físicos que os separan y diferencian.
Aunque ahora que ambos habéis sido la luz del otro y habéis sido Uno, esto nunca se perderá.
Ahora que habéis sentido la unión con la Humanidad, la recordaréis cada vez que os sintáis alejados de ella.

Recuperamos movilidad, poco a poco y regresamos aquí y ahora.
H

Gracias, gracias, gracias.


 Cierre de Encuentros de Luz
Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Lugar:
Passeig Marqués Casa Riera, 18.
Sant Vicenç de Montalt BARCELONA (ESPAÑA)


Fecha y hora:
Viernes, 21 de junio a las 20.30 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.

Contacto:
Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/






Compartir:

Audio Meditación Mayo 2019 : Seres Afortunados

En esta ocasión conectamos con la Energía Pleyadiana, que nos transmite un mensaje de conexión con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea, para tomar conciencia del milagro de la vida y de toda existencia en este Universo.
Seres afortunados, como mensaje de identidad, de alegría, esperanza y de apertura a toda la belleza que nos rodea, sin excepción alguna.
La Energía Pleyadiana mantiene una fuerte unión y conexión con toda la Creación y ama profundamente nuestro planeta y a los seres y elementos que viven en él.


Compartir:

Convocatoria Mayo 2019: Seres afortunados



 Imatge relacionada

En esta ocasión conectamos con la Energía Pleyadiana, que nos transmite un mensaje de conexión con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea, para tomar conciencia del milagro de la vida y de toda existencia en este Universo.
Seres afortunados, como mensaje de identidad, de alegría, esperanza y de apertura a toda la belleza que nos rodea, sin excepción alguna.
La Energía Pleyadiana mantiene una fuerte unión y conexión con toda la Creación y ama profundamente nuestro planeta y a los seres y elementos que viven en él.

Mensaje canalizado pleyadiano:
"La perfección no es un concepto humano mental reducido a una definición o interpretado de manera diferente por cada humano. En la vida humana la perfección es un objetivo, una meta, una finalidad, un concepto tangible para unos e inalcanzable para otros. No es un proceso, sino el final de un camino, el resultado final. En el proceso, en el camino puede caber una vida entera, o varias.


Desde nuestra visión cosmológica y metafísica, desde nuestra visión en la diversidad de multiversos la perfección es ya un estado en sí mismo. La perfección es existencia, es presente. La perfección no está en el potencial de lo que llegará o será, si no que ya está aquí.

Todo lo que nos rodea, todo lo que somos, hemos sido y seremos, sin excepción alguna es perfección. Fuimos creados con esa característica, cada una de las existencias habidas en este Universo y en otros.

No hay excepciones.

No hay excepción.

En la mayoría de civilizaciones y de seres de otros planos y Universos no tienen si quiera esa cuestión. Es como dudar de si existes o no. Puedes dudar de la forma, del concepto, de la manera en la que existes, pero no de que existes.

Lo mismo ocurre con el concepto o la característica de perfección. Existe, independientemente de cómo se manifieste.

Sin excepción.

Por algún motivo en vuestra evolución, se instauró la idea-creencia de que sois imperfectos y que debéis dedicar vuestras vidas a perfeccionar todo lo que sois y lo que os rodea.

Crear y trabajar para mejorar y evolucionar, crea campos vibracionales y apertura de nuevos portales. 
El mismo proceso con la finalidad de creer que vamos a ser más perfectos o vamos a convertir algo más perfecto es un malgasto energético enorme. Porque además, en muchas ocasiones la conquista de la perfección está ligada al ego humano, la inseguridad, la creencia de la falta de amor y comprensión.

Una idea humana ilusoria que se sostiene sobre pilares aun más ilusorios. Una cadena de ideas-creencias-pensamientos-acciones que solo llevan al mismo final, la frustración y la injusticia.



Olvidásteis lo primordial. Que todo lo que sois y todo lo que os rodea ya es perfecto. Y que solo entrais en procesos de transformación y evolución, pero no para ser más perfectos. 
La mariposa no es más perfecta que la oruga. 
La mariposa es perfecta en su labor y existencia, así como la oruga lo es con su propio cometido. El mismo ser es perfecto en ambas formas y funciones. La belleza, al igual que la perfección es intrínseca.

Confundís la belleza, energía sagrada y universal, con la estética, concepto multicanviante creado por el hombre.

Hay belleza en la oruga y su proceso. 
Hay belleza en su transición a otra existencia. 
Hay belleza en la transformación a mariposa. 
Hay belleza en su muerte y transformación en otra energía y materia.

Belleza y perfección. Sin excepciones ni dudas.

Tus momentos de vida llena de éxito, felicidad y satisfacción no son más perfectos que tus momentos de tristeza o desgracia. Todos cumplen su cometido y son perfectos y bellos en su función y en su momento.

Todo es perfección pero tú crees que no y que necesitas algo para conseguir la perfección, la belleza y la felicidad.

Suelta esa idea, suelta esa creencia.

¿Quién te dijo que no eras perfecto?.

¿Quién te dijo que necesitabas conseguir cosas materiales o afectivas para tener una vida más perfecta y feliz?.

¿Quién te dijo que para ser feliz hay un largo camino para recorrer?.

Quizá no te lo dijo nadie explícitamente pero esa creencia esta en ti como tu nombre y convive contigo a diario.

¿Y si llegaras a sentir que en ti ya existe la perfección?.

¿Y si concibes por un momento la sensación de que lo que buscas para llenar lo que crees que te falta está en ti mismo?.
¿Y eres tú?. ¿Es tu existencia bella, perfecta y amorosa?.

¿Y si sientes que la felicidad ya está en ti, la belleza, la perfección y que el Universo siente gratitud por ti?.

Sería como dejar de luchar.

Si ya eres perfecto y bello, ¿para qué seguir esforzándose entonces?.

Porque la evolución y la transformación, que se dan por sí mismas, hagas algo o no, toca con sus dedos de alta vibración a aquellos que también producen cambios energéticos para evolucionar y transformarse, sean conscientes o no.

Es decir, si decides no hacer nada porque concibes el momento que vives como perfecto y bello, está bien así. Mueves poca energía y poca energía llegará a ti. Está bien así.

Si tomas conciencia de tu existencia bella y perfecta tal y como es en este momento presente y aún así mueves energía para evolucionar, energía de otros planos llegará a ti. No se trata de evolucionar para ser más perfecto. Eso no es posible.

Evolucionar es transformarse en otra cosa con una belleza y una perfección diferente. Ni mejor ni peor, ni buena ni mala. Estos son conceptos mentales humanos.



Así si entiendes que siendo oruga eres perfecto y bello por existir tal como lo haces y cumplir tu función como oruga y que llegado a un punto decides evolucionar y convertirte en mariposa por el simple hecho de disfrutar del proceso, del cambio a un ser igual de perfecto y bello, con otra función y cometido, entonces fluyes en la energía del Cosmos. Entras en el río del fluir vital y contribuyes al movimiento, a la acción, al cambio y a la conciencia.



Cuando percibes, aunque sea por cortos periodos de tiempo, que estas en el fluir vital, que tu existencia bella y perfecta forma parte de la gran existencia humana bella y perfecta, dentro de uno de los planetas más hermosos del Universo y una galaxia llena de vida y movimiento energético, sientes que la gratitud y la fortuna también son parte de tu existencia.



Ser afortunado. 

Seres afortunados en un cuerpo moldeado y transformado durante miles y miles de años de evolución, perfecto en su infinidad de estructuras y funcionamientos.

Seres afortunados en un entorno rodeado de otras existencias igual de bellas, perfectas y evolucionadas que vosotros. Compañeras vuestras desde los inicios, compartiendo ecosistemas, tiempo y dimensión. Belleza y diversidad desde una alga, un virus, un león o una tortuga.

Seres afortunados por llegar a un planeta con una capacidad de transformación sin limites. Un planeta con una belleza incalculable. Madre creadora, acogedora y sostenedora. Madre sagrada que protege cuanto contiene y se renueva día a día, renace y da a luz en un sinfín de nuevas formas de existencia. La capacidad creadora de esta pequeña gran Madre que es Gaia es un reflejo del Ser Uno. Respeta, ama, espera y cumple las leyes sin excepción. 

Seres afortunados de tener un Madre amorosa, que nos cuida, respeta y nos da libertad de decisión, libertad para decidir cuándo queremos evolucionar, cómo y por qué.

Seres afortunados de tener un Padre Sol joven, fuerte y protector. Que da luz a lugares aparentemente oscuros, que da vida a planetas con potencial de existencia, que articula el sutil equilibrio entre los campos magnéticos y gravitatorios de todo lo que compone el Sistema Solar.

Seres afortunados de estar acompañados de vuestros hermanos planetarios. Todos contribuyeron o contribuyen a la evolución de Gaia y de todo lo que la contiene. 

Seres afortunados de tener noches tan claras en que podéis ver con vuestros propios ojos, planetas, estrellas, constelaciones, nebulosas y hasta vuestra propia galaxia. 

Seres afortunados de tener días tan claros que hasta parece observarse en el horizonte la curvatura del planeta.

Seres afortunados de tener un cerebro, una mente que crea procesos maravillosos. Una mente que cuando rompe barreras y creencias, cuando es consciente del potencial que tiene, es capaz de cualquier cosa. Su potencial es infinito. Un cerebro capaz de conectar con otros planos y existencias. Capaz de hacer funcionar un cuerpo físico extremadamente complejo y al mismo tiempo pensar, sentir, actuar, soñar, intuir, imaginar…

Seres afortunados por tenernos unos a otros. Un humano es un potencial infinito. La humanidad puede doblar el espacio-tiempo si así lo quisiera.

Seres afortunados de tener Madre y Padre humanos, que nos cuidan y protegen. Por tener familia que nos acoge y nos ayuda a crecer. Por encontrar amigos y almas gemelas, unidos en otras vidas.

Seres afortunados por contar con la compañía de los Guías y Arcángeles, Maestros y Seres Ascendidos. Hermanos de Luz, compañía por la eternidad.

Seres afortunados por la luz que emitís y que dáis.

Y seres afortunados por un sinfín de razones más."

Así, entraremos en un estado meditativo de profunda conexión con nuestro complejo y maravilloso cuerpo, mente y espíritu, para abrir nuestra energía y nuestra conciencia a toda la belleza que nos rodea a simple vista y más allá. Fuera de nuestro hogar, donde hay más belleza y más vida.

Meditación

Cerramos los ojos y respiramos profundamente, llevando nuestra respiración en un recorrido que baja por los pulmones y baja al abdomen, hasta llegar a nuestro ombligo, centro energético.
Y es cuando el aire llega a nuestro ombligo que lo retenemos durante unos instantes, concentrando esa energía y notando como se eleva, para soltarlo y relajar lentamente nuestro cuerpo.
Así poco a poco, tomamos conciencia del efecto que produce nuestra respiración en nuestro cuerpo y nuestra consciencia.

Mensaje canalizado por los Guías de Agartam:


Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.
Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo observo los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”
...

Como dicen los Guías, la respiración es la llave para entrar al mundo de la Conciencia Superior, del Estar Presentes y activar nuestro tercer ojo y nuestra glándula pineal para captar nuevas realidades.
Así con nuestra atención centrados en este instante y en nuestra respiración, nos centramos en nuestro tercer ojo o sexto chakra, tambien llamado Ajna.
Concentra ahí tu atención. 
...
Es el centro donde se abre tu intuición, tu psique humana y energética.
Abrir tu tercer ojo implica que abandonas por este momento tus limitaciones, creencias y juicios sobre ti mismo.
Puedes ver más allá. Eres capaz, eres perfecto. Estás preparado para hacerlo.
Centra tu energía en el tercer ojo.
Puedes ver. Observa.
Mira a través de él.
Ahora no estás utilizando la mirada con la que te creas limitaciones o creencias que te dicen "es seguro que cada día dia hagas lo mismo, para obtener buenos resultados y estar más tranquilo". Sentirte seguro es una ilusión. Nada de lo que hagas te liberará de momentos difíciles y de sufrimiento. Nada te liberará de vivir el final de procesos, sucesos y vidas. Nada.
Así que deja de creer que estar en tu zona de confort te ayudará, te hará más feliz, te salvará de sufrir.
Sé libre para pensar, actuar y vibrar como sientas.
Así, mírate a ti mismo, desde tu visión etérea y sé honesto contigo mismo. ¿Quéves?.
Mira a tu alrededor y observa qué ves.
La visión de tu tercer ojo abrirá la visión de la realidad y vibrará en consonancia con tu alma. Lo que veas, lo que vibres, lo que sientas… todo al unísono.
Mírate.
Es probable que surjan miedos.
Esta bien. Míralos tambien.
Es probable que no sepas los motivos. Mira la confusión tambien.
Si no estás muy seguro de lo que ves, está bien tambien.
No juzgues lo que ves ni lo que sientes.
Solo vívelo y experiméntalo.
No busques soluciones a lo que ves, si no te gusta. Estaábien tal y como está. Todo es perfecto.
Repite esto para ti:

"Yo soy más que la suma de las imágenes, recuerdos e ideas, conceptos que tengo sobre mi mismo.
Yo soy más que la suma de mi genética, mi educación y mi personalidad.
Yo soy más que la suma de mis creencias, mis virtudes, mis defectos, mis vivencias.
Yo soy infinitamente más que la suma de todos los días en que me levanto creyendo que soy insignificante, que soy un incomprendido, que no valgo para gran cosa y que importo poco.
Yo soy eternamente más que todos los días en los que me levanto alegre, creativo, amoroso con lo que me rodea y con ganas de ayudar y amar a los demás.
Yo soy más que lo que pueda imaginar mi cerebro en esta y en miles de vidas más.
Yo soy hijo del primer destello de luz bello y perfecto que surgió en este Universo.
Yo soy perfecto.
Yo soy hijo de la gran Creación, proceso infinito y eterno que comenzó a expandirse y que superó los límites de sí misma.
Yo soy infinito y eterno.
Yo soy hijo de la Gran Conciencia que salió de su zona de confort e inició la primera vibración con la que se originó la Creación.
Yo soy Gran conciencia.
Yo soy hijo de todas las infinitas y eternas partículas que tomaron conciencia de su existencia y comenzaron a unirse en consonancia con otras dando lugar a la creación sinfín.
Yo soy consciente mi existencia y soy creador sinfín.
Yo soy hijo de toda y cada una de las existencias que ha habido y hay en este Universo.
Yo soy Universo.
Yo soy hijo de todas las vibraciones energéticas y de todos los lazos que se unen entre partículas y elementos de este Universo, independientemente del espacio y el tiempo.
Yo soy vibración y soy unión con un sinfín de elementos más de este Universo.
Yo soy hijo de toda la belleza y la perfección de estos procesos.
Yo soy bello y perfecto.
Yo soy hijo de la creación de la Gran Madre, formo parte de ella desde su creación.
Yo soy la gran Madre.
Yo soy hijo de todos los hijos que la gran Madre creó en una creación infinita y eterna.
Yo soy hijo, hermano, padre y madre.
Yo soy bello y perfecto en mi armonía como ser que existe en esta vida que comparte espacio y tiempo con otros seres pero también lo soy con otras realidades y otras existencias fuera del espacio- tiempo.
Yo amo con toda la fuerza de mi ser a toda la gran creación que me ha llevado hasta aquí.
Yo amo con toda la fuerza de mi ser a la Gran Conciencia, al Ser Uno que me ha llevado a hasta aquí.
Yo amo toda la perfección perfecta que se ha encajado a la perfección para que hoy yo esté aquí. Respirando, existiendo y siendo.
Y me amo a mi mismo por ser consciente de todo lo que ha ocurrido desde el instante 1 hasta este momento en el que existo aquí y ahora.
Gracias."
….
….
Y ahora que puedo ver, me centro en mi glándula pineal, en el centro de mi cerebro. No importa que no sepas donde está. Solo concéntrate y siéntela en el centro de tu cerebro.
Al tomar conciencia de ella y permitir su apertura, podrás percibir otros planos, otras realidades diferentes a la tuya.
Centra tu atención y siente como tu energía se concentra en tu glándula pineal.
Céntrate, visualiza, percibe.
Percibe su localización o su forma o su color o su movimiento y percibes la energía que transmite.
Ahora eres consciente de ella y al serlo cambias su vibracion y cambia la tuya.
Ahora abres la llave de una puerta que es capaz de percibir cosas diferentes de las que perciben tus cinco sentidos.
No se trata de conseguir una mirada objetiva de tu propia vida. Una mirada objetiva es una mirada sin conexión, una mirada meramente descriptiva y distante.
La glándula pineal te permite mirar tu realidad desde otras, sin dejar de ser lo que eres ni sentir lo que sientes y al mismo tiempo mirando desde la visión de si algún día fuiste otras cosas. Si algún dia fuiste rey, salamandra o pleyadiano. Y podrás mirar desde esas miradas, desde esas vidas. Eso no quiere decir que tu glándula pineal te dé acceso directo a recordarlas, solo las activará para mirar. En tu decisión estará si quieres mirar para recordar.
Con tu glándula pineal podrás ver que el tiempo es subjetivo y que se puede cambiar.
Que el espacio solo es una ínfima opción de las miles y miles de opciones que ofrece el Cosmos para existir.
Que la apertura de portales dimensionales y energéticos, la duplicación y triplicación de planos es posible.
Con tu glándula pineal activa y consciente conectarás con el Cosmos, con todo lo que contiene.
...
Ahora con tu tercer ojo abierto y tu glándula pineal activa, respira.
Y observa que te muestra esa mirada cosmológica, infinita y eterna.
Observa el espacio-tiempo que te muestra.
Observa que realidad o realidades te muestra.
Observa las dimensiones y los planos.
Observa el Cosmos, bello y perfecto.
Observa tu propio Cosmos, bello y perfecto.
Observa la unión entre tu perfección y toda la perfección que te rodea en esta vida.
Todo lo que ha ocurrido, ocurre y ocurriá en ti y el Cosmos es, ha sido y será perfecto.
Es igual de perfecto y bello el momento en que una flor se abre, al momento en que un volcán estalla quemando todo a su paso, al momento en que más hayas sufrido en toda esta vida.
Procesos bellos y perfectos creados para la evolución.
Observa y respira.
Respira todo lo que observas.
Siendo consciente.
..
Ahora escucha estas palabras (Mensaje Pleyadiano):

"Compañero de viaje, hermano de planetas, tienes el poder sanador y regenerador de tu propia Madre Gaia. Tú puedes contribuir cada día a mantener una pizca de la belleza de ti mismo y de lo que te rodea.
Cuídate, cuida tu alrededor, cuida a los demás. Cuidar cómo preservar, respetar y amar.

Cuida tu cuerpo como un templo que te acompaña en esta vida terrenal tan maravillosa. 
No lo envenenes y escucha sus quejas, su dolor y sus señales. Dale movimiento, luz y alimento que vibre alto. 

Cuida tu hogar, como templo de tu protección contra el frio, el calor y los elementos. Si te sientes agusto en él, sabrás cómo hacer lo mismo en otros lugares.

Cuida de tu familia, respetando y amando decisiones, aunque no las compartas. Escucha y acompaña. Solo eso. Y date la alegría de amar cada instante a su lado en esta vida terrenal, donde el tacto, los abrazos, los besos, las sonrisas, el lenguaje y tu humanidad son únicas e irrepetibles en este Universo. 

Cuida de tus amigos, compañeros y maestros, especialmente los que consideras que más te hacen sufrir. Cuida cada instante que estás a su lado pues son momentos de aprendizaje que pasan y ya no vuelven. Experimentarlos, vívelos y recuérdalos. Respeta, acepta y ama. Aceptar como vivir el momento, sentirlo, dejar que te invada, observarte y actuar con consciencia.

Cuida de tu entorno, el aire que respiras, el suelo que caminas, el árbol que miras, la mascota que te acompaña, el pájaro que vive cerca de tu casa, el insecto que invade tu espacio.

Cuida de tu fe y tu confianza, de tu intuición, de tu alma.

Cuida de los seres de alta vibracion y los de baja vibración que te acompañan. Todos son necesarios, todos contribuyen a la evolución.

Cuida de tu pasado, respetándolo, aceptando y amando. 

Cuida de tus ancestros, pues su legado está en ti.

Cuida de la historia de tu humanidad, pues acumula gran karma que debe ser sanado.

Cuida de Tu Gran Madre. Cuida de Gaia. Preserva su esencia, dejando de pisar sus flores.
Respeta su sabiduría y su historia, aceptando y amando cada lluvia, cada tormenta y cada terremoto.
No respetar es tambien invadir sin amor su suelo, su aire, su agua, su fuego, su tierra. Sin pedir permiso, sin vibrar en armonía. 

Ama todo lo que te ofrece cada vida, cada era, cada época, cada siglo, cada etapa, cada momento, cada instante, puedas verlo o no.

Ama el hielo, las mareas, las piedras, las ortigas, ama a tus hermanos de evolución, ama cada proceso que nace y que muere, cada transformación. 

Siente una profunda y eterna gratitud por hacer que cada día que estés aquí. Que estéis aquí.

Siente una profunda alegría de ser su hijo amado y cuidado.

Y ámala como tu Madre, como tu hogar, como tu Templo. Cada día, a cada instante.

Y si ya vives en una casa que al construirla invadió sin permiso y sin amor, si comes alimentos que dañan tu cuerpo, si generas basura difícil de eliminar, si estas alejado de la naturaleza y los animales, si no eres consciente del pasado y de la historia de tu Gran Madre y de tus Ancestros, si no respetas las energías que te rodean, si sufres continuamente por algunas personas, si te cuesta amar y respetar algunas situaciones… comienza por un pequeño cambio de vibración en un espacio y un lugar concreto. Decide uno. Cambia tu vibración respecto a ese detalle, cambiará tu visión. Y ese cambio te llevará a otro.
Nosotros te acompañamos si nos permites la entrada. Te aocmpañamos para que sientas como tu Gran Madre te llama para que te unas a ella de nuevo después de tantos miles y miles de años de separación.
Nosotros vivimos en plena conexión y vibración con nuestra Gran Madre y nuestro Gran Padre, nuestro planeta y nuestra estrella. Si amas lo que eres, amarás lo que te rodea.
… 
...
Respira.
Respira tu cuerpo.
Respira tu entorno.
Respira Gaia.
Respira Sol.
Respira Luna y planetas.
Siéntelos en ti. Hermanos de espacio-tiempo, de energía-materia.
Respira tu Galaxia, demás sistemas solares y planetarios.
Respira nebulosas, supernovas y agujeros negros.
Son parte de tu existencia.
Respira tu infinito hogar. Que tu cuerpo, tu materia no pueda viajar en el espacio-tiempo y conocer cuan inmenso es tu hogar, no significa que no puedas hacerlo con tu energía, tu mente, tu conciencia, tu alma. Eso lo permite tu glándula pineal.
Nuestro hogar es vuestro hogar si preserváis, respetáis y amáis. Cuando empezéis a vibrar en esa frecuencia no será necesario pedir permiso. Se abrirán portales, se abrirán nuevos hogares donde podréis viajar libremente.
De momento aguardamos.
De momento observamos, acompañamos, preservamos, respetamos y os amamos.
Gracias, gracias, gracias.
..
Respira el ser afortunado que eres."
Y poco a poco, vas volviendo a sentir como tu cuerpo físico está anclado al momento presente, y percibes todo. Estas aquí y ahora. No hay otro momento, otro lugar ni otro tú. Y si percibes otro momento, otro lugar u otro yo, sólo están en tu mente.
...
Vamos recuperando movimiento y sensaciones.
...
Vamos volviendo aquí y ahora.
...
Gracias, gracias, gracias.


 Cierre de Encuentros de Luz
Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 17 de mayo a las 18 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.

Contacto:
Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/



Compartir:

Audio Meditación Abril 2019 : La superación con los 5 elementos.

En esta ocasión aprendemos de los Elementales en los procesos de Superación Humana. Ellos nos hablan de su conexión con la Humanidad, con nuestra Madre Tierra y con los Arcángeles.  Y cómo nos ayudan desde nuestros principios a andar por el camino del sufrimiento para superar y evolucionar.
Cada ser humano contiene los 5 elementos pero siempre rigen unos más que otros. Podemos ser Tierra y elegir Aire para un proceso de superación y evolución. De hecho otros elementos diferentes al nuestro son los que nos hacen "despertar".
Con el Elemental Tierra entrarás en profunda conexión nuestra Gran Madre y escogerlo como medio de superación te llevará por un proceso sanador que te enfrentará a tus propios miedos.
Con el Elemental Aire sentirás elevar tu alma sin perder tus raíces y tu conexión con la Madre Tierra.
Con el Elemental Agua, conectarás con la Gran Diosa de los océanos, mares, ríos y lagos. Huyendo de tu mundo, encontrarás uno nuevo que te ofrece otra mirada para tus miedos y sufrimientos.
Con el Elemental Fuego como elección en el camino hacia la superación entrarás en el mundo de los portales energéticos, pues es uno de los Elementos con más poder sanador y transformador.
Con el Elemental Etéreo comprenderás y sentirás que lo que buscas ya está en tu interior y que llegando a un estado de paz y amor contigo mismo, el ansiado equilibrio está a un suspiro.


Compartir:

Convocatoria Abril 2019: La superación con los 5 Elementos


Meditación para Encuentros de Luz en Luna Llena. Abril 2019
Próposito: La superación con los 5 Elementos

 Resultado de imagen de los 4 elementos


En esta ocasión aprendemos de los Elementales en los procesos de Superación Humana. Ellos nos hablan de su conexión con la Humanidad, con nuestra Madre Tierra y con los Arcángeles.  Y cómo nos ayudan desde nuestros principios a andar por el camino del sufrimiento para superar y evolucionar.
Cada ser humano contiene los 5 elementos pero siempre rigen unos más que otros. Podemos ser Tierra y elegir Aire para un proceso de superación y evolución. De hecho otros elementos diferentes al nuestro son los que nos hacen "despertar".
Con el Elemental Tierra entrarás en profunda conexión nuestra Gran Madre y escogerlo como medio de superación te llevará por un proceso sanador que te enfrentará a tus propios miedos.
Con el Elemental Aire sentirás elevar tu alma sin perder tus raíces y tu conexión con la Madre Tierra.
Con el Elemental Agua, conectarás con la Gran Diosa de los océanos, mares, ríos y lagos. Huyendo de tu mundo, encontrarás uno nuevo que te ofrece otra mirada para tus miedos y sufrimientos.
Con el Elemental Fuego como elección en el camino hacia la superación entrarás en el mundo de los portales energéticos, pues es uno de los Elementos con más poder sanador y transformador.
Con el Elemental Etéreo comprenderás y sentirás que lo que buscas ya está en tu interior y que llegando a un estado de paz y amor contigo mismo, el ansiado equilibrio está a un suspiro.

Mensaje canalizado de los Elementales:

Decían los humanos que la superación era un momento y un estado donde habían conseguido un bienestar, emocional, psíquico o material.
Decían los humanos que la superación llegaba después de un gran sufrimiento.
Decían los humanos que la superación mostraba tu gran fortaleza.
Decían los humanos que después te volvías más duro.
Ignoraban los humanos qué es la superación. No es un momento ni un estado.
Ignoran los humanos qué significa el sufrimiento a ojos de la Gran Madre.
Ignoran los humanos cuanta ayuda reciben de la Gran Madre y de nosotros.
Ignoran lo sagrada qu es esa energía y cómo se utiliza.
Despiertan de su ignorancia, algunos. Nos perciben, nos intuyen.
Les acompañamos desde que llegaron aquí caminando a 4 patas.
Les guiamos a cada duda, a cada bloqueo, a cada inseguridad dejando huellas, semillas, olores, esencias etéreas, recuerdos, premoniciones.
Cada piedra, cada olor, cada sonido, cada sabor, cada sutileza en la piel, cada destello en la mirada, cada intuición, cada regalo de nuestras vías de luz, en compañía de los arcángeles, son nuestro regalo a la Humanidad, nuestro gesto amoroso por dar pistas en el camino.
Hermanos menores en tamaño pero mayores en existencia.
Compartimos vuestra alegría, vuestra ironía, vuestras bromas, vuestra crueldad, vuestro amor, individual, compartido, extendido o universal.
Compartimos y saboreamos vuestra Humanidad. Jugamos en vuestra Humanidad. Siempre desprendiendo energía blanca de alta vibración.
Algunos Hermanos nuestros, Elementales también, decidieron probar la densidad humana y quedarse en ella. También son necesarios. Los amamos y respetamos.
Nos movemos entre los océanos de Energía Arcangélica y las olas de Energía Humana.
Nuestra proximidad a la densidad y a la energía de baja vibración humana nos hacen experimentar, en ocasiones, emociones humanas. Pero en nuestra comunidad somos Uno. Todos ligados, todos sentimos, el Todo. Y cuando uno cae, todos caen. Y subimos unidos.
Algunos se retiraron para vivir como humanos, pero alejándose de ellos y en profunda conexión con la Gran Madre. Enfadados con ellos por no respetar las leyes. Los amamos, los respetamos.
Todos somos Uno.
El Ser Uno nos esparció como semillas por todo el Universo, para recordar a los Arcángeles el camino de vuelta a la Fuente. Nuestros hilos, nuestras piedras en el camino, recuerdan el Origen. Seres de Alta Vibración viajaron a los confines del Universo donde la luz aun no había llegado.
Nosotros acompañamos en la estela del Arcángel con nuestros hilos infinitos e indestructibles hacia la Fuente.
Regresar o no, es aprender a respetar la decisión y el camino de cada Existencia.
Algunos seres de alta vibración se quedaron en ese estado en el Gran Vacío, hasta que llegara la Vida. Otros, se quedaron tanto tiempo que olvidaron quienes eran y por qué habían llegado allí.
Otros regresaron a la Fuente cargados de Energía y Experiencia.
Nosotros vamos, nos quedamos y regresamos, fieles a su compañía.
Igual de fieles a vosotros, humanos. Aunque vuestra Humanidad a veces nos hace sentir confusos, tiramos del hilo y recordamos la Fuente, la sentimos.
No podemos materializarnos pero a veces en nuestros juegos diarios, nos descuidamos.
Nos preguntáis sobre la Superación.
Os hablamos de la Energía de la Transformación en su más pura esencia.
El concepto humano de superación es vencer obstáculos o dificultades.
Pero tenéis que comprender que no hay nada que vencer.
Los obstáculos y las dificultades son conceptos mentales humanos.
¡La gran verdad, es la oportunidad, la libertad para elegir cuando no lo estáis haciendo, la libertad de caminar pero caminando!.
El concepto humano de superación es alivio de un sufrimiento, cuando lo cierto es que el alivio es un engaño de la mente. Sentís alivio cuando un sufrimiento desaparece sin haberlo atravesado del todo. Volverá.
El sufrimiento es un estado mental y emocional humano que implica resistirse a lo que es.
La Superación no es un estado, ni un momento concreto en un lugar o tiempo concretos. La superación es una Energía del Cosmos que va envolviendo toda tu existencia a medida que atraviesas tus miedos y sufrimientos, a medida que miras a tu mente cara a cara, tus creencias, tus juicios y construcciones del Yo. Cuando decides atravesar una situación que crees o decides no poder soportar. Todo es soportable. Vuestro cuerpo, vuestra mente y vuestra luz, están preparados para eso.
Cuando te miras y decides dejar de tener miedo de ti mismo y cuando miras a tu alrededor y dejas de tener miedo a lo que te rodea, porque nada puede hacerte daño, ni la muerte, entonces inhalas superación y exhalas superación.
Inhalas la Energía de los planetas, soles, galaxias, nebulosas que colapsaron su materia y su energía, superaron ese estado y se transformaron en otra cosa. Otra energía, otra materia.
Agua, Aire, Fuego, Tierra y Éter.. Todas se unen en un punto crítico y colapsan. Después se transforman y se dispersan de nuevo.
Vosotros percibís los 5 elementos separados y diferenciados. Además los experimentáis en vosotros pero con desequilibrios. Sentís unos más que otros. El Ser Uno es todos a la vez. Todos son Uno.
La Energía de la Superación implica llegar a ese estado, donde los 5 despeguen sus moléculas para unirse a las otras. No podéis imaginar lo que es ver los 5 elementos en uno y ser consciente de ese momento.

Pero nosotros, los Elementales no solo dejamos piedras, huellas, aromas o sensaciones por el camino para ayudaros, también nuestra misión es reconectar y reconectaros con los 5 elementos.
Nosotros os traemos a la Gran Madre a vuestro corazón. Lo hacemos bailando entre la música humana y la música de la Gran Madre. En un vaivén sin fin, nos alimentamos de ella y os entregamos su fruto para ayudaros en el despertar, para ayudaros en vuestro sueño duradero.”


Meditación

Nos sentamos o tumbamos en una postura cómoda.
En esta meditación conectaramos con los Elementos y con los Elementales. En algun momento de la meditación cada uno recibirá su propio mensaje y no hará falta que siga escuchando el resto de la meditación. Deberá quedarse con el mensaje e integrarlo.
...
Cerramos los ojos y respiramos profundamente visualizando como el aire entra y sale de nuestro cuerpo.
Conexión canalizada por lo Guías de Agartam:

Nuestra respiración es la puerta de entrada a la conciencia del cuerpo presente y éste a su vez, al sentirlo, al recorrer sus diferentes puntos de luz nos hace recobrar la conexión física y mental con nosotros mismos y con nuestra Madre Tierra. Y al abrir las cerraduras de la conciencia del cuerpo físico hallamos nuestra verdadera presencia y fuente de luz.

Con conciencia presente (yo estoy), con cuerpo y mente centrados en el instante (yo respiro, yo observo los pensamientos) y alma abierta y en expansión (yo soy aquí y ahora), observamos nuestra alma, nuestra luz, nuestra energía. La reconocemos como nuestro verdadero Yo, el que conoce lo que de verdad nos acerca a la paz con nosotros mismos y con los demás.”
… 
...
Seguimos visualizando el aire que nos rodea, gira y ondea a nuestro alrededor antes de ser inspirado y entrar a formar parte de nosotros, nuestra sangre, nuestras células.
Y cómo sale. Gracias Aire, gracias oxígeno.
Y cómo ese Oxígeno viaja por la sangre, parte de Agua. Líquido que llega a todas nuestras células para alimentarlas. Agua Gracias.
Células formadas por átomos que un día formaron parte de nuestra Madre Tierra, nuestro Padre Sol, nuestra Galaxia, y el Cosmos. Gracias Tierra.
Y como todo funciona gracias a la energía, al calor que se produce en toda célula viva, oxígeno y el alimento, crean la chispa de la vida, el calor. Gracias Fuego.
Y todo ese proceso, esos 4 elementos se mueven en la perfección de un quinto que nos une al Todo y a la Perfección de nuestra existencia, Hermano Étereo, Gracias.
Centramos nuestra atención en nuestro cuerpo físico e intentamos percibir en este momento presente qué Elemento predomina en nosotros. Cuál sentimos más.
Igualmente podemos visualizar una mirada general de nuestra vida donde percibimos claramente que Elemento predomina en nosotros. Aire, Fuego, Tierra, Agua o Éter.
Es el elemento con el que nos sentimos más cómodos y al mismo tiempo es posible que nos traiga dificultades porque no lo tenemos equilibrado con los otros 4.
Siente tu Elemento, siente donde se instaura o cómo se mueve en ti.
¿Por qué te sientes Tierra, Agua, Fuego, Aire o Éter?. ¿Por qué?.
Sumérgete en ese Elemento y deja que te hable, que te toque, que te transmita.
Viaja, nada, vuela, transforma..
Camina, bucea, planea, arde…
Corre, flota, elévate, apágate…
Siéntelo.

Ahora te voy a pedir que visualices un momento pasado o presente que superaste o que quieras superar. Un momento donde te sentiste anclado, bloqueado y que no sabes cómo hacer, como salir.
El Elemento que te predomina no puede ayudarte, forma parte de tu manera de ser, de hacer y entender la vida y en este momento estás bloqueado o no avanzas.
Así que decides mirar hacia tu corazón, hacia tu luz. Mírala.
Ella te dirá con sinceridad como debes salir de tu zona de confort, de la manera en como siempre intentas resolver las cosas pero ahora no te funciona.
Escúchala.
Ella te dice qué Elemento debes escoger para superar la situación.
Siente su mensaje.
Escucha qué Elemento te indica y no intentes resistirte si te sientes incómodo o crees que ese medio no va contigo.
….
Visualiza ese Elemento, Aire, Fuego, Tierra, Agua o Éter.
Deja que tu Luz te guíe hasta Él y comienzas a sentirlo.

Si has escogido al Elemental Tierra escucha estas palabras:

Elemental Tierra:

"Yo doy vida. Yo soy Vida. Yo me sumergí entre piedras, rocas, minerales, barro, arcilla, placas, dureza, suavidad, humedad y sequedad. Y acompaño humanos que se sumergen en Ella también en un proceso de ahogo como sensación humana pero al mismo tiempo de renacer como la Gran Madre mejor sabe hacer. Con infinidad de diversas formas de vida. Cada humano elige como el sufrimiento le lleva a sumergirse en la Tierra, cuánto tiempo debe permanecer allí y en qué condiciones y cuándo emerge en una nueva forma de vida.
Cuando te sumerges en un proceso de superación ligado a la Tierra, es porque tus 3 primeros chakras sufren un gran desequilibrio. Sufres como humano aquí en la Tierra, luchas contra la densidad que te cuesta soportar, porque seguramente en ti rige otro elemento. Eres sensible y todo te afecta y cada vez que la vida terrenal te engancha de los pies, solo quieres volar para huir. La Tierra es sensibilidad a flor de piel, no es sutileza, ni algo etéreo.
Se siente, se huele, duele.
Pero te hace sentir vivo y te recuerda lo que eres. Eres hijo de la Gran Madre, ella es los 5 elementos pero eligió tu vida en la Tierra.
No huyas de la Tierra, sumérgete en ella y vive tu sufrimiento a través de ella.
Si te sumerges en ella y dejas de huir, quizá duela, quizá sientas ahogo pero cuando te quedes sin aire y tu dolor sobrepase el umbral, podrás sentir como la Tierra penetra en tus células y vuelve a formar parte de tu Humanidad. Ahora eres humano, sea lo que sea que fueras en otras vidas. Eres humano, terrestre.
Yo, Elemental de Tierra te acompaño en tu proceso si decides sumergirte. Y te indico el camino por si aún no te has dado cuenta. No tengas miedo de entrar en el pozo, yo te acompaño, yo te doy luz con la ayuda de los Arcángeles.
Cuando resurjas, tu conexión con la Tierra no borrará lo que eras antes, sino que equilibrará la balanza y podrás vivir las experiencias terrenales desde otra perspectiva, desde otra vivencia.
La Tierra siempre respetará tu esencia y al mismo tiempo enraizará tu origen para que tu potencial de existencia pueda volar sin perder el rumbo.
Deja que te acompañe, deja que te ofrezca mis sensaciones y mis olores, yo te indico la entrada a la cueva de tus temores si has decidido por fin sumergirte. Yo me quedo contigo. Yo te acompaño cuando estés preparado para salir y renacer. Superación.”
...
...
Integra este mensaje, vívelo, experiméntalo y adéntrate en tu viaje. 
Deja de escuchar la meditación.

Si has escogido al Elemental Aire escucha estas palabras:

Elemental Aire:

Yo doy Vida. Yo soy Vida. Yo enciendo la chispa en tu organismo cuando tu primera bocanada de aire entra en tus pulmones al nacer. Yo llevo y traigo vida recorriendo miles de kilómetros, por encima de océanos y desiertos. Yo transporto, yo veo con perspectiva Yo sostengo a las aves, las semillas y las tormentas. Yo te guio con soplos, estornudos, brisas y estirones de paraguas. Yo te indico el camino de la sanación a través del Aire, cuando tu presencia terrenal acaba con tus creencias y con tu fe. Cuando tu experiencia terrenal es tu única visión y crees que el volar es solo para los pájaros. Incluso el sufrimiento forma parte de tu experiencia terrenal, la aceptas como parte de tu existencia.
Tu mente y tu corazón claman volar en busca de respuestas, pero tu raíz se obstina en que la Tierra ofrece todo lo que necesita.
Yo vengo a decirte que sí puedes volar y que si dejas que esas caricias que soplo por tu pelo o tu mejilla veras que son solo el inicio de donde te puede llevar el camino al cielo.
Volar, no significa sacar las raíces de la tierra, si no permitirte crecer y crecer hasta tocar al Viento. Tus ramas y tus frutos tocaran las nubes y podrás experimentar que desde arriba el sufrimiento de abajo se percibe diferente. Y partes de ti volarán, sí. Hojas, semillas, flores, frutos…
Mi mayor logro será convencerte de que tu incomodidad es señal de que con los pies en la tierra no obtendrás todas las respuestas. Mi mayor alegría será que eches la vista hacia arriba por un instante y veas como puedes crecer si te pones erguido, si dejas de aferrarte a creencias e ideas limitantes.
Si das el paso, entraras en una gran tormenta, un tornado de inseguridad y de apego hacia lo anterior. Pero sígueme, yo te guio hasta la salida. Te marearas, te sentirás confuso porque no estas acostumbrado a dejarte llevar y a pesar poco. Nunca te has sentido volar. Y puedes hacerlo.
Yo te acompaño cuando no eres consciente. Yo te guio cuando empiezas a despertar y darte cuenta de que tu zona de confort te plantea muchas dudas. Yo te doy luz cuando decides sacar un pie del fango y de repente todo a tu alrededor se derrumba. Yo estoy cuando te rindes a ese momento y decides volar a pesar de que tus piernas entumecidas y embarradas casi no puedan moverse. Yo te amo cuando sientes por primera vez el aire puro rozar tu cara y te bendigo cuando lloras de felicidad al ver lo que dejaste. Y te siento cuando regresas aceptando lo que eras y renovando lo que vas a a ser a partir de ahora.
Juntos.”
...
Integra este mensaje, vívelo, experiméntalo y adéntrate en tu viaje. 
Deja de escuchar la meditación.
...

Si has escogido al Elemental Agua escucha estas palabras:

Elemental Agua:

Yo soy Vida, yo creo Vida. Yo soy la Cuna de la Vida. En mi surgieron los primeros seres vivos y de agua están formados la mayoría de ellos.
Yo soy Diosa, Fuerza y Creación. Yo me diferencio, yo existo entre dos mundos, Tierra y Aire pero contengo ambos en mi, pues aire y tierra llevo en mis océanos, ríos y lagos.
En mi misma soy similar al inicio del Cosmos, ya que quien habita en mi tiene delante el Vacío como potencial de existencia. Todo es posible entre mis aguas.
Aunque los humanos formáis parte de mi y yo parte de vosotros, somos Uno, me consideráis como un Mundo apartado y diferente, digno de conquistar y controlar. Controlar las tormentas, las nubes y la lluvia. Conquistar el océano y las fosas abisales, acceder a todos los conocimientos y recursos de los que dispongo.
No es posible por ahora, en vuestra limitada comprensión de la vida humana, en vuestra manera de vivir en la Gran Madre.
Cuando eliges un proceso sanador a través del Agua, es porque huyes de tu mundo, no encuentras otra salida. Y crees que huyendo hacia otro mundo acabará tu sufrimiento. Entrar en mi mundo supone reencontrarse con uno mismo y para eso debes respirar el aire antiguo por ultima vez para sentir como el nuevo elemento entra en ti.
Algunos humanos mal entienden este salto y creen que necesitan morir para cambiar de elemento. La muerte no es el fin, sino una transformación. Tú eliges si en esa transformación mantienes tu cuerpo o no.
Yo te acompaño para que comprendas que no es necesario abandonar tu cuerpo para venir a mi elemento. La transformación se produce igual. La transformación de tu antiguo yo se producirá cuando tras el impacto de cambiar de elemento, te encuentres que aquí también sigue tu mundo, que aquí también hay tierra y aire. Solo que aquí te sientes menos pesado para soportar ciertas cosas.
Cuando eliges mi elemento para vivir porque en tu mundo ya no eres capaz de percibir el potencial de existencia, sientes el ahogo y la resistencia de dejar lo antiguo. Duele pero es un dolor contenido en el Todo y se sobrelleva.
Pasado el umbral descubres que no has huido, que tu mundo y lo que te asusta sigue aquí, pero ahora llevas otras gafas, otra perspectiva.
Yo me hago presencia cuando cae sobre ti esa gota fría en la nuca o en la cara.
Yo te indico el camino cuando pongo charcos ante ti, cuando derramo aguas y cuando te cae la lluvia por sorpresa.
Reina y guardiana de otros mundos, otras existencias que parecen alejadas de vosotros pero de ahí surge todo.
Cuando tu elemento es el Agua te adaptas fácilmente a cualquier cambio y los cambios de densidad no son un problema para ti. Eres capaz de cambiar tu vibración, cambiar tu respiración según el entorno donde te muevas. La adaptación y la evolución forman parte de ti. Pero a veces te cuesta quedarte porque tu naturaleza es movimiento y cambio.
El no echar raíces supone ser consciente de tener esa posibilidad y elegir no llevarla a cabo. En ti, no supone ningún problema pero no así a tu alrededor.
Los demás te piden que cambies, lo notas continuamente. Pero eres Agua. Contenerte en un recipiente sin más sentido que el retenerte no calmará esas aguas.
Cuando tu elemento es otro y acudes al agua, prepárate para una de las transformaciones más emocionantes de tu vida.
Yo te acompaño seas de donde seas y vayas donde vayas.”
...
Integra este mensaje, vívelo, experiméntalo y adéntrate en tu viaje. 
Deja de escuchar la meditación. 
...
...

Si has escogido al Elemental Fuego escucha estas palabras:

Elemental Fuego:

Yo soy Vida, yo contribuyo a la Vida desde la energía como desenlace químico que se produce dentro de una célula hasta el momento en el que la humanidad aprendió a crearme y vuestro destino cambió para siempre.
Yo soy el Elemental más unido a vuestra Humanidad, a vuestras Emociones. Yo me hago notar, me hago sentir cuando te sonrojas, cuando sientes un ardor de estómago, cuando un rayo de luz de deslumbra, cuando el calor no te deja dormir, cuando el agua del grifo quema repentinamente. Yo doy luz, yo doy camino. Yo soy compañero de tus miedos, los conozco todos y sé cuando van y vienen, cuándo aparecen y desaparecen.
A veces me convierto en casi Humano y me dejo llevar por las emociones más intensas y vivo la humanidad plenamente.
Yo me instauro en ti mujer, cuando germina la semilla de una nueva vida. Yo doy el calor, la luz y la energía para que cada bebé decida su camino.
Yo doy la fuerza al nacer, a ti madre, a ti hija e hijo. El fuego de mi presencia y la intensidad de mi energía hacen posible el momento más maravilloso de la vida humana.
Yo recorro tus venas, bombeo tu corazón y doy la chispa a la química que pone en funcionamiento tu cerebro, tus músculos.
Pero no soy la energía de tu alma, ni puedo intervenir en su existencia, solo puedo dar luz y acompañar.
Yo te acompaño siempre y te comprendo porque vivo tus emociones en mi propia piel. Yo voy de la mano del Arcángel Miguel que nos protege de los miedos. Su luz azul apacigua la incandescencia de tu humanidad.
Cuando en ti predomina el Fuego, tu vida es pura intensidad y te cuesta ver con perspectiva, las emociones te secuestran y aunque vives la Tierra con mucha fuerza, olvidas tus raíces.
Eres Humanidad en su máxima esencia.
La calma y la espera son nuestro mayor logro. Compañeros que deberíamos tener siempre cerca.
Cuando, por contra, te rige otro elemento y eliges el Fuego como camino hacia la superación, eliges el camino de mayor dolor y sufrimiento pero el más elevador y el que más te hará evolucionar. Sentir con la máxima intensidad aquello de lo que huyes es una acción que mueve planos y portales en tu realidad y en otras. Los Arcángeles se movilizan para sostener esa gran energía y para acompañar a tu Humanidad. Porque en ese salto energético te acompañaran otros voluntaria o involuntariamente.”
...
Integra este mensaje, vívelo, experiméntalo y adéntrate en tu viaje. 
Deja de escuchar la meditación. 
...

Si has elegido al Elemental Eteréo escucha estas palabras:

Elemental Etéreo:

Yo soy el Éter que respiran los Ángeles, las ondas por donde se mueven las energías de alta vibración, la vibración que entra en tus pulmones, la chispa que atraviesa tu cornea, la sensación que toca tu piel, la melodía cósmica que llega a tus oídos, el sentido y el sabor que le encuentras a tu vida día a día.
Yo soy nada y todo. Yo lleno tu corazón para recordarte lo perfecto que eres por ser hijo de la Madre.
Yo doy toques a cada uno de los elementos para que despierten en ti, para que se equilibren. 
Yo te traigo la compañía que no ves y sientes (Arcángeles) y la que ves y no sientes (la Gran Madre) y te digo:
Ama Hermano, Hermana, ¿no ves toda la belleza que te rodea y te compone?. Ama todo lo que ves y respiras. Ama todo lo que sientas, creas que sea bueno o malo.
Independientemente de lo que crea tu mente, eres y seguirás siendo perfecto por siempre. Y todo lo que te rodea también. Tan fácil como sentir eso y vivirlo plenamente.
Yo soy puro presente por lo que no predomino en ningún cuerpo, porque vivo en todos y cada uno. Yo soy pura acción por lo que no es necesario que vengas a mi para superar nada, ya estoy ahí y ya estas en mi cuando inicias la decisión.
Soy el soplo, la inspiración y la expiración de Dios por lo que no uno lo que ya es Uno. No equilibro lo que ya funciona en Unidad. A mis ojos eres perfecto tal como eres.
A ojos de mis Hermanos Elementales, los desequilibrios individuales y humanos existen y cuando recibes su ayuda y sientes el equilibrio, puedes verme con claridad. Puedes ver que en verdad no había nada que equilibrar porque tú ya lo eres, eres puro equilibrio en vida.
Ese es mi mensaje, dentro de ti, respirando lo que tu respiras y llevando el aliento de Dios a todos y a todas partes. Eres luz, como Yo Soy. Eres aliento y respiración divina. Somos Uno. Somos Amor.”
...
Integra este mensaje, vívelo, experiméntalo y adéntrate en tu viaje. 
Adéntrate en tu viaje.
...

Lo que sientes, lo que vives es la belleza de la superación, una energía del Cosmos, hermana de la Transformación. Los Elementales nos van dejando huellas en el camino para cuando decidamos entrar en la aparente oscuridad de nuestros miedos y bloqueos para que ellos nos faciliten más el camino y sirvan de unión con los Arcángeles.
Respira, silencio.
Respira tu oscuridad y tu luz.
Respira tu Elemento como parte de ti.
Respira el Elemento que te ayuda a la Transformación.
Toda Superación o Transformación implica una transición y un sufrimiento humano. Los Elementales te guían, te ayudan pero no quitan de tu camino ese dolor. Te ayudan a mirarlo con otros ojos y a soportarlo de otra manera.
Sufrir es decidir mirar, decidir comprender.
Superar es dejarse ayudar, atravesar el camino más doloroso y salir a la luz con tu luz renovada y transformado en otra existencia más elevada.
...
...
Tú decides.
Tú actúas.
Tú comienzas.
Respira....
Respira el presente.
...
Respira el Elemento que siempre te ha acompañado, que forma parte de ti.
...
Gracias.
...
Respira el Elemento que has decidido que te ayude a superar y a evolucionar.
...
Gracias.
...
Gracias Elementales, gracias Madre, gracias Padre, gracias Cosmos, gracias Guías, Arcángeles.
...
Gracias a mi mismo y a quien llevo en mi, el Ser Uno, la Conciencia.
...
Gracias a la energía de los que hoy asisten que sostienen, me sostienen.
...
Respiro...
...
...
...
Poco a poco, voy recuerando la movilidad de mis ojos y vuelvo al presente tomando conciencia de mi respiración..
...
Regreso poco a poco.
...
Integro poco a poco mi mensaje.
...
Y respiro...
...
Gracias, gracias, gracias.

Cierre de Encuentros de Luz

Daremos fin a la sesión compartiendo impresiones, experiencias, pensamientos, sensaciones que se hayan tenido, quien así lo desee.
Repartiremos los mensajes canalizados.
Ofreceremos una oración de agradecimiento a los presentes, los Guías y seres de Luz.

Lugar:
BlueMoon Dansa Pilates Ioga,
Avinguda Mónaco, 37, 08917, Badalona.
Fecha y hora:
Viernes, 19 de abril a las 18 horas.
Recomendaciones: 
Agua.
Ropa cómoda, a ser posible de colores claros.
Esterilla, cojín o mantita para taparte durante la meditación.

Contacto:
Si quieres asistir a Encuentros de Luz o quieres contactar para recibir más información puedes encontrarme a través de facebook o gmail.

encuentrosdeluz.agartam@gmail.com

https://www.facebook.com/Encuentros-de-Luz-209847059572895/



Compartir:

Convocatorias Anteriores